1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Top 5 situaciones de verano que requieren créditos rápidos

Top 5 situaciones de verano que requieren créditos rápidos

Cuándo es mejor pedir un minicrédito

Durante todo el año, podemos vernos en situaciones inesperadas en el momento menos adecuado, y encontrarnos en la necesidad de pedir dinero prestado. Entonces es cuando un crédito rápido nos sirve de gran ayuda. Pero los créditos rápidos, del mismo modo que todos los préstamos, son un compromiso que se acepta y se debe cumplir, por lo que no se debe frivolizar con la idea de solicitar un crédito rápido.

Antes de pedir dinero prestado, ya sea a una persona física, a una entidad bancaria o a una empresa prestamista de capital privado, es necesario pensar en si es indispensable. En cada época del año, sin que apenas nos demos cuenta, dependemos de ciertas cosas materiales que nos hacen la vida más fácil, también de algunas actividades que nos son necesarias. Cuando surge lo inesperado, se deben buscar soluciones, y los créditos rápidos son una de ellas.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Pero, ¿qué es exactamente un crédito rápido? Básicamente, se trata de una cantidad económica que concede una entidad prestamista de capital privado a una persona determinada tras cumplir unos requisitos. Generalmente, y sobre todo si se es un nuevo cliente, no será una cantidad de dinero muy elevada, y también dependerá de los ingresos con los que cuente el solicitante.

Los créditos rápidos son concedidos en cuestión de 10-20 minutos, en la mayoría de las empresas prestamistas, pero se han de devolver en un corto plazo de tiempo, por lo general en 30 días, dependiendo de la cantidad prestada. Así, antes de solicitar un crédito rápido se ha de tener la seguridad de que se va a poder hacer frente a la deuda. El pago de los créditos es importante para no tener problemas en el futuro, por lo que han de tener prioridad sobre otros gastos.

¿En qué situaciones es necesario pedir un crédito rápido en verano?

En verano, hay algunas situaciones que nos pueden poner difícil el día a día si no contamos con dinero para hacerles frente, un contratiempo puntual se puede convertir en un malestar duradero. Entonces, un crédito rápido puede ser la mejor solución. Aunque en ocasiones es posible dejar para más adelante la búsqueda de soluciones y esperar a contar con algo más de dinero, en otras es imprescindible hacer frente a la situación lo antes posible. Algunas situaciones en las que puede ser necesario pedir un crédito rápido pueden ser:

Se estropea la nevera

En verano, los alimentos se deterioran más rápidamente, al año tiramos toneladas de alimentos, casi la mitad de ellos son frutas y verduras. Si nos parásemos a calcular el gasto que nos supone a cada persona, nos daríamos cuenta de la importancia que tiene conservar los alimentos de la manera adecuada y comprar solo lo que estamos seguros que vamos a consumir.

Durante todo el año, los alimentos deben conservarse de manera adecuada en la nevera, pero es especialmente importante durante el verano. El problema viene cuando se estropea el frigorífico durante los días de calor. En ese caso, sí es necesario pedir un crédito rápido para reparar el electrodoméstico o comprar uno que sea barato. Se pueden encontrar neveras de segunda mano por precios que son asequibles en momentos de necesidad.

La vida social es muy importante

Durante todo el año es vital tener vida social. Es necesario para la salud mental y la psicológica, y también para encontrar nuevas oportunidades. Entre nuestros gastos fijos, debemos contar con reunirnos con los amigos aunque sea una vez a la semana. Pero algunas actividades requieren un dinero que quizás no tengamos en un momento determinado, un crédito rápido puede ayudarnos a llevar una vida social sana y normal.

Es necesario viajar, aunque sea al pueblo de al lado

Durante el verano, apetece más salir de nuestro entorno y vivir otras experiencias. Quizás no contemos con el dinero suficiente para hacer el viaje de nuestra vida, pero incluso en el pueblo más cercano se puede encontrar la oportunidad de experimentar nuevas situaciones. Además, es posible conocer a nuevas personas de otros lugares, siendo el intercambio de ideas y el conocer nuevas costumbres de gran ayuda para el aprendizaje de la vida. Pero no siempre se tiene dinero para poder ir al lugar que queremos, aunque esté cerca. En esos casos, un crédito rápido nos puede ayudar a disfrutar del verano y sus experiencias.

Estás en el extranjero y te has quedado sin dinero

Has hecho un viaje al extranjero y, ya sea porque has tenido algún incidente que ha sido necesario pagar para solventarlo, o porque no has calculado bien el dinero con el que contabas, te has quedado sin dinero. No tener dinero en un país que no es el tuyo puede suponer un problema. Entonces, debes saber que, aunque te encuentres en el extranjero, puedes solicitar un crédito rápido si eres mayor de edad, vives en España de manera permanente y si eres titular de una cuenta bancaria perteneciente a un banco español. También deberás contar con unos ingresos regulares suficientes para hacer frente al pago del crédito.

Necesitas un fontanero

Durante todo el año utilizamos agua, pero es especialmente en verano cuando más la vamos a echar de menos si se nos rompe el grifo de la ducha o se obstruye una tubería. También si tenemos un grifo que gotea deberíamos considerar el gasto que ello nos supone a lo largo del año. En esos casos, es necesario contar con un fontanero, pero no siempre es posible poder pagarlo. Esta también sería una situación que implica recurrir a un crédito rápido.