1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¡Oh noo! No me conceden el crédito rápido… ¿por qué puede pasar?

¡Oh noo! No me conceden el crédito rápido… ¿por qué puede pasar?

Prestamistas y uso de lista de morosos

En la actualidad, pedir un crédito o préstamo a veces no es tarea fácil, los bancos suelen verificar una serie de requisitos que, si no cumples con ellos, procederán a rechazar tu crédito. Son muchas las razones por las que un crédito puede ser rechazado, a continuación te las mostramos.

Listados de morosidad

Cuando haces una solicitud de préstamo a una entidad financiera, estas primero comprobarán si apareces en algún listado de morosidad como ASNEF, Cirbe o RAI.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Algunas empresas no aceptan directamente ASNEF, sin embargo, hay otras que sí. Pero eso sí, que el importe pendiente de la deuda sea inferior a 500 €, y en algunas otras entidades piden que sea inferior a 1000 €. Y son escasas las ocasiones cuando la deuda sea inferior a 2000 €. También pueden denegarte el crédito si la deuda ha sido contraída con una entidad financiera.

Edad mínima y máxima

La gran mayoría de las entidades financieras exigen un mínimo de edad de 21 años, inclusive algunas entidades exigen un mínimo de 25 años, como Vivus o Savso. Pero también hay prestamistas que aceptan algunos jóvenes a partir de la mayoría de edad.

La edad mínima se exige debido a que no aceptan estudiantes de manera general. Además, no es común que las personas de entre 18 y 21 tengan un trabajo estable, mucho menos ingresos de manera regular de más de 800 €.

Las entidades financieras, restringiendo la edad, están seguras de que un cliente tiene más posibilidades de reponer la deuda con más sencillez.

De la misma manera, las entidades financieras aceptan como máximo a personas de hasta 65 años de edad, por los mismos motivos.

Rechazado por el sistema

Las entidades prestamistas hacen uso de un sistema de verificación automática. A través de estas plataformas, las entidades comprueban la cantidad de ingresos mensuales, la cantidad de pagos que tienes mensuales, antigüedad laboral, solvencia patrimonial, ahorros existentes y el historial financiero definitivo. De esta misma manera, son conscientes si te has atrasado en algún pago.

Estas herramientas son totalmente seguras, la más conocida es Instantor y es utilizada inclusive por bancos y cajas. Estas solo pueden ver las operaciones y transacciones bancarias del solicitante, pero únicamente eso. Es decir, no tienen acceso a ningún tipo de claves ni realizan operación alguna.

Estas herramientas asignan a todos los clientes un Credit Score o una evaluación de riesgo, o lo que es lo mismo, los clientes están valorados numéricamente en base a su historial financiero.

El resultado que se muestra le confirmará a la entidad financiera si es fiable para la devolución del préstamo o no. Si se muestra un Credit Score muy bajo, no confirmarán el préstamo del solicitante.

Provincia no aceptada

Algunas entidades informan de regiones a las cuales no aceptan, comúnmente son Melilla, Ceuta y Canarias, en alguna ocasiones.

Pero, ¿por qué estas provincias o son aceptadas? Precisamente porque estas provincias son las que muestran más niveles de morosidad. Una de las provincias con más empresas y ciudadanos que aparecen en los listados negros de ASNEF es precisamente las Islas Canarias.

Insuficiencia de ingresos

De manera obvia, la falta de ingresos suficientes es uno de los motivos por los cuales las entidades financieras no otorgan créditos. Los ingresos mínimos suelen ser un factor muy importante, estos tienen que oscilar entre los 400 € hasta los 1200 € al mes.

Aunque tengas un muy buen historial de crédito, si no recibes el importe mínimo mensual especificado por la entidad no te darán ningún crédito.

Desestabilidad en tu situación laboral

Una de las razones por las que los préstamos no son confirmados es tu situación laboral. La entidad puede comprobar si recibes ingresos de manera mensual o no.

Si presentas la última declaración de IRPF, al igual que la última factura de la cuota de autónomo, tendrás más posibilidades.

Estado civil

Aunque parezca extraño, el estado civil también cuenta al tener en cuenta la concesión de un préstamo. Ser soltero, casado, tener hijos, pareja o no tenerlos es un factor por el cual pudieran denegarnos el préstamo. Los bancos siempre buscan el perfil de una pareja casada y con hijos.

Pero no hace falta casarse para obtener un préstamo, lo importante es que puedan comprobar que tienes a alguien que pueda responder en tu nombre en caso de no poder hacer frente a la deuda. Las entidades financieras creen que en caso de no poder hacerlo tú mismo, tu pareja te ayudará económicamente a afrontar la deuda.

Ahora ya sabes cuáles son los posibles motivos por los que puede que no te concedan un crédito personal y así puedes ver cómo intentar cambiar esta situación. Conociendo un poco más en qué se fijan los bancos y las entidades financieras, será más fácil ajustarse a estos objetivos o, al menos, poder intentarlo.