1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué es el derecho de desistimiento?

¿Qué es el derecho de desistimiento?

Derecho de desistimiento crédito

El principal derecho que tiene un consumidor que ha comprado o contratado algo a distancia, sin haberlo podido ver o probar directamente, es precisamente ver o probar el artículo durante un plazo prudencial en el que puede echarse atrás si el producto o servicio no responde a sus expectativas.

Hablamos del derecho de desistimiento, que es la facultad de un consumidor de un bien para devolverlo al comercio en el plazo legal de catorce días naturales sin tener que dar ninguna explicación sobre su decisión ni sufrir una penalización. Este derecho está contemplado en la Ley de defensa de los consumidores, especificando:

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

“Cuando la ley atribuya el derecho de desistimiento al consumidor y usuario, el empresario contratante deberá informarle por escrito en el documento contractual, de manera clara, comprensible y precisa, del derecho de desistir del contrato y de los requisitos y consecuencias de su ejercicio, incluidas las modalidades de restitución del bien o servicio recibido. Deberá entregarle, además, un documento de desistimiento, identificado claramente como tal, que exprese el nombre y dirección de la persona a quien debe enviarse y los datos de identificación del contrato y de los contratantes a que se refiere”.

Además, quedan declaradas nulas de pleno derecho las cláusulas del contrato que impongan al consumidor algún tipo de penalización por el ejercicio de su derecho de desistimiento. El usuario puede dejar sin efecto el contrato suscrito, notificándoselo a la otra parte contratante en el plazo mencionado (catorce días naturales). 

Sin gastos y sin indemnizaciones por el consumidor

El ejercicio del derecho de desistimiento no puede implicar gasto alguno para el consumidor y usuario. En el caso de que un consumidor ejercite este derecho, las partes deberán restituir recíprocamente las prestaciones y el usuario no tendrá que reembolsar ninguna cantidad por la disminución del valor del bien o por el uso del servicio.

El empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por el consumidor sin retención de gastos. La devolución de estas sumas deberá efectuarse lo antes posible y, en cualquier caso, en el plazo máximo de treinta días desde el desistimiento. Además, el consumidor que ejercite el derecho de desistimiento contractualmente reconocido no tendrá en ningún caso obligación de indemnizar por el desgaste o deterioro del bien o por el uso del servicio debido exclusivamente a la prueba razonable que haya tenido que hacer para tomar una decisión sobre su adquisición definitiva. 

Transcurrido dicho plazo, y si el consumidor no ha recuperado la suma adeudada, tendrá derecho a reclamarla duplicada sin perjuicio de que además se le indemnicen los daños y perjuicios ocasionados por el adeudo. La carga de la prueba sobre el cumplimiento del plazo corresponde en este caso al empresario.

El consumidor tendrá derecho al reembolso de los gastos necesarios y útiles que hubiera realizado en el bien.

Un aspecto crucial del derecho de desistimiento es la posible vinculación de la compra con un crédito al consumo, ya sea para financiar la compra parcial o totalmente, previo acuerdo con el empresario contratante. En este caso, el ejercicio del derecho de desistimiento implicará al mismo tiempo la resolución del crédito sin penalización para el usuario.

Otro punto clave que establece la normativa es que la imposibilidad de devolver la prestación objeto del contrato por parte del consumidor por pérdida, destrucción u otra causa no privará al usuario de la posibilidad de ejercer el derecho de desistimiento.

Plazos para ejercitar el derecho de desistimiento

Al consumidor le corresponde probar que ha ejercitado el derecho de desistimiento. Si el empresario ha cumplido con el deber de información y documentación, el plazo del consumidor para profesar el derecho de desistimiento se computará en un mínimo de catorce días naturales desde la recepción del bien objeto del contrato o desde la celebración de éste si se trata de la prestación de servicios.

Si el empresario no ha cumplido con el deber de información y documentación, el plazo para su ejercicio concluirá doce meses después de la fecha de finalización del periodo de desistimiento inicial (si el deber de información y documentación se cumple durante este plazo de doce meses, el plazo legal previsto empezará a contar desde ese momento).

El consumidor notificará por escrito al empresario el desistimiento enviándolo dentro del plazo indicado y será eficaz cualquiera que sea la fecha de recepción por el empresario. Por su parte, el empresario deberá efectuar el reembolso de lo pagado utilizando el mismo medio de pago empleado por el consumidor o el que sea de su preferencia.

En la gran mayoría de los casos, las empresas, especialmente las grandes, incumplen de forma sistemática la ley y no informan a los consumidores y usuarios sobre la existencia de este derecho. En caso de que el empresario haya incumplido alguna de las obligaciones sobre el derecho de desistimiento, el contrato podría ser anulado por contener vicios y será la empresa la que tendrá que demostrar que ha cumplido con sus obligaciones.