1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Sanciones por impago de préstamos personales online

Sanciones por impago de préstamos personales online

sancionado por impagos

Solicitar préstamos o créditos es una tarea que se ha facilitado gracias a internet, puesto que con tan sólo unos cuantos clics y teclear un poco podrás obtenerlo sin moverte de casa. Ahora todos los trámites los puedes hacer vía online, ya sea con un banco o con prestamistas independientes.

Pero a pesar de su sencillez, todo préstamo implica un compromiso para que, de acuerdo al plazo establecido vayas reembolsándose el dinero, teniendo en cuenta unas cuotas establecidas.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Todo esto queda estipulado en un contrato que firmas y que a su vez indica que al dejar de pagar habrán una serie de consecuencias.

Sanciones por impagos

  1. Las sanciones en primer lugar son de tipo económico, deberás pagar desde el primer día de atraso unos intereses los cuales son elevados.
  2. Aparte de los intereses, tu deuda seguirá incrementándose, ya que te cargarán comisiones por reclamación que tienen un costo de 25€ o 30€, incluso pueden ser más altas. Estas cantidades se cobran para amortiguar el costo que representa para la entidad recuperar el dinero impagado. Asimismo, también han de cobrarte comisión por estar en números rojos. Esto implica que al atrasarte pagarías un monto mucho mayor al que pediste inicialmente.
  3. Existen también sanciones a nivel judicial, donde los prestamistas pueden acudir a tribunales alegando que incumpliste con el contrato inicial. Esto puede darse a los 3 o 4 meses impagos, aunque normalmente dejan pasar 6 meses. Generalmente es un proceso engorroso que se hace para los créditos grandes, las entidades buscan manejar los microcréditos con intereses elevados, para así protegerse, dichos préstamos son aquellos con importe de alrededor de 1000€. Para estos buscan refinanciar la deuda, alargar el plazo de pago o dar un periodo de carencia, evitándose los gastos del proceso judicial.
  4. Una de las consecuencias que implica el impago, tiene que ver con el la insistencia para saldar el pago por parte de la misma empresa, puesto que tienden a realizar bastantes llamadas y notificaciones respecto a los pagos incumplidos.
  5. Como en los préstamos colocas tus bienes como garantía, si no cancelas o fallas al reembolsar el crédito, embargarán algunas de tus posesiones, es decir que se las llevaran como medio de pago.  Dentro de estos bienes pueden estar tu casa o coche, así como el dinero de otras cuentas bancarias, con tal de saldar la deuda. Estos procedimientos van de la mano del dictamen del juez, al que acuden tras iniciar la reclamación judicial. En esto se pueden incluir bienes presentes o incluso futuros.
  6. En caso que cuentes con avalistas, esto también serán tomados como responsables de la deuda y por lo tanto están expuestos a las consecuencias. Las entidades, pueden quedarse con los bienes de estos en caso que el titular del préstamo no tenga con qué pagar.
  7. Asimismo, te incluirán en los listados en los que se registran a los morosos, como por ejemplo el ASNEF, RAI u otros. Dichos registros son los que reconocen las entidades financieras a la hora que vayas a realizar cualquier otro trámite. En estos puedes estar hasta por 6 años, afectando drásticamente la adquisición de servicios. Si se trata de prestamistas o entidades privados, más rápido colocan los morosos en dichos listados en comparación con los bancos.
  8. Como tu perfil o expediente se ve perjudicado puede que ya no puedas optar a recibir ayuda financiera del estado, como por ejemplo las becas. Igualmente, no optarás a otros créditos.

En general, al solicitar un crédito no sólo debes considerar los trámites presentes a realizar, o la urgencia de dinero; es de suma importancia tomar en cuenta el futuro y planificar los recursos con los que contarás tus deudas.

Lo mejor que puedas hacer cuando notes que empiezas a ahogarte y se te complica cumplir con las cuotas, es asistir o ponerte en contacto con el prestamista y evaluar las opciones con las que cuentas, reajustar el plan de pago, pero nunca dejar de pagar porque la deuda sólo irá a más.

Ten en cuenta que si bien el contrato que firmas es una forma de respaldarte y proteger el acuerdo, lo es también para el prestamista la base con la que se llevarán a cabo las sanciones. No descuidar la letra pequeña y ser consciente del compromiso que se adquiere es fundamental.

Asimismo, debes saber que, aunque logres saldar tus deudas, si incumpliste durante un tiempo, tu expediente ya se encuentra manchado y quizá estés en el registro de morosos. Por ende, en el futuro podrás tener más dificultades para realizar otros trámites financieros, ya que buena parte de las entidades se valen de dichos registros como puntos de referencia al conceder préstamos.

Sólo siendo conscientes de las sanciones a las que te puedes enfrentar por impago y tu liquidez tendrás que valorar si vale la pena asumir ese riesgo y solicitar el préstamo.