1. Crediteria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Préstamos y créditos para estudiantes, ¡justo lo que necesitaban!

Préstamos y créditos para estudiantes, ¡justo lo que necesitaban!

Si no sabes como hacer frente a los gastos de la carrera, pide un crédito online.

En una época en la que muchas personas de mediana edad han perdido sus trabajos y ven, a medida que pasan los años, que tienen más dificultades para reincorporarse al mercado laboral, lo peor que puede ocurrir es que sus hijos no puedan tener acceso a una formación por la falta de dinero.

Del mismo modo que las personas adultas, algunos estudiantes se encuentran con dificultades para hacer frente a sus gastos, para ellos se han creado los créditos para estudiantes.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué son los créditos para estudiantes?

Los créditos para estudiantes son ofrecidos por la mayoría de bancos, cajas y varias empresas de capital privado. Se trata de una cantidad de dinero que se presta para hacer frente a los costes de una carrera, máster, postgrados u otros cursos, y también es posible solicitar a una entidad financiera el anticipo de una beca que todavía está por cobrar.

Con ese dinero, es posible pagar la matrícula de la universidad, el material necesario para estudiar, el viaje para estudiar fuera del país u otros gastos relacionados con los estudios que necesite cubrir un estudiante.

Estudiar en España es más caro que hacerlo en otro país de Europa, por lo que es habitual que muchos estudiantes decidan realizar sus estudios fuera de España. Aunque la universidad es gratuita, el coste de la matrícula es elevado y la cantidad de dinero que se puede obtener a través de las becas ha disminuido. En el caso del máster, su precio puede ser muy elevado para muchas personas, por lo que se verán obligadas a pedir un crédito a alguna entidad.

Los préstamos para estudiantes concedidos por las entidades bancarias exigen unos requisitos de solvencia y su cuantía varía, así como la exigencia de contar con un aval o no.

Antes de solicitar un crédito para estudiantes, es necesario comparar entre distintas entidades, ya sean bancarias o empresas de capital privado. Las empresas de capital privado ofrecen más facilidades para acceder a los créditos para estudiantes, pues son conscientes de la necesidad de ese dinero. Sin embargo, el plazo de devolución es más corto que el que se tendría con una entidad bancaria y los intereses son más elevados.

El importe que prestará una entidad de capital privado a un cliente, del mismo modo que ocurre con una entidad bancaria, dependerá de su capacidad para hacer frente a la deuda. Algunos bancos dan la opción de acogerse a una carencia, que significa que durante el tiempo que dure, si la carencia es total no se pagará nada, sin embargo, los intereses se sumarán al siguiente mes. Si es parcial, durante ese tiempo solo se pagarán los intereses que correspondan a la mensualidad.

Requisitos para solicitar un crédito para estudiantes

De manera generalizada, los requisitos para solicitar un crédito para estudiantes son:

  • Ser mayor de edad, al tratarse de un crédito para estudiantes casi todas las empresas prestamistas los conceden a mayores de 18, aunque sean menores de 21.
  • Presentar un DNI o NIE y residir en España.
  • Una cuenta bancaria, en la que se ingresará el dinero prestado.
  • Contar con unos ingresos mensuales, ya sea a través de una nómina, beca, pensión o cualquier otra fuente de ingresos. Estos han de ser suficientes para cubrir la deuda cada mes.

En el caso de que los ingresos no sean suficientes, la empresa prestamista o la entidad bancaria puede solicitar un aval, por lo general los avalistas suelen ser los padres, y algunas entidades bancarias exigen que tanto el estudiante como sus padres sean clientes del banco.

  • Cuando se trata de un crédito para estudios, es habitual que se solicite un justificante de proyecto, esto significa que se deberá presentar una fotocopia de la matrícula o cualquier otro documento que le soliciten para demostrar que el dinero va destinado a los estudios.

Créditos rápidos como alternativa a los créditos para estudiantes

En algunas ocasiones no es posible acceder a una gran cantidad de dinero para hacer frente a los gastos de los estudios, en otras no hay la posibilidad de solicitarlo al banco y, a veces, no es necesaria tal cantidad.

En esos casos, los créditos rápidos son una alternativa. Se trata de créditos que serán concedidos en cuestión de minutos, sus cantidades oscilan desde los 500 hasta los 300 euros, generalmente, pudiendo aumentar si se es un cliente recurrente. La cantidad de dinero prestada irá en función de los ingresos mensuales y de los gastos que tenga el cliente.

Estos créditos, fáciles de obtener, se han de devolver en un corto período de tiempo. En el caso de cantidades pequeñas, casi siempre ese período es de 30 días, aunque algunas empresas de capital privado solicitan que se realice el pago antes de los 30 días. Por ese motivo, cuando se solicitan, es necesario asegurarse de que se van a poder devolver en el tiempo acordado.

Los créditos que se solicitan a las entidades de capital privado, del tipo que sean, no suelen tener comisiones de apertura ni de estudio y exigen menos requisitos que las entidades bancarias. Sin embargo, al no requerir tantos requisitos, su riesgo de impago es mayor, por lo que los intereses que cobran también son más elevados que los que cobra una entidad bancaria.

Antes de solicitar un crédito, es necesario asegurarse de que es el producto y las condiciones que le convienen a cada cual.