1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué es un préstamo responsable?

¿Qué es un préstamo responsable?

Cuando solicitamos un préstamo, las entidades financieras tienen la obligación de evaluar nuestra solvencia para analizar si vamos a ser capaces de pagarlo, de acuerdo a nuestras finanzas personales, y ver si ese producto es el adecuado para cubrir nuestras necesidades. Esta actitud de la entidad es lo que se conoce como préstamo responsable.

A la hora de aceptar un préstamo es necesario que los clientes valoren y comprendan perfectamente los compromisos que conlleva. Para ello, las entidades están obligadas a notificar de forma clara las condiciones a los usuarios, de manera que estos sólo soliciten préstamos después de haber leído los términos y sepan con seguridad que pueden cumplir con sus responsabilidades ante el prestamista.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

En 2011, el Gobierno publicó una orden de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios. En ella se establece que antes de firmar un contrato de crédito, la entidad “debe evaluar la capacidad del cliente para cumplir con las obligaciones derivadas del mismo”. Para ello, debe estudiar los ingresos del solicitante, su historial crediticio, su situación de empleo y el patrimonio del que dispone. Igualmente, examinará el nivel de ingresos que tendrá tras su jubilación, si parte del crédito lo tiene que seguir pagando en ese momento.

Estas revisiones deben llevarse a cabo de forma periódica, incluso una vez concedido el crédito. Con esta medida, lo que se pretende es que no se concedan préstamos a personas que puedan tener dificultades para devolver el dinero, perjudicando tanto a sus propias finanzas como a la entidad financiera. Así, esta orden ministerial determina la obligación de las entidades de ofrecer a sus clientes las explicaciones suficientes para que entiendan las características de los productos ofertados y los riesgos que acarrea contratar cada uno de ellos.

(Párrafo destacado dentro del texto. Por parte de las entidades financieras, cada vez que un cliente pretenda obtener un crédito quedan obligadas por ley a proporcionar, a través de una ficha llamada “Ficha de Información Precontractual”, toda la información necesaria de una forma clara y suficiente sobre los préstamos que ofertan. Esta información es gratuita y tiene un carácter orientativo).

Además, las financieras deben indicar el importe de las comisiones que conlleva cada operación y ofrecer la posibilidad de desistir de la operación sin que esto le suponga ningún coste al cliente.

La finalidad del préstamo responsable es doble

Se exige que las entidades financieras comercialicen sus productos siguiendo prácticas legislativas y éticas y actuando con honor, informando al cliente a fondo sobre el coste de las cuotas del préstamo y del servicio antes de presentar su solicitud, y mejorando los procedimientos de análisis de crédito y la verificación de los datos de solvencia de los clientes.

La finalidad del préstamo responsable es doble. Por un lado, buscar nuestra protección como clientes bancarios y velar por la solvencia de las propias entidades, pero además de las obligaciones que tiene la entidad, también es importante que nosotros nos planteemos una serie de cuestiones antes de endeudarnos.

Como clientes, debemos analizar cuáles son nuestras necesidades reales y evitar endeudarnos más de lo que podemos asumir haciéndonos una planificación de ingresos y gastos esperados. Además, conviene comparar entre las distintas ofertas del mercado fijándonos en la TAE, que refleja el coste real del préstamo.

Una cuestión que cabe preguntarse es: si suben los tipos de interés, ¿seremos capaces de asumir las cuotas mensuales del préstamo? Si vamos a contratar un préstamo a interés variable debemos tener en cuenta que, si los tipos de interés suben, las cuotas se incrementarán y pueden comprometer seriamente nuestra capacidad de pago. Para ello, nuestro simulador de Crediteria permite estimar cómo variarían las cuotas.

Otro factor importante a tener en cuenta es el plazo en el que debe devolverse el préstamo. En el caso de que lo que estemos financiando sea un bien con una vida útil, por ejemplo un coche, el préstamo no debería durar más que la vida útil del bien.

En situaciones problemáticas

Ya sabemos, por tanto, que a la hora de solicitar un préstamo debemos hacerlo de una manera responsable. Tan pronto recibamos el dinero tendremos la obligación de cumplir las exigencias estipuladas por contrato y para evitar que nuestra situación financiera se deteriore solo debemos solicitar un préstamo cuando estemos seguros de que podremos pagarlo a tiempo.

En las situaciones en las que por alguna razón no podamos pagar a tiempo, dado que pueden surgir dificultades, las entidades podrán ofrecernos soluciones, como extender la fecha de vencimiento después de pagar la cuota de extensión. Esta solución nos ayudará a planear nuestros ingresos y gastos y así poder pagar el préstamo dentro del período de extensión.

Cabe recordar que no conviene nunca solicitar un préstamo para pagar otro, y que la solicitud del préstamo sea solo para nosotros y a nuestro nombre.