1. Crediteria.es
  2. >
  3. Razones para saberlo todo de los créditos rápidos

Razones para saberlo todo de los créditos rápidos

Conseguir liquidez de forma inmediata para sufragar cualquier imprevisto es muy sencillo gracias a los créditos rápidos.

Años atrás, los consumidores venían reclamando una financiación más rápida y flexible con el fin de obtener créditos de cuantías relativamente modestas y para los que la antigua banca ponía demasiadas trabas.

Es una realidad el hecho de que la revolución tecnológica ha permitido prescindir de numerosos trámites burocráticos para conseguir el mismo resultado: la financiación de imprevistos económicos.

En la actualidad, el cliente no va a tener que permanecer durante largas colas de espera para que le den respuesta a la solicitud de cierta cantidad de dinero. Se suprime el requisito de entrega de documentación en soporte físico y la necesidad de que el solicitante del crédito tenga que acudir personalmente a las oficinas bancarias para que su procedimiento de solicitud se vea cursado.

¿Por qué resultan tan sencillos?

Acertadamente, la constante aparición de nuevas entidades privadas de crédito ha ido incrementándose en gran medida, lo que permite ofertas de productos económicos con precios más competitivos.

Ello ha permitido que el abanico de opciones entre las que el cliente tiene la oportunidad de escoger sea cada vez mayor, de ahí que resulte tan fácil que el cliente encuentre lo que exactamente está buscando tan brevemente.

Las nuevas tecnologías y, en concreto Internet, han permitido que la tramitación de los créditos rápidos se haya visto acelerada de una manera notable, teniendo la posibilidad de disfrutar del dinero deseado en apenas unos minutos.

¿Cuál es el proceso a seguir? Al tramitarse todo el procedimiento vía online, todo cuanto necesita el consumidor se ciñe a la presentación de una breve documentación que se lleva a cabo mediante su envío a la dirección de correo electrónico que facilite la financiera en cuestión.

Por otro lado, una vez que el cliente acceda a la página web de la entidad correspondiente, deberá rellenar un formulario con una serie de preguntas básicas relativas al monto solicitado y el número de plazos en que va a procederse a su devolución.

A continuación, la entidad prestamista examinará si el posible cliente reúne los requisitos exigidos y emitirá una propuesta, accediendo o no a su solicitud. En caso afirmativo, se procederá a ingresar la suma de dinero solicitada en el número de cuenta que haya facilitado el usuario.

¿Qué necesito para disfrutar de créditos rápidos?

A groso modo, para obtener créditos rápidos se requiere normalmente cumplir con unos requisitos generales, a saber:

Fotocopia del Documento nacional de Identidad (o NIE), que como hemos visto, se debe adjuntar al correo electrónico que vaya a enviarse a la financiera.

Número de cuenta donde se efectúe el ingreso de la suma prestada y, a través de la cual, se va a proceder al pago de las cuotas periódicas de devolución.

Teléfono de contacto o correo electrónico del usuario solicitante del crédito.

Como podemos observar, para esta clase de solicitudes ya no se exige la presentación de nóminas de los últimos dos meses, certificados de ingresos periódicos, historial laboral ni declaraciones de la renta del año anteriores a la solicitud.

Asimismo, la solicitud de los créditos rápidos a los que venimos aludiendo se va a tramitar sin exigencia de aval bancario.

¿Cuáles son las principales ventajas que ofrecen?

Uno de los valores que más atención presta todo consumidor que acude a los créditos rápidos para obtener liquidación es, sin duda alguna, el tipo de interés aplicable, las posibles comisiones y otros gastos extra.

Debido al elevado número de entidades financieras de carácter privado existentes, se consigue obtener créditos a un tipo de interés realmente bajo. Además, muchos créditos rápidos se conceden sin comisiones de apertura y sin ningún tipo de gasto adicional.

La flexibilidad de estos productos es otro punto a su favor. El cliente puede escoger el número de plazos en los que va a devolver el total de la cuantía prestada, de manera que sus ingresos mensuales no se vean comprometidos.

Por otro lado, no hay necesidad de que el cliente señale los motivos por los que ha decidido solicitar el crédito; no importa que necesite el dinero para hacer frente a un imprevisto o para hacer un pequeño viaje.

¿Hay más razones para solicitarlos? En este caso la respuesta es sí. La accesibilidad de los créditos rápidos es tal que incluso se puede pedir el dinero durante el fin de semana. No es necesario esperar al lunes para tener en la cuenta bancaria el dinero necesario para hacer frente a una multa a un imprevisto médico.

Además, muchas empresas privadas de créditos ofertan productos incluso a clientes incluidos en ficheros de morosidad tales como ASNEF  o RAI.

Para escoger entre las múltiples modalidades existentes, los comparadores de créditos online funcionan como herramienta tremendamente útil para contrastar y ofrecer las óptimas ofertas, facilitando que el cliente escoja lo que exactamente busca y al mejor precio.