1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Qué documentación necesitas para que te den un crédito?

¿Qué documentación necesitas para que te den un crédito?

documentacion credito

Antes de pedir un crédito, debes plantearte varias cuestiones. La primera es si realmente lo necesitas. En ocasiones sí, es necesario y normal, en la vida surgen imprevistos que no podemos controlar y no siempre es posible hacer frente a ellos, pero hemos de tener en cuenta si esos imprevistos se han de solucionar de inmediato o podemos esperar un poco más.

Siempre que se pide un crédito se ha de tener claro que estamos comprando dinero, no es un regalo y esa cantidad debe ser devuelta en el plazo acordado y con las condiciones que se aceptaron. Esas condiciones conllevan unos intereses, que es el precio por el que hemos comprado una cantidad de dinero determinada, y la aceptación de las penalizaciones que se pueden imponer en el caso de no poder cumplir con el plazo de devolución.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

De esta manera, los créditos se deben solicitar de manera responsable. Si bien en la actualidad las entidades bancarias están volviendo a conceder créditos, también ellas tienen unas condiciones que se deben cumplir, y las entidades de capital privado tienen sus propios precios y cláusulas que también han de ser respetadas al aceptarlas.

Documentación para solicitar un crédito al banco

Por lo general, las entidades bancarias piden más requisitos para solicitar un crédito que las empresas de capital privado, también es más fácil que se lo concedan a sus clientes pues conocen su trayectoria financiera. Pero es posible solicitar un crédito a un banco sin haber sido clientes de la entidad, siempre y cuando se pueda presentar la documentación necesaria.

  • Ser mayor de edad y presentar el DNI/NIE
  • Contar con una nómina proveniente de una empresa solvente. Es posible que pidan las tres últimas nóminas
  • No estar incluido en una lista de morosos
  • Contar con un historial crediticio favorable, es decir, si con anterioridad se han solicitado otros créditos a otras entidades no haber fallado en el momento de devolver las cuotas
  • El dinero que se solicita, junto con los intereses, no debe superar el 35 ó 40% de los ingresos netos mensuales. Esto se calcula restando ese tanto por ciento al dinero que queda después de haber hecho frente a los gastos fijos
  • En el caso de los bancos, si el cliente tiene una edad elevada es posible que le exijan contar con un seguro. Las entidades de capital privado, por lo general, no exigen este requisito

Documentación para solicitar un crédito a una entidad de capital privado

A diferencia de las entidades bancarias, las entidades de capital privado solicitan menos documentación para otorgar un crédito. Sin embargo, sus intereses son algo más elevados que los que cobra un banco. La documentación necesaria que se debe aportar es:

  • DNI/NIE. Es necesario ser mayor de edad, algunas empresas prestan dinero a jóvenes a partir de 18 años y otras a partir de 21. También pueden fijar un límite de edad que oscila entre los 65 y 70 años
  • Residir en España
  • Ser titular de una cuenta bancaria en un banco español
  • Contar con un teléfono móvil
  • Tener unos ingresos periódicos, no importa su procedencia
  • Algunas empresas de capital privado aceptan clientes que estén incluidos en Asnef, otras no. En el caso de estar en una lista de morosos, las empresas de capital privado pueden rechazar a un cliente si el motivo de la inclusión en dicha lista es por una cantidad superior a un límite establecido por ellos, en algunos casos pueden ser 1.000 € y algunas empresas aceptan a clientes con deudas de hasta 2.500 €. Eso sí, las deudas no deben ser derivadas de ningún producto financiero
  • Del mismo modo que los bancos, solicitarán permiso para comprobar el historial financiero del posible cliente y también estudiarán la capacidad de endeudamiento que tiene la persona, es decir, las cuotas que vaya a pagar no deben superar el 35 ó 40% de sus ingresos netos mensuales

Cuál es la mejor opción, ¿banco o empresa de capital privado?

Antes de dirigirnos a una entidad financiera, debemos plantearnos varias cuestiones para decidir qué es más conveniente para nosotros en un momento determinado. Las diferencias entre los bancos y las empresas de capital privado para solicitar un crédito son varias, una de ellas es la facilidad con la que podemos conseguir el crédito.

Si se trata de una situación puntual y se hace necesaria una rápida solución, las empresas de capital privado son más rápidas al conceder créditos. También es posible que no se pueda acceder a un crédito en un banco por no disponer de nómina o por estar incluidos en una lista de morosos.

Sin embargo, se ha de tener en cuenta la cantidad de dinero que necesitamos y lo que vamos a pagar por ella. Los bancos, por lo general, conceden créditos a partir de 1.000 €, las empresas de capital privado conceden créditos a partir de pocos euros, algunas incluso de 50 €.

Es muy aconsejable solicitar únicamente la cantidad que se vaya a necesitar, tanto en los bancos como en las empresas de capital privado, pues ese dinero deberá ser devuelto en el plazo de tiempo establecido junto con los intereses pactados. Las empresas de capital privado cobran unos intereses más elevados, ya que también corren mayor riesgo de impagos al no solicitar demasiados requisitos a sus posibles clientes.

Siempre, sea cual sea la entidad, debemos asegurarnos de comprender a la perfección el acuerdo que se va a aceptar, incluidos los intereses y las penalizaciones por impago, por devolución anticipada del dinero o por demora en la liquidación de las cuotas.

También siempre es necesario comparar entre unas entidades y otras, ya sean bancos o empresas de capital privado, y elegir la que ofrezca mejores condiciones para nuestro caso en concreto.