1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Todo lo que te ahorras con los créditos rápidos sin papeles

Todo lo que te ahorras con los créditos rápidos sin papeles

Uno de los mayores inconvenientes a la hora de tener que conseguir financiación de inmediato, es el tener que hacer papeleos que hacen perder tiempo.

Buscar la documentación que pide la entidad bancaria (DNI/NIE, cuenta bancaria, rentas, nóminas, justificantes, IRPF, etc), fotocopiarla o escanearla, enviarla por email o por vía postal yendo a una mensajería… Son tantos los procesos que hay que hacer a la hora de pedir un préstamo convencional, que si te ofrecen ahorrarte todo este proceso, es una gran ventaja, sobre todo en comodidad y más rapidez en la gestión, por lo que se puede obtener el dinero solicitado enseguida.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Por eso, los llamados créditos rápidos sin papeles son el producto financiero estrella en cuanto a rapidez y comodidad.

¿Qué son los créditos rápidos sin papeles y qué características tienen?

Son productos financieros exprés: tanto la solicitud, como el estudio, la gestión y la transferencia del dinero se hace en menos de 24 horas, simplemente porque pueden tramitarse de formas diferentes a como los hacen los préstamos convencionales: se pueden tramitar todo por Internet (o teléfono si no se puede), y no piden documentación.

Evitar estos dos pasos hace que todo el trámite se acelere mucho, por lo que el cliente no tiene que molestarse en recoger, copiar y enviar su documentación, y puede hacer toda la gestión desde su casa, oficina o donde se encuentre si lo hace en un dispositivo móvil.

Los créditos rápidos sin papeles son la solución perfecta para poder obtener financiación de forma inmediata y poder solventar así cualquier imprevisto.

Existen básicamente dos tipos de créditos rápidos sin papeles:

  • los mini créditos rápidos: se puede obtener una pequeña cantidad de dinero en préstamo (hasta 800 euros), a devolver hasta en 60 días, según compañía crediticia.
  • los créditos rápidos: se pueden obtener hasta 5.000 euros a devolver en máximo 2 años, según casos.

¿Cuáles son los mejores créditos rápidos sin papeles?

Por sus condiciones, popularidad y forma de gestionar los créditos, estos son los más valorados por sus clientes:

Mini créditos rápidos sin papeles

Minicrédito PepeDinero: conceden hasta 250 € para nuevos clientes y puedes disfrutar de descuentos gracias a su Programa Padrino (trayendo conocidos a que soliciten un crédito con ellos). Se hace todo vía online y permiten un reembolso anticipado gratuito, así como a clientes que estén en ASNEF.

Minicrédito QuéBueno: conceden hasta 300 € para nuevos clientes en sólo 15 minutos. Con la promoción que tienen, te hacen un 10% de descuento. Aceptan clientes que estén en ASNEF.

Minicrédito Wonga: conceden hasta 300 € para nuevos clientes a devolver en máximo 60 días. El primer minicrédito no tiene gastos, permiten la devolución anticipada gratuita pero no clientes con ASNEF.

Micropréstamo Ferratum: conceden hasta 300 € para los clientes nuevos en sólo 15 minutos. Admiten hasta 2 prórrogas, todo se hace vía online y no aceptan a clientes con ASNEF.

Minicrédito Dineo: se puede solicitar de forma presencial u online el primer minicrédito de forma gratuita y sin costes. Conceden hasta 300 € para nuevos clientes en sólo 8 minutos y aceptan a clientes que estén incluidos en ASNEF.

Minicrédito Vivus:  conceden el primer minicrédito gratis hasta 300 € para nuevos clientes en sólo 15 minutos. No aceptan a clientes con ASNEF.

Minicrédito MoneyMan: conceden hasta 400 € para nuevos clientes a devolver en máximo 2 meses. Permiten solicitar prórrogas, tienen un programa de idealización con descuentos, pero no aceptan a clientes con ASNEF.

Minicrédito Kredito24: conceden hasta 750 € para nuevos clientes y hasta 1.200 euros para los clientes veteranos. Se debe devolver en 1 mes, te ingresan el dinero en sólo 15 minutos, todo se tramita vía online, permiten hacer una devolución anticipada gratuita y aceptan clientes que estén en ASNEF.

Minicrédito NetCredit: conceden hasta 800 € para nuevos clientes en sólo 15 minutos, permiten una prórroga de 30 días y un reembolso anticipado gratuito, pero no aceptan clientes que estén en ASNEF.

Créditos rápidos sin papeles

Crédito rápido Zaplo: conceden hasta 2.500 €, permiten aplazar una cuota si lo necesitas, no es necesario que cambies de banco, puedes usar el dinero para lo que quieras y no aceptan a clientes que estén incluidos en ASNEF.

Crédito Directo Cofidis: es de los más económicos. Conceden hasta 4.000 € en 24 horas a devolver en máximo 41 meses. No tiene comisiones, no es necesario cambiar de banco, y no aceptan a clientes que estén en ASNEF.

Crédito rápido Monedo Now: conceden hasta 5.000 € en pocos minutos. No es necesario cambiar de banco, no se hacen papeleos, todo se hace online, no hay que justificar el porqué quieres el dinero y sí aceptan a clientes en ASNEF.

¿Cómo se solicitan y tramitan los créditos rápidos sin papeles?

Como habrás podido deducir, de una forma muy cómoda y rápida.

Simplemente, deberás entrar a cualquier página web de la compañía crediticia que tenga este tipo de producto financiero, y hacer una simulación del crédito a solicitar. Para ello, deberás introducir en el simulador: la cantidad de dinero a solicitar y el plazo de tiempo en que vas a devolverlo. En algunos simuladores te indican que pongas la cuota que estás dispuesto/a a pagar. Otros indican de forma instantánea el tipo de interés que pagarías según los datos que estás poniendo en el simulador.

Puedes emplear también comparadores para ver qué tipo de crédito rápido sin papeles te interesa más para tu caso.

Una vez estudiado bien cada simulador y visto sus condiciones, gastos y cuota que te quedaría a pagar, llega el momento de hacer la solicitud. Aquí, aparte de poner los datos que habías puesto en el simulador del crédito (cantidad, plazo o cuota), deberás indicar: la información personal, los datos de contacto, la situación económica y la situación laboral. En cada apartado deberás indicar lo que te pidan.

Una vez rellenados todos los datos de la solicitud, se envía a la compañía crediticia.

Cuando lo reciben, los gestores analizan tu caso mediante estos datos facilitados, accediendo a los ficheros de datos de morosidad, y accediendo a bases de datos como, por ejemplo, con las aplicaciones de identificación de datos: Instantor o Pich. Estas aplicaciones permiten a los gestores ver en tiempo real tus antecedentes financieros y de crédito anteriores, así como tu situación financiera. Esto permite al gestor analizar tus datos de forma instantánea y así evitarte enviar documentación y acelerar toda la gestión.

Se te notificará si te han aprobado o no el crédito. Si es así, te enviarán vía email un contrato para que leas detenidamente las condiciones, las apruebes y lo devuelvas firmado.

Una vez recibido el contrato firmado y aprobado, la entidad financiera te hará la transferencia del dinero a tu cuenta bancaria en cuestión de minutos o pocas horas.