1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Qué es la amortización de un préstamo: tipos y diferencias

Qué es la amortización de un préstamo: tipos y diferencias

Aunque las finanzas formen parte del día a día de cualquier persona, la realidad es que no todos contamos con estudios sobre el tema ni entendemos en profundidad los principales conceptos de este mundo. Esto hace que sea completamente comprensible que algunos términos o tecnicismos nos suene extraños y complicados de entender.

El concepto de amortización de un préstamo es uno de los términos menos comprendidos y que más dudas suscitan entre los usuarios. En pocas palabras, podríamos definir este concepto como la acción de devolver un dinero que nos han prestado. A este importe no solo se le incluye la deuda en sí, sino además todos los posibles gastos e intereses derivados.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Aunque sea algo desconocido por el público general, existen varios tipos de métodos de amortización según cada clase de préstamo.

¿Qué tipos de amortizaciones existen en el mercado financiero?

En realidad, existen una multitud de formas de devolver un préstamo o crédito. No obstante, estas son las amortizaciones más habituales que se utilizan en el mundo financiero:

  • Pago de capital en cuotas iguales: se trata sin duda del tipo de amortización más utilizado, sobre todo en los préstamos personales o de consumo. Básicamente, se basa en una serie de cuotas del mismo importe, que normalmente se pagan de forma mensual. Dentro de este tipo de amortización se utiliza el método francés, según el cual, el porcentaje de intereses y deuda es distinto según la mensualidad.
  • Pago único: este tipo de amortización es el más utilizado en prestamistas y entidades de microcréditos rápidos. Suelen ser préstamos más pequeños, que fácilmente pueden devolverse en un solo pago y que se hace habitualmente al mes siguiente de haber recibido el préstamo.
  • Pago uniforme: esta amortización consiste en pagar una cuota mensual que será uniforme durante toda la vida del préstamo, y con los mismos porcentajes entre intereses y deudas.
  • Pagos con períodos desiguales: en este caso, estaríamos hablando del método de amortización más utilizado entre las pequeñas y medianas empresas. Cuando un negocio acaba de salir al mercado, es probable que tenga muchas deudas que pagar. Este tipo de amortización permite a la compañía poder abonar las mensualidades según los resultados de cada mes. Es decir, si un periodo ha ido especialmente bien y se han conseguido muchas ventas, se pagará una cuota mayor, y lo mismo ocurrirá pero a la inversa cuando un mes sea especialmente malo.

¿Qué es el método francés de amortización?

Mucha gente desconoce por completo qué es el método francés, pero se trata del tipo de amortización a plazos más utilizado en la actualidad en préstamos de consumo, siempre y cuando estos cuenten con intereses que devolver.

Este consiste en hacer unos pagos mensuales que serán siempre de la misma cantidad. No obstante, en cada uno de las mensualidades los porcentajes entre lo que se pagará de deuda y lo que se pagará de intereses será distinto. En los primeros pagos, lo que abonaremos para cubrir los intereses será mucho mayor en los últimos.

Por ejemplo, si en nuestro préstamo tenemos una mensualidad a abonar de 230 euros, nuestro primer pago podría componerse de un 15% de intereses y un 85% de deuda. Es decir, estaríamos pagando 34,5 euros de intereses y 195,5 de deuda. Conforme vayan avanzando los meses, el porcentaje de intereses en cada pago será menor, mientras que el porcentaje que correspondería a la deuda irá subiendo.

En otras palabras, es probable que cuando estemos pagando nuestras últimas mensualidades los porcentajes sean de un 1% de intereses y 99% de deuda.

¿Qué es el sistema de amortización alemán?

Si el sistema francés es el más utilizado en préstamos de consumo, el sistema alemán es sin duda el más popular en créditos hipotecarios.

La principal diferencia con respecto al sistema francés, es que en el alemán se amortiza la deuda siempre de forma constante. Es decir, que cuando lleves la mitad de tiempo pagando el préstamo, tendrás ya en tu poder el 50% de la vivienda, mientras que si se pagara con el método francés, en el ecuador del crédito habrías pagado prácticamente todos los intereses, pero contarías con un pequeño porcentaje de deuda amortizada.

Seguro de amortización de un préstamo

¿Y qué ocurre si el tomador de un préstamo muere cuando aún no lo ha amortizado? Normalmente su heredero o herederos también recibirán la deuda, la cual estarán obligados a pagar por ley. No obstante, existe una opción para que esto no ocurra.

Es muy común que cuando se solicita una hipoteca a un banco, el titular opte por hacer un seguro de amortización. En caso de fallecimiento, esta póliza cubriría los gastos de la hipoteca, liberando a los herederos de la responsabilidad de tener que seguir pagando el crédito.