1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Para qué sirve un comparador de préstamos personales y créditos rápidos?

¿Para qué sirve un comparador de préstamos personales y créditos rápidos?

comparador de prestamos rápidos

Aunque nunca es recomendable, en ocasiones es necesario pedir un crédito rápido o un préstamo personal. Cuando llegamos a la conclusión de que es absolutamente necesario pedir dinero prestado y qué cantidad exacta vamos a necesitar, debemos encontrar la empresa que más se va a adaptar a nuestras necesidades y la que nos ofrezca las mejores condiciones para nuestro caso en concreto.

Esto puede llevar mucho tiempo y hacer que finalmente no demos con la más adecuada para nosotros por habernos cansado de buscar. Así, acabaremos eligiendo la empresa prestamista o entidad bancaria que no nos ofrece unas condiciones tan buenas para nosotros como sí lo haría otra empresa de capital privado o entidad bancaria.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Entonces, los comparadores de préstamos personales y créditos rápidos son la manera más fiable y rápida de encontrar a la empresa prestamista de capital privado que nos ofrece mejores condiciones. Las entidades bancarias, aunque se pueden encontrar en algunos comparadores, no conceden créditos y préstamos rápidos; sus procedimientos, requisitos y tiempos de concesión son distintos a los de las empresas de capital privado.

Al utilizar un comparador de préstamos personales y créditos rápidos, la persona interesada introduce sus datos, la cantidad de dinero que desea y el tiempo en el que lo quiere devolver; el comparador realiza una búsqueda en muy poco tiempo, ofreciéndole como resultado las entidades  más adecuadas para su caso en concreto.

Cómo funciona un comparador de préstamos personales y créditos rápidos

En Internet se pueden encontrar varios comparadores de préstamos personales y créditos rápidos. Cada uno de ellos puede funcionar de una manera ligeramente distinta a los otros, pues no todas las empresas trabajan de la misma manera. Sin embargo, por lo general, su funcionamiento es muy sencillo y existen algunas preguntas que se tienen que responder en casi todos los comparadores. Estas son:

  • Cuánto dinero se desea solicitar.
  • En cuánto tiempo se va a devolver.
  • Para qué se va a utilizar el dinero. En ocasiones, si se trata de una cantidad elevada de dinero, es necesario especificar el tipo de préstamo: si es para una hipoteca, para los estudios, para hacer reformas, reunificar deudas, viajar… Cuando la cantidad de dinero que se solicita no es elevada, no será necesario dar explicaciones sobre su destino.
  • Situación laboral.
  • Edad. Es necesario decir la edad porque algunas empresas de capital privado consideran la mayoría de edad financiera a los 21 años, otras a los 18 y algunas tienen préstamos específicos para estudiantes. También, cada empresa prestamista tiene su criterio con respecto a la edad máxima para conceder un crédito o un préstamo.
  • Estado civil y miembros que conviven en la unidad familiar.
  • Ingresos y su procedencia. Algunas empresas de capital privado solicitan que los ingresos provengan de una nómina o pensión, otras no. Cuando no exigen una nómina o pensión, los ingresos pueden provenir de otras fuentes, pero han de ser periódicos, suficientes para hacer frente al pago del préstamo o crédito, y deben percibirse durante todo el tiempo en el que se deban realizar los pagos de las cuotas si son varias o hasta el día del vencimiento del préstamo o crédito, si se trata de una sola cuota.
  • Los gastos fijos que se tienen cada mes, como puede ser la hipoteca o el alquiler, el recibo del teléfono y suministros… Esto es necesario para calcular la capacidad de endeudamiento del solicitante, la cual no deberá verse superada por el pago de las cuotas.
  • Inclusión en una lista de morosos. Algunas empresas no conceden créditos o préstamos a personas que se encuentren incluidas en una lista de morosos, otras sí.
  • Datos de contacto. Algunos comparadores envían el resultado de la búsqueda por teléfono o por correo electrónico.

A tener en cuenta

  • Los comparadores de préstamos y créditos rápidos no son los que conceden estos productos financieros, ellos únicamente realizan el trabajo que a nosotros nos llevaría días llevar a cabo para encontrar a la empresa prestamista más adecuada para nuestro caso. Después, cuando tenemos los resultados, en los que podremos comprobar el tipo de interés que aplica cada empresa prestamista, cuánto dinero vamos a pagar y las condiciones del prestamista, es el interesado quien elige el préstamo o crédito que más le conviene.
  • Cuando se va a solicitar dinero prestado, debemos saber qué tipo de producto queremos contratar. No es lo mismo un crédito que un préstamo, ni su funcionamiento, ni la cantidad prestada ni los intereses que se van a pagar.

Un crédito es una cantidad de dinero que la entidad pone a disposición de su cliente y este lo utiliza retirando pequeñas cantidades, un préstamo es una cantidad de dinero más elevada que la que se concede en un crédito y es dada en su totalidad al cliente.

El préstamo es devuelto en cuotas junto con los intereses hasta su totalidad, en el crédito se devuelve, en el plazo establecido, la cantidad de dinero que ha sido utilizada más el interés pactado. Los intereses de los préstamos suelen ser menores que los de los créditos.

  • Nunca se debe pedir más dinero del que se necesita. Debemos recordar que estamos comprando dinero, cuanto más pidamos más intereses pagaremos.
  • Es mejor elegir un plazo de devolución corto, cuantas más cuotas se paguen, más intereses.
  • Es la empresa prestamista quien finalmente decide si concede el dinero al solicitante y qué cantidad está dispuesta a prestarle. Ello irá en función de sus ingresos, de la capacidad de devolución del préstamo o crédito que considere el prestamista que tiene y, en el caso de estar incluido en una lista de morosos, de la cantidad de dinero que debe y el motivo. Por lo general, no se conceden créditos y préstamos a personas cuya deuda ha sido motivada por un producto financiero.
  • Antes de aceptar un préstamo o un crédito, con cualquier entidad, es necesario leer y comprender a la perfección el contrato que se va a firmar, incluyendo la letra pequeña, y hacer todas las preguntas que sean necesarias.