1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Se habla mucho del TAE, pero… ¿qué es el TIN?

Se habla mucho del TAE, pero… ¿qué es el TIN?

que es el tin

A la hora de contratar un préstamo, una inversión o una financiación cualquiera, nos encontramos con dos siglas el TIN y el TAE. El TAE (Tasa Anual Equivalente) es un poco más conocida, pues es un dato que generalmente es mostrado por las calculadoras de las páginas webs donde se ofrecen productos financieros como préstamos rápidos, créditos, minicréditos, etc. Sin embargo, hay otro factor financiero a tener en cuenta y que también está relacionado con estos productos, el TIN (Tipo de Interés Nominal). Veamos a continuación de que se trata.

¿Qué es el TIN?

El Tipo de Interés Nominal, más conocido como TIN, es el porcentaje fijo que se pacta con la entidad financiera o banco como pago por el dinero prestado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este dato por sí solo, no es indicativo de cuanto nos va a costar el préstamo, porque no tiene en cuenta una serie de gastos que van asociados a dicha operación. Es decir:

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
  • Este interés no considera las comisiones por gestión y otros gastos que paga el solicitante
  • Siempre se refiere a un período en concreto
  • Tampoco estima la periodicidad de los pagos

Para sopesar este inconveniente, desde 1980 el Banco de España obliga a las entidades financieras a publicar a cuánto asciende el coste efectivo de los préstamos o créditos que conceden, o lo que es lo mismo, a publicar la Tasa Anual Equivalente o TAE. Así es mucho más fácil para las personas comparar cuál es la mejor opción en el momento que están escogiendo por qué préstamo decantarse.

Diferencias entre TIN y TAE

1.- El TIN viene a ser solo una parte de lo que se paga por el préstamo concedido. El TAE tiene en cuenta el TIN, el plazo del préstamo y las comisiones u honorarios por gestiones, en el caso que las hubiere.

2.- El TIN por sí solo no indica el coste total de un préstamo. Por su parte el TAE, al incluir el TIN y el resto de los costes, nos proporciona una visión más cercana al coste total de un préstamo.

3.- El TIN es muy fácil de calcular, en cambio el TAE tiene una fórmula matemática un poco más complicada.

Entre ambos valores, ¿a cuál se debe prestar más atención al solicitar un préstamo?

El TIN es un valor fijo que no incluye los otros costes que normalmente lleva un préstamo. En cambio el TAE incluye el TIN y el resto de las comisiones que generalmente aplican las entidades financieras.

Es probable que al ver el TIN tengas la impresión de que un producto financiero es más barato, cuando en realidad, el resto de las comisiones que este dato no contempla, puede encarecer el coste total del préstamo o crédito.

Es por esta razón que, si bien hay que poner atención al TIN como un interés fijo que se aplica al préstamo, es el TAE el dato que se acerca más al coste total del producto, por lo tanto, es el valor más importante a considerar.

¿Cómo afectan el TIN y el TAE a un préstamo?

La mejor forma de ver cómo afectan estos valores a un préstamo es mediante ejemplos prácticos, veamos este ejemplo de un préstamo con diferentes TIN:

Si optamos por un préstamo de 10.000 €, con un TIN del 8%, un seguro de protección de pagos de 20 € anuales y una comisión de apertura del 1%, el TAE que resulta es del 9,1876%, más de un punto del TIN.

Obviamente, este préstamo saldrá más caro que otro donde el TIN sea de 9%, pero que no tenga ni comisiones ni ningún otro gasto asociado. Si comparamos estos hipotéticos casos, el préstamo con un TIN mayor resultará siempre ser más barato, porque no tiene comisiones ni gastos y su TAE será menor.

Cuándo te hablan del TIN, ¿qué es necesario considerar?

Es común que algunas entidades a la hora de ofrecer un producto financiero, muestren el TIN, pues al ser un interés fijo y no incluir otros costes, es más bajo y, por consiguiente, más atrayente para quienes están buscando opciones de préstamos o créditos.

Sin embargo, es importante que siempre que una compañía prestadora te hable del TIN, preguntes también por el TAE, que es la tasa que más se acerca al coste total de un préstamo.

Otro aspecto que debes tener en cuenta es si el TIN que te están ofreciendo es mensual o anual. Si es mensual, debes multiplicar este valor por 12 y ese sería su valor anual. Por ejemplo, si te ofrecen un TIN de 1%, su valor nominal anual es de 12%.

En este sentido, uno de los casos más comunes que nos podemos encontrar son los de las tarjetas de crédito. Cuándo te dicen que solo aplican un TIN de 2,5% mensual, en realidad estás pagando un 30% anual.