1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. No hay hipotecas difíciles sin hipotecas fáciles

No hay hipotecas difíciles sin hipotecas fáciles

El nivel de dificultad de obtener una hipoteca depende de la entidad con que se solicite. No hay hipotecas difíciles sin hipoteca fáciles. Existen entidades que solo necesitan del cliente: nómina, contrato laboral o ingresos regulares suficientes y datos personales. Hay entidades que permiten el acceso de sus servicios siempre y cuando el solicitante se encuentre en el límite de edad, una persona mayor de 60 años tiene opciones de hipotecas más reducidas.

La sana competencia entre los bancos y el resto de entidades financieras ha hecho que las opciones de hipoteca sea amplia y diversa. Hay entidades que pueden ofrecerte 50.000 € quizás no es todo el importe que necesitabas, pero si dispone de ahorros pueden ayudarte a completar con la hipoteca. Para solicitar una hipoteca hay que tener en cuenta ciertos factores, difícil o fácil siempre se analizará el perfil del cliente unos lo tienen más fácil que otros, pero para cada usuario hay una oportunidad y una institución financiera acorde a sus características.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué hay que tener en cuenta para obtener un hipoteca?

Ahorros; si posees capital ahorrado obtener un hipoteca puede ser más sencillo. Antes de la crisis obtener un hipoteca con 100% de financiación del precio de la vivienda era sencillo. Actualmente para esta opción es necesario ser joven, poseer un buen empleo e ingresos suficientes para no constituir una opción de riesgo para el banco y sin deuda, de lo contrario puedes recibir un no por respuesta.

Si no reúnes las condiciones para una financiación integral, no te alarmes. Hoy los bancos ofrecen la posibilidad de una financiación del 80 % del valor de compraventa o tasación del inmueble. Por tanto los ahorros son importantes para cumplimentar el importe faltante.

Tu perfil

Demuestra al banco que no corre riesgo de impago contigo. Muchas entidades exigen al cliente que sea poseedor de un empleo fijo, con cierto tiempo de antigüedad y con un contrato indefinido. Estas condiciones son un espaldarazo para el banco, contemplaría fiable un cliente que pagará a tiempo sin riesgo de impago. Si demuestras al banco que posees una buena y estable situación económica podrás conseguir la financiación que necesitas. Con mayores ingresos el pago será más asequible.

Un cliente con muchas deudas pendientes lo tiene más complicado para conseguir una hipoteca. Es importante, pero no imprescindible poseer un buen historial crediticio, si te encuentras en un fichero de morosidad con una deuda pendiente el banco no prestará la financiación que necesitas. El banco de España recomienda dedicar un 35% de ingresos a deudas financieras. Si la suma de las deudas y la hipoteca supera el porcentaje anterior es muy probable que el banco niegue nuestra petición.

Garantías

Si es posible puedes añadir un inmueble u otro bien como garantía, puede marcar la diferencia para decisión del banco, además podría obtenerse mayor cantidad de dinero si no quieres tirar de todos tus ahorros. Conviene que la garantía esté ligada a una parte de la hipoteca para que esta quede liberada en cuanto la paguemos. De esta forma no se arriesgan las dos propiedades si hubiesen problemas futuros en el pago de las mensualidades.

Aval, esto puede ayudar a mejorar nuestro perfil. Contar con un amigo o preferiblemente un familiar que nos avale sería una garantía adicional para el banco; pero para el avalista constituye un riesgo, pues él tendría que hacerse cargo de la deuda en caso de impago. Antes de tomar una decisión evalúa tus condiciones y capacidades económicas.

Gastos además de los ahorros para cubrir el 20% del préstamo no financiado por el banco, es necesario poseer el dinero que se destinará a los gastos de gestión. Para la constitución del mismo se debe tener en cuenta el coste de la tasación, notaría, registro y el impuesto sobre la escritura notarial (AJD). Este coste supone un 10% o 12% del valor de la vivienda.

Selección de hipoteca

Las ofertas disponibles son variadas, los bancos en España ofrecen muchas opciones de hipotecas. ¿Qué debes valorar para diferenciar una de otra?
Intereses, es uno de lo rasgos característicos más importante. Es el porcentaje que cobrará el banco por el servicio prestado. Hay diferentes formas en las que el banco puede aplicar ese interés.

Hipotecas variables: el interés se compone de una cifra fija que se pacta con el banco más un índice de referencia que puede fluctuar al alza o la baja.

Hipotecas mixtas: es una combinación de las dos hipotecas anteriores. Tienen un primer período fijo puede ser de 3 a 10 años. El resto del tiempo sería variable.

Financiación: ¿cuánto puedes obtener por una hipoteca?

Como hemos explicado anteriormente el banco puede financiar el 80% del importe. Por tanto es ideal si la cantidad sobrepasa los 100.000€ y no cuentas con el capital suficiente en ahorros. No obstante el banco tiene un límite para no disparar el valor del préstamo y se convierta en una operación de riesgo.

Si es un hipoteca de segunda vivienda el límite puede bajar entre un 60% y 70% y ser necesarios más ahorros para ejecutar la operación.

Puedes acudir a otra entidad y obtener un préstamo para casa. El valor de estos son más reducidos, pero tienen a su favor que los requisitos de acceso son menores y requieren de una tramitación más sencilla. Lo más común es acceder a sumas entre 5.000€-10.000€, pero existe la posibilidad de elevar esa cantidad hasta 100.000€. Si posees ahorros suficientes y quisieses un plus sin comprometerte a un largo período de devolución esta solución puede ser la más conveniente. El interés de un préstamo así puede ser del 5% u 8%. Una hipoteca normalmente se encuentra entre un 2% y 3%. En ambos casos estos valores dependen de la entidad con que se solicita.

Plazo: a un periodo de devolución más alargado las cuotas a pagar serán más reducidas, pero mayor será el tiempo en que te has comprometido a pagar y por tanto los intereses a largo plazo también serán mayores. Personalmente si puedes ejecutar la devolución de la deuda tempranamente mejor. Nunca sabemos qué pasará dentro de una década. Por tanto evalúa tu capacidad de endeudamiento para tomar una buena decisión.

En las hipotecas fijas y mixtas puede incluirse una comisión de riesgo de tipo de interés. Este solo puede cobrarse cuando a la entidad se le generará una pérdida financiera a causa de un cancelacion anticipada o una subrogación.

Comisiones: son lo cargos que cobran determinados bancos y entidades financieras al llevar a cabo una operación o varias. Pueden ser apertura que se paga en el momento de la firma. Amortización se paga al devolver dinero por adelantado. Renovación esta cobra al cambiar una cláusula. Subrogación se aplica al cambiar de banco.

Vinculación: es posible que el banco exija la domiciliación de los ingresos del cliente o recibos. Quizás así el banco disminuya el interés aplicado.

No todas las entidades son iguales y unas lo ponen más sencillo que otras. Una hipoteca difícil o fácil dependerá del nivel de solvencia de la persona, a esto también está atado el tiempo de devolución y la cantidad que se puede conseguir.