1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Y si estoy en ASNEF por una deuda que ya se solventó?

¿Y si estoy en ASNEF por una deuda que ya se solventó?

Deudas ASNEF

Cualquier persona puede verse incluida en la lista de ASNEF. Si se tiene una deuda, por pequeña que sea, y esta ha sido reclamada de manera formal y no ha sido pagada, pasados tres meses sin abonar la cantidad adeudada, el acreedor puede incluir los datos de su deudor en un fichero de morosos.

Estar en una lista de morosos siempre causa algún tipo de perjuicio, ya sea un impedimento para solicitar dinero prestado a una entidad bancaria o a una empresa de capital privado, o tener dificultades para tratar con proveedores o posibles inversores de un negocio. En ASNEF se puede estar incluso por una deuda de cinco euros, ya que no hay un mínimo para que se incluya a una persona en esta lista. Pero, según la ley, para incluir a una persona en ASNEF, debe darse la circunstancia de ser a causa de una deuda cierta, vencida, exigible e impagada.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

El único modo de salir de ASNEF es pagando la deuda, pero puede ocurrir que dicha deuda ya haya sido pagada y se siga incluyendo en la lista.

He pagado mi deuda y sigo en ASNEF, ¿por qué?

Los datos de una persona no pueden estar en ASNEF por un plazo superior a seis años. Aunque no se pague la deuda, pasados seis años la empresa responsable del fichero de morosos debe retirar sus datos.

En el caso de haber pagado la deuda, la empresa que ha reclamado debe comunicar al responsable del fichero de morosos el pago de dicha deuda para que los datos del deudor sean retirados de la lista. Sin embargo, es posible que el acreedor no informe a ASNEF de que ya ha cobrado su deuda, y en ese caso los datos seguirán allí. Para saber si se está en ASNEF, es necesario consultarlo con la empresa responsable del fichero y, de estar por una deuda ya pagada, se deberá demostrar el pago.

Una vez que se ha demostrado que el pago ha sido realizado, el fichero tiene un plazo de diez días para retirar los datos de su lista de morosos. De no ser así, se puede ejercer el derecho a la rectificación.

También puede ocurrir que se esté en una lista de morosos por una deuda que no existe, en ese caso es posible pedir una indemnización por los perjuicios sufridos, los cuales será necesario demostrar. Esos perjuicios pueden ser la denegación de un préstamo o dificultades para contratar servicios, firmar un contrato de alquiler o pérdidas en un negocio.

¿Las deudas prescriben?

Las deudas pueden prescribir o caducar. Son dos situaciones distintas que pueden ser beneficiosas para el deudor, pues pasado un determinado plazo de tiempo no estará obligado a hacer frente a la deuda si su acreedor no ha realizado ninguna acción para reclamar el pago en el plazo de tiempo que legalmente tenía para hacerlo. La diferencia entre prescripción de la deuda y caducidad es:

Prescripción de la deuda

El Código Civil establece un plazo de tiempo para distintos tipos de dudas. Si durante ese plazo de tiempo no se ha realizado ninguna acción para reclamar lo adeudado, la deuda desaparecerá. Antes de que la deuda prescriba, el acreedor puede realizar una acción judicial para reclamarla, en ese caso queda parado el tiempo de prescripción y vuelve a empezar.

Caducidad de la deuda

Cuando no se reclama una deuda, ésta caduca a los cinco años. Si no se ha realizado ninguna acción para reclamar la deuda en ese plazo de tiempo, la deuda caducará.

El plazo de prescripción de una deuda

Aunque es mejor pagar todas las deudas que se tienen, no siempre es posible. Existen distintos plazos de prescripción para distintos tipos de deudas, estos son:

  • Deudas con la Seguridad Social o Hacienda. Prescriben pasados 4 años.
  • Deuda hipotecaria. Prescribe a los 20 años.
  • Deudas por préstamos concedidos por bancos. Si la deuda fue contraída entre el 7/10/2000 y el 7/10/2005, prescribirá a los 15 años, si ha sido contraída en otra fecha, los intereses y la deuda principal prescriben a los 5 años.
  • Deudas por el alquiler de la vivienda, el impago de suministros o la pensión de alimentos, prescriben a los 5 años.

Como hemos indicado antes, estos plazos se establecen en el caso de que la deuda no haya sido reclamada durante esos años. Si el acreedor realiza una acción legal para reclamar la deuda dentro del plazo, a partir de ese momento vuelve a empezar el tiempo que tiene para reclamar de nuevo. Esa reclamación se podrá hacer judicialmente o enviando un burofax con certificación de contenido al deudor recordándole que existe la deuda.

Cuando una deuda ha prescrito, es el deudor quien debe informar de ello y alegar que el acreedor no ha hecho nada para reclamarla durante el plazo de tiempo establecido. Si no hace tal alegación, el acreedor podrá reclamar la deuda aunque haya prescrito.