1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Soy pensionista, ¿puedo pedir un crédito inmediato?

Soy pensionista, ¿puedo pedir un crédito inmediato?

credito pensionista

Si eres pensionista, puedes acceder a créditos pensionistas de hasta 50.000 euros. Lo importante para la entidad financiera es que tengas una fuente de ingresos estable y periódica. Tu pensión es una alternativa tan válida como la nómina para poder solicitar un préstamo.

Estos factores son importantes si eres pensionista

Hay varios factores que los prestamistas pueden valorar, en mayor o menor medida, antes de otorgar un crédito. Por ejemplo, la edad del cliente es importante (si es muy mayor puede aumentar el riesgo de impago). Los prejubilados son los mayores de 65 años que han llegado a un acuerdo con la empresa para obtener una pensión hasta llegar a la edad de la jubilación. Este grupo es quien tiene más cómodo el acceso a un crédito y bajo condiciones muy favorables. Sin embargo, un banco puede pedir como garantía contratar un seguro de vida o de protección de pagos.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Los jubilados menores de 75 años también están en una situación favorable para solicitar préstamos pensionistas (esta es la edad máxima para algunos prestamistas)

En cambio, los mayores de 75 años sí pueden conseguir mayores obstáculos para una financiación. En la mayoría de los casos, debe existir un aval como garantía de pago. Las entidades financieras lógicamente serán cautelosas de otorgar préstamos de largo plazo a un pensionista, por lo que los plazos de devolución serán en un tiempo menor.

Ten a la mano la documentación necesaria

Para otorgar préstamos a pensionistas, el primer requisito es tener los ingresos suficientes para garantizar la devolución del dinero y los intereses. 75 años es la edad máxima para acceder a un crédito, como hemos señalado, pero factores como la capacidad de reembolso y el prestamista pueden hacer variar la situación.

¿Tienes un seguro de vida? Muchos prestamistas lo tienen como segundo requisito para garantizar la amortización del crédito. Esta garantía extra le asegura al prestamista contar con un aval para siempre recuperar su dinero.

Es también importante que tengas uno o tres recibos de las últimas pensiones para que certifiquen la regularidad del ingreso.

Otros documentos importantes son la acreditación de pensionista o jubilado, el DNI/NIE y los últimos movimientos bancarios.

Con esta documentación, las trabas serán pocas para que puedas acceder a un crédito pensionista. Una vez recibida la documentación, la entidad se encarga de verificar la solvencia, contrastar la información del formulario y que los datos estén actualizados.  

Algunos productos financieros para los pensionistas

Hay una gran variedad de productos financieros para los pensionistas, algunos son de la banca tradicional, pero los créditos alternativos son de más fácil acceso y vienen muy bien en situaciones de urgencia.

Por ejemplo, un pensionista puede optar por un minicrédito de 1200 o 2000 euros. Estas sumas de dinero pueden ser aprobadas hasta en 15 minutos y no hace falta mucho papeleo para su aprobación, ni siquiera hace falta un aval. En 30 días, se puede devolver el dinero (pago único) más los intereses en favor del prestamista. Estos créditos no necesitan de una justificación escrita para explicar cómo se usará el dinero acreditado, de manera que puedes usarlo para lo que quieras.

Los préstamos personales se pueden usar para cualquier necesidad, como una reforma integral en la casa, la compra de un coche, etc. En estos casos, como pensionista puedes recibir hasta 60.000 euros para pagarlo en un plazo de 10 años (el coste de 8% TAE).

Otra opción financiera es la hipoteca inversa, pudiendo obtener un complemento de los ingresos al usar la vivienda como garantía para el reembolso. El objetivo es convertir el inmueble como una remuneración mensual que el banco aceptará para nuestro beneficio.

Cada préstamo responde a una necesidad, si surge una emergencia que debe ser solventada en corto plazo, un minicrédito es una alternativa con buenas ventajas. Si queremos complementar el dinero de la pensión, la hipoteca inversa es un producto adecuado.

¿Y si estás en ASNEF?

Sí puedes pedir un préstamo, pero no podrás hacerlo en la banca tradicional, solo con prestamistas privados o intermediarios. No importa la edad, estar inscrito en los ficheros de morosos siempre será una limitación y para un prestamista esto es una señal de riesgo. Aunque conseguir un crédito con ASNEF ya no es una tarea tan complicada como en el pasado, todavía pedirán una serie de requisitos mínimos para demostrar la solvencia.

Los préstamos con ASNEF son por cantidades mínimas que pueden oscilar entre los 200 y 500 euros. El origen de la deuda es importante, en caso de ser financiero (hipoteca o préstamo), rechazarán la solicitud.

Como pensionista, tienes un sinfín de oportunidades para que tu vida sea más tranquila. Para cualquier emergencia, puedes contar con créditos pensionistas que van de acuerdo a tus necesidades. Estos productos financieros son la solución para poder afrontar tus gastos.