1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Pros y contras de los créditos sin nómina

Pros y contras de los créditos sin nómina

crédito sin nomina

Actualmente, hay múltiples productos financieros que permiten al consumidor disponer de cierta liquidez en un momento dado.

Solicitar un crédito sin nómina permite a cualquier persona que tiene una urgencia económica hacer frente a unos gastos imprevistos con tan solo un clic.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Gracias a la tecnología más puntera, los trámites burocráticos y el papeleo han quedado ya desfasados para dar paso a una gestión financiera mucho más innovadora, acortando tiempos y ahorrando costes.

De este modo, todo cuanto tiene que hacer el solicitante es rellenar un sencillo formulario que podrá descargar en la página web correspondiente a la financiera con la que se decida finalmente a formalizar la operación.

El cliente que acuda a la solicitud de un crédito sin nómina para poder costear una necesidad de forma urgente tendrá a su disposición el dinero en su cuenta bancaria en cuestión de 10 minutos (aunque el tiempo depende de cada entidad).

Proceso de solicitud de un crédito sin nómina

En función del tipo de crédito que decidamos pedir, las financieras nos van a exigir unos requisitos u otros.

No obstante, con carácter general, la documentación de carácter básico que se viene exigiendo para conceder un crédito sin nómina se circunscribe a los siguientes condicionantes:

  • Documento Nacional de Identidad (o NIE) o, en su caso, pasaporte
  • Teléfono de contacto y/o correo electrónico del cliente
  • Extracto de la cuenta corriente, con el fin de que la financiera pueda comprobar si la capacidad económica del futuro cliente se corresponde con la cifra solicitada, así como para realizar un análisis de los ingresos y gastos fijos del solicitante

En algunos casos, en función de la entidad crediticia con la que contratemos, nos podrán pedir que respondamos a una serie de preguntas, como por ejemplo, la razón por la que pedimos el crédito, si dispones de una vivienda en propiedad, si estás trabajando, o cuáles son tus ingresos mensuales.

Condiciones exigibles a la hora de solicitar un crédito sin nómina

Como ya hemos visto, los requisitos de cada crédito sin nómina van a depender, en gran medida, de la entidad crediticia a la que vayamos a solicitar esa liquidez que necesitamos. Cada financiera tiene su propia política de riesgo, pero lo cierto es que muchas empresas suelen coincidir en que el cliente reúna una serie de condiciones para poder acceder a un crédito de modesta cuantía sin nómina:

  • Tener 18 años cumplidos. A pesar de que la regla general para conceder créditos sin nómina sea la exigencia de la mayoría de edad, algunas entidades crediticias elevan la edad mínima a los 21 ó 25 años
  • Tener unos ingresos de carácter regular. Es preciso justificar mediante algún tipo de documento unos ingresos suficientes para poder hacer frente la devolución del crédito sin comprometer nuestra economía
  • Tener residencia en España
  • No aparecer en ningún fichero de impagos o de morosidad. En relación a este último requisito, conviene aludir a la posibilidad de solicitar un crédito sin nómina cuando el cliente se encuentre incluido en listas como ASNEF. No obstante, debemos tener en cuenta que es posible que, en estos casos, se incremente el tipo de interés aplicable, debido al mayor riesgo que asume la entidad financiera
  • Si el cliente tiene la condición de autónomo y quiere acceder a este tipo de productos económicos, los documentos que se exigen a los trabajadores por cuenta propia varían en función de la empresa con la que se decida contratar.
  • Si se trata de un minicrédito, normalmente se requerirá aportar un extracto bancario. Sin embargo, en el caso de los créditos sin nómina que tengan por objeto cuantías más elevadas, la documentación exigible será la siguiente:
  • Copia del IRPF
  • Impuesto sobre Actividades Económicas o vida laboral
  • Recibo del último pago de la Seguridad Social

¿Cuándo podré disfrutar de mi dinero?

Nuevamente, esta pregunta se responde en función del tipo de crédito que contratemos.

Generalmente, cuando el cliente solicita un crédito sin nómina, se trata de minicréditos rápidos que proporcionan una respuesta inmediata, realizándose la transferencia en apenas 10 minutos.

A pesar de ello, en ocasiones, la recepción de la cantidad prestada puede demorarse hasta dos días.

Así, en el caso de que se trate de créditos de mayor envergadura, el tiempo de concesión puede alargarse un poco más, dependiendo de la entidad.

¿Y si no puedo pagar mi crédito sin nómina?

Una de las posibles opciones es solicitar la prórroga del crédito. Esta ampliación supone intereses adicionales, si bien estos intereses serán los mismos que en el plazo ordinario.

Por el contrario, si el cliente decide no pagar, se impondrán las penalizaciones correspondientes.

Se ofrece también la posibilidad de solicitar un período de carencia. Las carencias son meses durante los cuales no pagaremos la cuota mensual o donde únicamente pagaremos una parte. Para pedir una carencia, debemos cerciorarnos de que la entidad con la que operamos permite esta opción.