1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué es el TAE y por qué es importante considerarlo?

¿Qué es el TAE y por qué es importante considerarlo?

TAE préstamos

La Tasa Anual Equivalente, conocida como TAE, es el valor que más representa el coste de un préstamo o crédito. La mayoría de los productos financieros tiene reflejado este interés y es usado como una herramienta de comparación cuando queremos saber cuál es el préstamo que más nos conviene.

Aunque en este caso hablaremos del TAE relacionado con los créditos y préstamos, este es un valor que también está vinculado a las hipotecas y a los depósitos. En los depósitos, indica el rendimiento de ese producto financiero, y en las hipotecas funciona un poco diferente, porque al ser un préstamo de alta cantidad de dinero, hay algunos factores que no están incluidos en este interés.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué es el TAE?

Es una tasa que indica el coste real de un producto financiero o su rendimiento. En los créditos y préstamos, esta tasa incluye los honorarios por gestión, las comisiones, el Tipo de Interés Nominal (TIN) y el plazo de la operación.

Dado que comprende casi todos los costes que conlleva una operación de un préstamo o un crédito, sirve muy bien como herramienta comparativa para saber cuál es el mejor préstamo entre las múltiples opciones que hay en el mercado.

Aunque las condiciones que ofrecen las entidades financieras pueden ser muy diversas, no cambia el cálculo del TAE, ya que el Banco de España estandarizó una fórmula matemática que debe ser aplicada por igual y bajo las mismas normas por todas las entidades financieras que oferten sus productos.

Además, las entidades financieras deben dar a conocer el TAE de todos sus productos, ya sea en la oferta que presentan en sus diferentes plataformas, en todo lo referente a la publicidad y en la documentación precontractual de sus productos de todos los instrumentos financieros, créditos, hipotecas o depósitos.

¿Hay algunos conceptos que no están incluidos en el TAE?

Como mencionamos anteriormente, el TAE incluye los honorarios por gestión, las comisiones, el TIN y los seguros que garanticen a la entidad financiera la devolución del préstamo. Estos seguros son por desempleo, invalidez o fallecimiento. Como podemos ver, este indicador económico reúne las principales características de un producto financiero: tipo de interés, plazos de devolución y gastos.

No obstante, no están incluidos los gastos variables de las operaciones financieras. Estos pueden ser: gastos por transferencias, gastos de notaría, garantías, seguros, gastos a pagar a terceros, impuestos, etc.

¿Cuál es la base para calcular el TAE?

La fórmula matemática que se usa para calcular el TAE es la siguiente:

TAE= (1+r/f)f -1

r = Tipo de Interés nominal

f = Frecuencia de pago en los plazos. Se coloca un 12 en caso de ser mensual, 6 si es semestral, 4 si es trimestral y 1 si es anual.

Los factores más relevantes en el cálculo del TAE son la cantidad solicitada y los plazos de devolución.

Si quieres saber cuál es el coste de un préstamo, puedes ingresar al simulador de la web del Banco de España. Solo tienes que rellenar los siguientes datos que solicita la web:

  • Importe del préstamo
  • Tipo de Interés Nominal
  • Plazo de amortización
  • Comisiones
  • Prima del seguro de protección de pagos en el caso de que su contratación sea obligatoria

En la base del cálculo del TAE, expresado en un porcentaje anual, se encuentra el tipo de interés compuesto para servir el coste o rendimiento que se obtiene en caso de que el beneficiario reinvirtiera los intereses al mismo tipo propuesto por el producto.

El TIN y la TAE, ¿tienen relación?

La Tasa Anual Equivalente (TAE) y el Tipo de Interés Nominal (TIN) son dos conceptos financieros establecidos por el Banco de España que permiten reflejar las condiciones de los diferentes instrumentos financieros.

Por un lado, tenemos el TIN, el interés que la entidad financiera cobra por los aplazamientos en los pagos. Es un porcentaje fijo que la entidad o el banco recibe por el dinero que ha prestado. Lo más común es calcularlo de forma mensual, pero también puede calcularse diaria, semanal o trimestralmente. Incluso hay algunos casos que puede ser calculado anualmente.

Uno de los factores sustanciales que lo diferencia del TAE es que no tiene gastos asociados a la operación ni a la inflación, es simplemente el interés nominal, aquel que se acuerda con la entidad para realizar la operación.

Por otro lado, el TAE es la tasa que indica el coste o rendimiento de un producto financiero. En su cálculo contempla varios costes asociados a la operación entre los que se encuentra el TIN.

Se considera que el TAE es un valor mucho más útil que el TIN, pues puede estandarizar cualquier producto financiero calculado a un año, ya sea coste o rendimiento y, por ende, permite comparar otros productos similares. Es decir, sirve para aportar una visión más clara de cuánto puede costar un préstamo o cuánto puede rendir una inversión.