1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Pide un crédito de dinero y ¡disfruta de lo que siempre habías soñado!

Pide un crédito de dinero y ¡disfruta de lo que siempre habías soñado!

Todos hemos pensado alguna vez lo que nos gustaría hacer si contáramos con una cantidad de dinero extra: un viaje, la compra de un coche, una reforma en el hogar, etc.

A través de la solicitud de un crédito, el sueño de cada uno ya no es una posibilidad remota.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué necesito saber para comenzar el proceso de solicitud de un crédito?

En primer lugar, es conveniente que el consumidor compare las distintas clases de créditos de dinero existentes en el mercado económico. En esta primera tarea, el consumidor se va a ver asistido por los denominados “comparadores de créditos”. Éstos consisten en una herramienta utilizada vía Internet que permite visualizar a través de la pantalla las características más relevantes de créditos ofrecidos por distintas entidades financieras.

Una vez el cliente se ha decantado por una opción en particular, se da paso al comienzo de todo el proceso de solicitud.

Conviene resaltar que la realización de todos los trámites va a poder realizarse vía online a través de cualquier dispositivo electrónico que permita la conexión a Internet. En función del crédito que interese al cliente, la entidad va a requerir una documentación u otra.

Posteriormente, el cliente deberá recopilar toda la documentación exigida para proceder a su envío. Con carácter general, se tratará de documentación que pueda digitalizarse y enviarse a través del correo electrónico correspondiente.

Una vez el cliente tenga recopilada y preparada toda la documentación en tiempo y forma, se examinará si hay algún extremo que subsanar antes de proceder a su envío. Solventados los posibles errores, se rellenará el modelo de solicitud que podrá descargarse en la página web de la financiera, convirtiéndose en oficial la petición de crédito a la misma.

El segundo paso es la respuesta de la entidad. En este trámite, se va a decidir si el posible cliente se puede o no considerar apto para la recepción de la cuantía solicitada.

En el caso de ser afirmativa la respuesta de la entidad, se enviará al solicitante una propuesta ya vinculante donde vengan reflejados todos los extremos de la operación. Dentro de ellos, se suele hacer referencia al tipo de interés aplicable, las comisiones de apertura del crédito, el número de cuotas de devolución y la cuantía de las mismas, etc.

Una vez que ambas partes se muestren conformes con los derechos y obligaciones estipulados en el contrato y concernientes a cada una de las partes, se procederá a la firma del mismo.

¿Qué es lo más importante a la hora de solicitar un crédito?

Para solicitar un crédito de dinero es conveniente que el consumidor conozca muy bien a qué se está obligando exactamente.

A pesar de que la contestación de esta pregunta no sea a priori sencilla, puesto que depende de muchas variables, tales como las necesidades concretas del cliente o su capacidad para devolver la cuantía, hay ciertos puntos comunes sobre los que es necesario aclaración.

El plazo para la devolución del crédito. Si el cliente escoge devolver la suma prestada en un período de tiempo mayor, generalmente va a tener que pagar un tipo de interés más elevado. El plazo de devolución suele ser un elemento negociable y normalmente va a depender de la cuantía prestada. El plazo de devolución también estará en relación con la cuota y el tipo de interés aplicable.

El tipo de interés aplicable. Hace referencia a cuánto nos va a costar el crédito solicitado. El tipo de interés en un crédito de dinero equivale a la cuantía que habrá que devolver una vez cubierta la suma prestada. Siempre el cliente busca solicitar el crédito que contenga un menor tipo de interés. No obstante, es preciso ser cauto a la hora de examinar el resto de los demás requisitos, puesto que a veces un interés desmesuradamente bajo puede esconder otros costes o plazos de devolución notablemente cortos y complicados de satisfacer.

Comisiones y otros costes. Este factor va a depender de la financiera en cuestión, pero es requisito necesario que todas las condiciones vengan perfectamente estipuladas en el contrato, de manera que el cliente sepa claramente qué se está acordando. Es también importante que el usuario examine conjuntamente el tipo de interés aplicable y las comisiones de apertura u otros costes adicionales. A menudo un interés bajo aparece ligado a comisiones elevadas, lo que no hace tan atractiva la oferta como en un principio puede aparecer.

Nuevamente, el comparador de créditos nos supone un auxilio en esta fase preparatoria del contrato. Gracias a esta herramienta, el cliente tiene la oportunidad de contrastar las condiciones ofrecidas por distintas entidades financieras de carácter privado o por la banca tradicional para cada una de estas tres variables a las que se ha aludido.

Un vistazo rápido a la pantalla tras haber introducido la cuantía deseada y el plazo de amortización dará la oportunidad de conocer qué nos ofrecen las distintas entidades para el crédito que estamos buscando.