1. Crediteria.es
  2. >
  3. Todo sobre préstamos
  4. >
  5. Necesito un tratamiento dental pero no tengo dinero… ¿qué hago? ¡Tranquilo, un préstamo personal barato puede ser la solución

Necesito un tratamiento dental pero no tengo dinero… ¿qué hago? ¡Tranquilo, un préstamo personal barato puede ser la solución

pedir prestamos para el cuidado de la salud

La salud es muy importante, y la salud dental, además de ser importante estéticamente, lo es para alimentarnos adecuadamente. Los tratamientos dentales son necesarios, pero es verdad que son caros, y la Seguridad Social en España solo cubre las extracciones. Entonces, algunas personas recurren a profesionales que no están debidamente cualificados para según qué tratamientos dentales, y a financiaciones a las que posteriormente les es difícil hacer frente.

Cuando no se tiene dinero para algo tan importante como es la salud, es necesario pedir un préstamo. Pero para pedir un préstamo y encontrar el mejor producto para cada caso en concreto, es necesario saber buscar a la entidad más adecuada.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Cómo buscar un préstamo barato para cuidar mi salud?

Cuando se busca financiación, el primer pensamiento es recurrir a las entidades bancarias porque pensamos que son más baratas que las empresas prestamistas de capital privado. No siempre es así, existe una gran cantidad de empresas prestamistas, por lo que sus precios deben poder competir entre una y otras y también con las entidades bancarias. De ese modo, el precio de sus préstamos puede ser similar al que cobraría un banco.

Además, no siempre es posible recurrir al banco. Los requisitos que exigen los bancos son mayores que los que exige una empresa prestamista, y si se está incluido en una lista de morosos, no existe ninguna posibilidad de que el banco preste una determinada cantidad de dinero para financiar un tratamiento dental.

Así, algunas empresas de capital privado ofrecen sus Préstamos Salud, que son concedidos rápidamente. Pero, si no interesan las condiciones, es necesario buscar otras empresas de capital privado y comparar entre ellas. Algunas empresas que ofrecen créditos baratos son:

Cetelem. Cuenta con el Préstamo Salud Familiar para financiar cualquier tratamiento, operación o copago.

Kredito24. Se pueden solicitar hasta 750 euros.

P2P Younited Credit. Préstamos de hasta 40.000 euros.

Evo Finance. Préstamos de hasta 30.000 euros.

Ferratum Bank. Hasta 1.000 euros.

Minicréditos:

Vivus. Hasta 300 euros la primera vez y sin intereses. Después de devolver el préstamo, si no ha habido incidencias, podrán ir aumentando la cantidad de dinero que ponen a disposición del cliente.

Moneyman. Hasta 300 euros la primera vez y sin intereses.

Lunacredit. Hasta 1.000 euros. Es posible pedir una prórroga si el dinero no se puede devolver en el plazo acordado. Las prórrogas siempre es necesario pedirlas antes del día en el que se debía realizar el pago.

Dineo. Hasta 300 euros y sin intereses para nuevos clientes.

Wonga. Sin intereses para nuevos clientes, hasta 300 euros el primer préstamo.

¿Qué tener en cuenta al pedir un préstamo?

Es posible que se encuentre un préstamo barato y pensemos que es el mejor producto para nosotros. Sin embargo, antes de aceptar un préstamo, es necesario tener en cuenta algunos aspectos:

  • Saber la cantidad exacta que se va a necesitar. Nunca se debe pedir más dinero del que se necesita, pues a mayor cantidad más intereses se van a pagar. En cuanto a los préstamos en los que no se pagan intereses por ser nuevos clientes, se debe tener en cuenta que el plazo para devolver el dinero es corto, como máximo 30 días.
  • Tener la seguridad de que el dinero se va a poder devolver en el plazo de tiempo acordado.
  • Conocer la TAE que se aplica al préstamo. La TAE es la tasa anual equivalente, y es lo que determina el precio del préstamo.
  • Conocer el TIN. Es el tipo de interés nominal, es decir, el interés que se va a pagar cada mes.
  • Asegurarse de leer y comprender a la perfección el acuerdo que se va a aceptar; si no es así, no se debe aceptar el préstamo. Una solicitud de préstamo no obliga a contratarlo, cuando se recibe una respuesta afirmativa se debe leer el contrato antes de aceptar la operación.
  • Devolver el préstamo en el menor tiempo posible. En los minicréditos, que se deben devolver en el plazo de un mes como máximo, los intereses se calculan por días. Algunas empresas prestamistas de capital privado permiten devolver el dinero antes de que venza el plazo, de esa forma se ahorra dinero.
  • Saber si se puede pedir una prórroga en el caso de no poder hacer frente a la deuda en el plazo de tiempo acordado, y qué consecuencias tiene esa prórroga.
  • Saber cómo se va a devolver el dinero. En el caso de hacerlo mediante transferencia bancaria, se debe tener en cuenta que la empresa se da por pagada el día en el que recibe el dinero en su cuenta. Así, la transferencia deberá hacerse con antelación y calcular que el día que se tiene que realizar el pago el dinero debe haber llegado a su banco.
  • Saber qué intereses por demora y penalizaciones se van a aplicar en el caso de no poder hacer frente a la deuda el día acordado.