1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué son los préstamos con garantía personal?

¿Qué son los préstamos con garantía personal?

que es un credito rapido

Hoy en día, existen diversos tipos de préstamos o créditos y, entre ellos, encontramos los préstamos con garantías personales. A continuación, te contamos todo lo que debes saber sobre los mismos.

En líneas generales, un préstamo con garantía personal es aquel que te otorga una entidad bancaria sin que haya que hipotecar algún bien. La garantía viene dada por la solvencia de la persona que los solicita.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Un préstamo con garantía personal se materializa mediante un contrato entre la entidad financiera o banco y el interesado o solicitante, llamado prestatario. A través del mismo, se otorga una cantidad de dinero que el prestatario se compromete a devolver de acuerdo al plazo acordado, junto con los intereses pactados y los gastos que se originen del trato o negociación.

Los préstamos personales son también denominados préstamos de consumo, ya que suelen ser empleados para adquirir un coche, o mejorar el que se tiene, para remodelar algo en casa,  cambiar los muebles o realizar algún viaje, e incluso para realizar la celebración de una boda.

Hay detalles que tener en cuenta antes de solicitar un préstamo, como los siguientes:

  • Tipo de interés a pagar
  • Comisiones por inicio de la negociación y culminación de la misma
  • Plazos para pagos parciales o totales de la deuda contraída
  • Gastos adicionales
  • Cantidad a pagar mensualmente

 

Los intereses a cobrar dependerán de las tasas que utilice la entidad y es muy importante tener en cuenta además de la tasa nominal, la tasa anual efectiva o equivalente, el TAE. Esto debe ser así porque si solo observamos la tasa nominal nos llevaremos una sorpresa con los intereses que se calculan utilizando el TAE, lo que conlleva gastos más elevados que los de la tasa nominal.

En cuanto a las garantías dadas para solicitar un préstamo personal, el solicitante pone en manos de la entidad todos sus bienes, los que posee en el momento de la negociación y cualquier otro que pueda adquirir después de la misma; pueden ser muchos o muy pocos.

Esta es la principal diferencia entre un préstamo hipotecario y un préstamo personal. Y es que en los préstamos hipotecarios, además de las garantías personales, queda el bien hipotecado que será propiedad del banco en el caso de incumplir con los pagos acordados.

Al otorgar un préstamo personal, es mayor el riesgo para la entidad bancaria; esto se traduce en una tasa de interés más elevada que la de los préstamos hipotecarios, así también, los plazos para cancelar la deuda contraída suelen ser menores.

Con todo, se puede concluir que un préstamo personal termina siendo más caro que un préstamo hipotecario y con menos tiempo para pagarlo en su totalidad. Además, es muy probable que la suma dada en un préstamo personal sea menor que la que puedes obtener de un préstamo hipotecario.

Para la entidad, mientras más bienes poseas y más cuentas bancarias con saldos elevados tengas (de ser posible en el mismo banco donde solicitas el crédito y cualquier otro producto que el banco ofrezca) es más alta la probabilidad de que se te conceda un préstamo personal.

Requisitos para solicitar un préstamo con garantía personal

Cuando visitas una entidad bancaria para solicitar un préstamo personal, el banco hará un estudio de factibilidad o viabilidad para saber cuál es la condición real  y la posibilidad cierta para que canceles el préstamo.

Para ello, tendrán en cuenta a cuánto ascienden tus ingresos, cada cuánto tiempo los recibes y cuáles son tus gastos y deudas contraídas, así como el valor de tus pólizas de seguros y tus bienes inmuebles.

Si el estudio bancario arroja que los bienes no son suficientes, puedes acudir a una persona que te avale, es decir, que te respalde la deuda. En caso de incumplir tus pagos, el avalista tendrá que asumir la responsabilidad de la deuda ante el banco.

Los documentos para solicitar un préstamo con garantía personal son:

  • Documento de Identidad (DNI/NIE)
  • Presupuesto o factura proforma del producto o servicio para lo que solicita el préstamo
  • Comprobante de ingresos, declaración de IVA, última declaración de rentas, pagos de la seguridad social
  • Copia del contrato de trabajo
  • Relación de bienes al momento de la solicitud del préstamo, muebles e inmuebles, cuentas bancarias, coches y cualquier otro bien que posea
  • Documento de propiedad de la vivienda o contrato de alquiler, si es el caso
  • Recibos de servicios públicos, agua, luz, telefonía, etc
  • Recibos de otros préstamos, si tuviera otras obligaciones

 

Las entidades tendrán muy en cuenta la finalidad del préstamo que solicitas: debe estar destinado a costear un producto o un servicio específico.

Respecto a los plazos de pago de la deuda, esta debe ser cancelada en un tiempo prudencial, el que se establecerá al momento de concretar la negociación.

La cantidad del préstamo, así como los plazos y los intereses generados, son los que indican el monto a cancelar mensualmente a través de cuotas. Mientras mayor es el plazo, menores son las cuotas a cancelar, pero terminas pagando mucho más porque tendrás que abonar intereses más tiempo.

Debes tener pendiente que los préstamos con garantías personales no otorgan deducción fiscal alguna. Un préstamo personal va acompañado de una cuenta de ahorros y allí se depositará la cantidad del préstamo y en la misma se cobrarán las cuotas mensuales.

Por último, debes saber que para beneficiarte de un préstamo personal tendrás que firmar una póliza, con carácter legal y jurídico, donde las partes involucradas se comprometen formalmente a cumplir todos los compromisos acordados en las negociaciones.