1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué pasa si no puedo devolver el préstamo online a tiempo?

¿Qué pasa si no puedo devolver el préstamo online a tiempo?

Un préstamo online es una solución rápida que se debe utilizar en un momento puntual. Solicitar un préstamo, ya sea a una entidad bancaria o a una empresa prestamista de capital privado supone un compromiso que siempre se debe cumplir. Pero puede ocurrir que, aún teniendo la seguridad de poder devolver el préstamo online en el tiempo acordado, surge otro imprevisto y no es posible devolver el dinero. Entonces, habrá consecuencias. Pero en ocasiones, y dependiendo de la cantidad, del tiempo que pasa y de la empresa prestamista, puede haber soluciones.

Intereses de demora

La primera consecuencia de no pagar un préstamo online a tiempo es que la deuda pendiente se va a ver incrementada por los intereses de demora. El interés moratorio se empieza a aplicar desde que ha vencido el plazo para pagar la deuda, y se trata de un tanto por ciento sobre la cantidad que se debía pagar en la cuota. Así, el interés de demora se calculará teniendo en cuenta los días de retraso del pago de la cuota. Se aplica el interés sobre la totalidad de la cuota, se divide entre treinta y el resultado se multiplica por los días de retraso.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Según el Tribunal Supremo, los intereses de demora no pactados no pueden superar en más de dos puntos al interés remuneratorio, que es el fijado como el precio del préstamo, el que se paga cada mes. Sin embargo, si la empresa o entidad ha pactado de manera individual cuál va a ser el interés por demora y el cliente lo ha aceptado, podría ser más complicado reclamar si se tratase de un interés abusivo. Por ese motivo, cuando se acepta un préstamo personal, online o a una entidad bancaria, es muy importante leer y comprender a la perfección todas las cláusulas que se van a aceptar.

Inclusión en ASNEF

El segundo mes de impago, y si la entidad ha reclamado formalmente el pago de la deuda y este no se ha producido, lo más probable es que incluya a su cliente en una lista de morosos. Para ello, deberá notificarlo con antelación al cliente deudor.

Debido a que muchas empresas de capital privado ofrecen créditos y préstamos online rápidos a clientes que se encuentren incluidos en una lista de morosos, algunas personas pueden pensar que estar en ASNEF  no les va a perjudicar. Están equivocadas, estar en ASNEF causa un gran perjuicio y solo se puede salir de una lista de morosos haciendo frente al pago de la deuda.

Además, afectará al historial crediticio, por lo que supondrá un obstáculo para contratar algunos servicios, algunas compañías de teléfono se negarán a proporcionar una línea al deudor, supondrá también un inconveniente si se desea alquilar un inmueble y el propietario consulta una de estas listas, e incluso puede afectar a posibles negociaciones con proveedores.

La única manera de salir de ASNEF es pagando la deuda o demostrando que esa deuda no existe. Los datos de una persona no pueden estar en ASNEF por un período superior a seis años, si se da el caso, es posible reclamar a la empresa responsable del fichero para que retire los datos. Si la inclusión de los datos de una persona a causa de una deuda que no le corresponde le provoca perjuicios, es posible pedir una indemnización.

Inicio de un procedimiento judicial

Cuando la empresa o la entidad bancaria ya haya reclamado varias cuotas sin obtener una respuesta satisfactoria, lo más probable es que se inicie un procedimiento judicial. Se citará al deudor para asistir al juicio y exponer sus razones; es muy probable que pierda el juicio, por lo que su deuda se verá incrementada.

Por lo general, las empresas prestamistas y las entidades bancarias solo van a juicio cuando se trata de una cantidad de dinero elevada. En el caso de un préstamo rápido online, si se trata de una cantidad de dinero pequeña no será rentable para la entidad iniciar un procedimiento judicial, pero la deuda seguirá incrementándose día a día y solo dejará de hacerlo cuando sea pagada. Aunque no se llegue a un juicio, el hecho de estar en ASNEF ya supone un gran perjuicio.

Qué hago si no puedo pagar un préstamo online a tiempo

No dar la espalda al problema, no se va a solucionar por sí mismo y solo se hará más grande. Cuando se solicita un préstamo, online o a una entidad bancaria, quien presta el dinero da por sentado que quien lo va a recibir es una persona responsable. Así, las personas responsables hacen frente a las dificultades para tratar de encontrar soluciones. Con los préstamo ocurre lo mismo, es necesario buscar soluciones.

Algunas empresas prestamistas de capital privado que conceden préstamos online, permiten a sus clientes solicitar una prórroga si no pueden hacer frente a la cuota el día de vencimiento. Otras no lo permiten, de nuevo volvemos a recordar que es necesario leer con detenimiento y comprender a la perfección el contrato que se va a firmar.

Cuando la empresa prestamista permite solicitar una prórroga, posiblemente se pagará una cantidad de dinero adicional y los intereses de ese mes para que la prórroga sea aceptada. Se continuará teniendo la deuda hasta que esta sea saldada, pero es mejor pagar esa cantidad adicional y los intereses antes que entrar en mora. En el caso de las empresas que no permiten una prórroga, es muy importante ponerse en contacto con ellas para encontrar una solución. Las empresas prestamistas y las entidades bancarias desean cobrar la deuda, no llegar a reclamaciones ni a un juicio, por lo que estarán dispuestas a negociar una solución al problema.

Es muy importante ponerse en contacto con ellas antes de que venza el plazo, pues, de lo contrario, se empezarán a calcular intereses de demora desde el primer día en el que la cuota ha vencido y no ha sido pagada.