1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Si pago el total de mi préstamo personal, ¿puedo solicitar otro el mismo día?

Si pago el total de mi préstamo personal, ¿puedo solicitar otro el mismo día?

Un préstamo personal, también conocido como un préstamo en cuotas, nos ofrece una cantidad fija de dinero. Normalmente, recibimos el total una vez que cerramos la contratación del préstamo con el banco, pero deberemos empezar a pagar intereses sobre la cantidad total inmediatamente después. El préstamo personal suele tener un pago fijo, así como una tasa de interés fija.

Si buscamos solicitar un préstamo personal, la entidad financiera es quien estipula las condiciones básicas para poder recibir este tipo de financiación. A pesar de que existen unas condiciones comunes que deben cumplirse, los requisitos dependen del tipo de crédito a solicitar y de la entidad financiera.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

En principio, los departamentos de riesgos de cada entidad, encargados de estudiar los perfiles crediticios de los solicitantes de un préstamo, tienen sus propios criterios a la hora de determinar si conceden o no el dinero. En muchos casos, nos ayudará disponer de un aval, pero, de cualquier manera, los requisitos mínimos e indispensables para recibir el préstamo son ser mayor de edad y acreditar que se podrá devolver el dinero en el plazo de tiempo acordado.

Además, muchas entidades de crédito también tienen en cuenta nuestro historial crediticio, por lo que, si contamos con alguna deuda pendiente, será muy probable que rechacen nuestra solicitud.

Para llevar a cabo el análisis de riesgo, se nos pedirán una serie de documentos, entre ellos justificantes de ingresos periódicos (nóminas, rentas por alquileres…), recopilación de bienes y activos que conforman nuestro patrimonio y nuestra situación financiera (si existen otros préstamos o deudas) e historial laboral y crediticio (si se ha estado incluido en un fichero de morosidad, como Asnef o RAI).

(Párrafo a destacar dentro del texto: En principio, si cumplimos con todos los requisitos, salvo que el banco o la financiera tenga alguna norma al respecto, podemos volver a pedir un crédito cuando queramos, incluso aunque no hayamos terminado de pagar el anterior).

Recuerda que en nuestro comparador de préstamos de Crediteria recogemos las mejores ofertas y las condiciones para conseguir el préstamo personal que más te puede interesar.

¿Por qué pedir un préstamo?

Habitualmente se pide un préstamo para hacer frente a un gasto para el que no se dispone de la liquidez suficiente. Puede tratarse de la compra de un coche, un ordenador, la realización de unos estudios, como una carrera o un máster, hacer obras en casa, comprar un electrodoméstico, pagar una intervención médica o un tratamiento, emprender un negocio o liberarse de otra deuda.

En nuestro comparador, recopilamos los préstamos que comercializan las entidades que operan en España, con todos los detalles y revisados a diario. Así, puedes encontrar toda la información actualizada sobre el tipo de interés que añaden, si exigen o no vinculaciones, las comisiones que aplican, los importes mínimos y máximos que se pueden pedir, los plazos de amortización, etc.

Los préstamos están divididos por finalidades y también se puede simular cómo quedarán las cuotas a través de nuestra calculadora. Disponemos de la información necesaria para analizar las características de todos los préstamos y determinar cuál se ajusta más a tus necesidades y tu perfil. 

La recepción del dinero de un préstamo también dependerá de varios factores. Entre ellos, la entidad a la que se solicita el préstamo (si se trabaja o ha trabajado en algún momento con ella y dispone de nuestro historial), el importe de financiación, cuánto se demora la entrega de la documentación requerida, el perfil del cliente, el tipo de préstamo que se pide, etc. 

Así, si se solicita a la entidad habitual, se cumplen con todos los requisitos y se entrega la documentación necesaria en el plazo acordado, la recepción puede alargarse unas 72 horas, desde que se sabe que el préstamo ha sido concedido hasta que el dinero queda ingresado en cuenta. 

Si se solicita a un banco nuevo, se deberá esperar más tiempo, en ocasiones un mes, ya que el departamento de riesgos entra a analizar el perfil del cliente (de si va a poder cumplir con los pagos, si ha estado en un listado de morosidad…), la documentación y el importe que ha pedido, así como finalidad del préstamo.

Plazos recomendados para pagar un préstamo

Como en otros aspectos relacionados con los préstamos, no existe el plazo ideal, ya que son varios los criterios que determinan los plazos de amortización de un préstamo y pueden variar en función de la entidad. No obstante, los más comunes son el importe solicitado, la finalidad y el perfil del cliente. 

En este sentido, una cantidad pequeña puede ser retornada en un plazo corto, en cuestión de meses, mientras que una más elevada puede alargarse varios años (lo más habitual, hasta 10 años).

Cabe tener en cuenta que, habitualmente, cuanto mayor es el plazo de amortización, el interés suele ser más elevado (se paga más por el préstamo), ya que la financiera puede entender que existe más riesgo de impago. Por lo tanto, el plazo recomendable es aquel que no se alargue de forma innecesaria pero que las cuotas sean asumibles.