1. Crediteria.es
  2. >
  3. Lo más preguntado
  4. >
  5. Necesito un crédito con garantía hipotecaria, ¿cuál es la mejor solución?

Necesito un crédito con garantía hipotecaria, ¿cuál es la mejor solución?

Saber elegir entre las mejores opciones

La garantía hipotecaria de un préstamo funciona como aval. En el caso de no poder devolver el préstamo, el prestamista se quedará con el inmueble, por lo que es muy importante tener la seguridad de que se va a poder hacer frente a la deuda. No es lo mismo un crédito con garantía hipotecaria que una hipoteca. A través de una hipoteca, se compra el inmueble, con un préstamo con  garantía hipotecaria sólo se podrá pedir prestado una parte del valor del inmueble, esa cantidad de dinero dependerá de lo que falte por pagar de hipoteca.

La cantidad de dinero que se puede pedir a través de un préstamo con garantía hipotecaria será la cantidad de dinero que ya se haya pagado a través de la hipoteca. Sin embargo, la mayoría de entidades de crédito no suele prestar más del 40% de ese dinero. Para conseguir un préstamo con garantía hipotecaria es necesario que el capital pendiente de la hipoteca no sea muy elevado y los intereses que se pagan en este tipo de préstamos son más elevados que los que se pagan por una hipoteca.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Para qué pedir un crédito con garantía hipotecaria

Los créditos con garantía hipotecaria se utilizan para conseguir una gran cantidad de dinero y hacer frente a otras deudas o invertir. También se utilizan para la reunificación de deudas. Dependiendo del valor de la tasación del inmueble, estos créditos pueden ser de hasta 500.000 euros y ser devueltos en un plazo de 15 años. Para solicitar un crédito con garantía hipotecaria, es necesario que el inmueble esté pagado en su totalidad o se haya pagado el 70 u 80% de la hipoteca.

Este tipo de créditos requieren de un buen asesoramiento, ya que son cantidades de dinero elevadas y plazos de tiempo de devolución extensos. Además, el no hacer frente a los pagos tendrá como consecuencia el embargo de la vivienda.

A través de los préstamos con garantía hipotecaria se pueden solicitar grandes cantidades de dinero y seguir habitando en la vivienda que ha sido utilizada como aval. Para solicitarlos, no es necesario justificar que se perciben unos ingresos determinados y, además, algunos de estos créditos permiten un período de carencia total o parcial. También se conceden aunque el solicitante esté en una lista de morosos sin tener en cuenta el importe de la deuda ni su procedencia ya que, por lo general, las empresas prestamista de capital privado que conceden créditos estando en ASNEF lo hacen con unas condiciones: depende del importe de la deuda y esta no debe haber sido contraída con otra entidad de crédito, ya sea bancaria o empresa prestamista. Sin embargo, los créditos con garantía hipotecaria conllevan unos gastos que lo encarecen, como comisiones y otros gastos derivados de la gestión del crédito.

Un crédito con garantía hipotecaria también puede ser utilizado para crear un negocio o para financiar una empresa ya creada. En ese caso, lo que se utilizará como aval será un local, fábrica u oficinas. De este modo, si la empresa quiebra, el propietario podrá seguir utilizando su vivienda. En todos los casos, se deberá realizar una tasación actual del inmueble, pues su valor puede haber descendido o aumentado, y ello influirá en la cantidad de dinero que la entidad está dispuesta a prestar.

Este tipo de créditos se utiliza cuando se hace necesaria una gran cantidad de dinero. Para importes menores de 5.000 euros es recomendable no recurrir a un crédito con garantía hipotecaria, ya que siempre es un riesgo perder la vivienda. En esos casos, los créditos rápidos son la mejor opción para salir de una situación apurada económicamente.

Dónde pedir un crédito con garantía hipotecaria

Las entidades bancarias conceden créditos con garantía hipotecaria, aunque tardan más tiempo en tramitar el crédito pues son grandes cantidades de dinero. Algunas empresas prestamistas de capital privado tienen este producto financiero entre sus especialidades, como por ejemplo Suizainvest, que concede desde 5.000 hasta 300.000 euros y cuenta con una carencia de 5 años. Es necesario, antes de aceptar cualquier tipo de crédito o préstamo, comparar las condiciones y beneficios que ofrecen varias de ellas.

El crédito con garantía hipotecaria es un producto financiero que puede venir muy bien cuando se necesita una gran cantidad de dinero de inmediato, pero también se trata de una operación muy arriesgada. Además de comparar entre varias empresas prestamistas de capital privado y entidades bancarias, es recomendable buscar asesoramiento en un profesional de las finanzas para no poner en riesgo la vivienda. Si no se tiene la seguridad de comprender a la perfección qué acuerdos se van a aceptar con el crédito con garantía hipotecaria, no se debe recurrir a este tipo de financiación. Tampoco se debe solicitar un crédito de este tipo, ni de ningún otro, si no se tiene la seguridad de que se va a poder hacer frente al pago del mismo.