1. Crediteria.es
  2. >
  3. ¿Qué pasa con mis datos personales si pido un crédito rápido?

En el momento que un individuo decide solicitar un crédito rápido, sus datos personales tienen que estar protegidos y amparados bajo la Ley Obligatoria de Protección de Datos (LOPD) gestionada por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

Esto se regula para impedir cualquier tipo de fraude de terceros que pueda perjudicar al cliente.

¿Qué es la LOPD?

Es la Ley Obligatoria de Protección de Datos, la cual ampara al cliente que facilita sus datos personales para cualquier fin: pedir un crédito rápido, hacer una compra online, registrarse en algún boletín, etc. De este modo, garantiza que los datos personales facilitados solo van a ser utilizados para el fin por el cual el cliente ha dado su consentimiento; es decir, prohíbe a la empresa responsable que saque estos datos personales del cliente de sus ficheros para facilitarlos a otros fines.

De igual modo, en el momento en que estos datos personales ya han cumplido su función (para hacer la solicitud del crédito rápido, cuando ya se ha hecho la compra online, etc.), la empresa tiene la obligación de borrar estos datos personales de sus ficheros si el cliente no lo ha consentido.

Por otra parte, la empresa está obligada a estar registrada en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), y tiene pleno derecho a incluir al cliente moroso en un fichero de morosidad (Asnef, Rai, etc.), si también está registrada en dichos ficheros y en la AEPD (en caso contrario, no podrá).

¿Cómo saber que una compañía crediticia ofrece créditos rápidos bajo el amparo de la AEPD?

En el momento en el que se piensa solicitar un crédito rápido a una compañía crediticia, hay que tener mucho cuidado y fijarse bien de que la empresa o compañía esté inscrita en la AEPD para evitar el uso fraudulento de sus datos personales.

Un crédito rápido es un tipo de producto financiero basado en el modelo de negocio B2C  (empresa – cliente), y debe cumplir una serie de requisitos para cerciorarse de que protege los datos personales de su cliente.

Para ello, la compañía crediticia debe:

  •  Tener su página web protegida y ser de modo seguro: esto se sabe cuando, al meterse uno en su página web principal, la barra donde se incluye la URL, tiene las letras en color verde, hay un emoticono en forma de candado, y la dirección viene precedida con https.
  • El protocolo https es un canal seguro, en el que impide que terceros puedan acceder a los datos personales del cliente. Además, debe tener un sistema de encriptado de datos, cortafuegos y códigos de acceso
  •  Debe reflejarse claramente en la web, el nombre del responsable del fichero en el que se recaban los datos personales facilitados, bien sea la razón social de la compañía crediticia o de la identificación del prestamista privado
  •  Verse claramente en la página web, la certificación de que la empresa o compañía crediticia está inscrita en la AEPD
  • Estar inscrita o ser socia en algún fichero de morosidad (Equifax, etc). En caso contrario, no podrá incluirte en un fichero de morosidad si tuvieras deudas con ellos
  • Si se facilitan datos bancarios o de la tarjeta, cada vez que se haga una solicitud de crédito rápido, el cliente deberá rellenar de nuevo su código de seguridad, así como la fecha de caducidad. (Este punto suele centrarse más en tiendas online, pero en los productos financieros online también se regula)
  •  Tener “cookies” propias de sesión, propias y/o de terceros persistentes con finalidades analíticas, de uso de medios y redes sociales; y de antifraude

Las “cookies” son pequeños ficheros de datos alojados en el ordenador de los usuarios capaces de almacenar cierta información de la visita de los usuarios a la página web de la compañía crediticia. La cookie debe permitir que el sitio web pueda reconocerte cuando lo visitas de nuevo, de manera que se pueda facilitar tu navegación por la página, ya que puede memorizar tus preferencias y mostrarte publicidad.

Bajo ningún concepto, esto servirá para otro fin más que éste, y se evitará el fraude. Las cookies pueden ser canceladas o anuladas por el cliente o usuarios de la web en cualquier momento.

  •  Ver si la compañía crediticia sale en algún comparador de confianza, como Crediteria. Ya que los comparadores de créditos rápidos solo muestran las mejores entidades financieras y de confianza. Esto adelanta mucho tanto la búsqueda del crédito rápido como la seguridad de tus datos personales
  • Cuando se facilitan los datos personales para solicitar un crédito rápido, el cliente deberá tener a la vista las normativas de Protección de Datos, Términos y Condiciones, así como la Política de Privacidad y la Información Europea Normalizada del Contrato.
  • Después, podrá consentir o no que sus datos personales facilitados el formulario online de solicitud de crédito rápido, sean procesados conforme a las Condiciones Generales y la Política de Privacidad, y que sean gestionados por el grupo o empresa a la que pertenece la compañía crediticia.

Hay que tener cuidado en este sentido y cerciorarse de que todos los puntos anteriores indicados estén correctos. Ante cualquier duda de la legalidad de la compañía crediticia, consulta directamente a la AEPD.

Si alguna de estas medidas de seguridad sobre tus datos personales no constan en la web, desconfía y accede a otra.