1. Crediteria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Préstamos urgentes online, todo lo que debes conocer

Préstamos urgentes online, todo lo que debes conocer

El préstamo urgente es uno de los productos de financiación para el consumidor medio más popular en la actualidad. Y no es para menos, están al alcance de la mano, las condiciones para solicitarlo son muy pocas, permiten obtener dinero en un breve periodo de tiempo y los intereses no son más altos que en otros préstamos lo que los hace un producto de calidad.

Por eso, es lógico que haya una enorme oferta de préstamos urgentes online. A medida que los usuarios han ido aumentando el uso de las nuevas tecnologías, así como se les han ido cerrando puertas en entidades de crédito tradicionales, se han incrementado las páginas que los ofertan.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Los préstamos personales online y los préstamos urgentes online son una respuesta rápida para aquellas personas que tienen una urgente necesidad de dinero en metálico. El sistema de este tipo de préstamos sigue una línea sencilla y accesible para todo tipo de consumidor: el usuario accede a un formulario sencillo en el que se especifica cuánto quiere y en cuánto tiempo desea devolverlo, para luego solicitarlo.

Con este tipo de préstamos, se garantiza al usuario de la comodidad en el acceso a financiación urgente, ya que el depósito del préstamo se hace directamente a la tarjeta de crédito. Además la solicitud es rápida, se puede hacer en pocos pasos desde el mismo smartphone. También es segura, puesto que todos los prestamistas garantizan al usuario la confidencialidad de sus datos.

En definitiva, se trata de un dinero rápido, sin papeleos, sin esperas y con posibilidad de tramitarlo de manera 100% online.

Los préstamos urgentes son habitualmente utilizados en contratiempos que generan gastos con los que no se contaba, y que posiblemente no se pueden afrontar en el momento en que se presentan. Para las familias que tienen lo justo para llegar a fin de mes, para un pago inesperado o incluso para un capricho son perfectos.

Usos de los préstamos urgentes

Los préstamos rápidos se han convertido en un modelo de financiación cada vez más solicitado en los últimos años, convirtiéndose en una solución ante los inminentes problemas económicos que se pueden encontrar en el día a día.

Una avería, por ejemplo, es uno de esos gastos imposibles de prever y que abarcan artículos de uso cotidiano necesarios para afrontar el día a día: el frigorífico, el coche, la lavadora, una avería en el sistema eléctrico, en el saneamiento o en la cerradura, una reforma, etc.

Gastos que no estaban premeditados y que pueden poner en serias dificultades la economía personal y familiar.

Las multas son otro de los gastos que es muy habitual solucionar con un préstamo urgente. Aunque se pueden dejar para más adelante, la bonificación del 50% por pronto pago que se contempla en el sistema español, favorece el ahorro y evita la morosidad. Ya que no es lo mismo pagar la mitad, que dejar que siga adquiriendo intereses por aplazar el pago.

Otro capítulo habitual que hace necesario un extra de liquidez son las facturas ya sea por falta de previsión o porque no se contaba con la alta cuantía de lo que se adeudaba, es posible que en un momento dado nos encontremos bajos de recursos para hacerle frente. El impago de la misma podría obligarnos a incurrir en números rojos o lo que es peor, ser fichado por ASNEF como moroso,  una situación a evitar.

Incluso en algunos casos, un crédito urgente puede ser mejor solución que obtener una cuantía extra de la tarjeta de crédito, ya que los intereses de estas en la mayoría de los casos son mucho más altos.

Las necesidades sanitarias básicas como una visita al dentista, la compra de material escolar, contar con un dispositivo tecnológico nuevo o afrontar periodos de mayor consumo, como la Navidad, son también usos comunes de los préstamos urgentes, ya que son unos gastos que hay que afrontar además, de manera inmediata.

Características y condiciones de los préstamos urgentes

Los préstamos urgentes se caracterizan fundamentalmente por la rapidez no solo de solicitud, sino de recepción del dinero ya que una vez es aprobado se puede disfrutar de la cuantía solicitada incluso en menos de 24 horas.

En cuanto a los requisitos a cumplir, si bien cada entidad puede especificar unos u otros, en general suelen tratarse de los mismos. En cualquier caso, las condiciones para solicitar un préstamo urgente son muy pocas lo que permite a casi cualquier cliente beneficiarse de un dinero extra.

Hay unas características básicas a la hora de solicitar uno de estos productos financieros. Para solicitar un préstamo urgente, el solicitante debe ser mayor de 18 años y tener plena capacidad para adquirir un compromiso con la entidad y así contratar sus servicios.

Es también requisito ser residir en España y tener una cuenta bancaria con una entidad ubicada en el territorio español.

Además, habrá que estar en posesión de una identificación oficial DNI/NIE español en regla y contar con un número de teléfono y un email donde se pueda contactar con el cliente en el caso de que lo requiriera.

Así pues, para solicitar préstamos de este tipo no se necesita ni aval ni presentar nóminas, e incluso, en algunos casos, pueden ser solicitados por personas cuyos datos figuran en los ficheros de morosos.