1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Necesitas crédito de 300 euros para financiar un imprevisto y que te salga gratis? 

¿Necesitas crédito de 300 euros para financiar un imprevisto y que te salga gratis? 

Existen una gran cantidad de tipos de créditos de hasta 300 euros que podremos contratar sin pagar nada por ellos. Sus promociones dependerán del tipo de crédito, de nuestro perfil, de la entidad que los conceda y de la finalidad para la que los utilicemos:

  • Microcréditos gratis para conseguir un extra de liquidez ante imprevistos puntuales. Este tipo de préstamos gratis suelen ser para nuevos clientes y no ofrecen más de 300€.
  • Adelanto de nómina con los que conseguir una parte de nuestro sueldo antes de tiempo con nuestro banco
  • Préstamos con finalidades muy específicas, generalmente destinados a un público joven, como adelantos de beca, préstamos para estudios o financiación del carné de conducir. Este tipo de créditos suelen tener un plazo que no supera los 12 meses y ofrecen cantidades reducidas que rara vez superan los 3.000 euros
  • Tarjetas de crédito con los que, a través de su pago diferido total, podremos pagar en un único pagado todo lo gastado durante un mes a comienzos del mes siguiente sin pagar intereses.

Debemos tener en cuenta que este tipo de créditos, aunque tienen ofertas de créditos gratis, no siempre serán sin intereses, por lo que es imprescindible comparar antes de acudir a cualquier tipo de crédito.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué es un crédito de 300 euros rápido y qué características tiene?

Entendemos por préstamos rápidos todos los tipos de financiación que permiten conseguir dinero rápido y fácil, de entre 15 minutos y 48 horas según el tipo de crédito, con un proceso de solicitud sencillo, generalmente online y sin apenas papeleos. Dentro de los créditos rápidos podemos encontrar varios tipos que conceden dinero al momento y con características distintas según la finalidad para la que fueron diseñados.

La razón principal por que los créditos rápidos son online es por la posibilidad de poder automatizar todos los procesos, así analizar nuestro perfil y documentos en un tiempo récord, sin necesidad de que sea en horario de oficina y pudiendo darnos una respuesta en apenas unos minutos.

Requisitos para conseguir un 300 euros gratis

Las ofertas de minicréditos gratis no suelen tener un periodo promocional cerrado, ni un sorteo para conseguirlo sin intereses por lo que cualquier persona podrá acceder a estos mini créditos gratis siempre que cumpla con estos dos requisitos:

  • 1. Ser nuevo cliente: estas ofertas solo están disponibles si es la primera vez que acudimos a dicha entidad. A partir de la segunda solicitud estos créditos tendrán un coste que suele rondar el 1,1 % diario, es decir, 33 euros por cada 100 euros prestados a 30 días.
  • 2. Reembolsar el minicrédito en el plazo acordado: si reembolsamos el minicrédito dentro del plazo elegido en la solicitud, no habrá problema. Si nos retrasamos, deberemos pagar los intereses normales del minicrédito más los intereses de demora que nos cobren.

¿Cuánto tardan los créditos rápidos en concederse?

La gran ventaja de firmar un crédito inmediato es que, al no necesitar mucha documentación para la aprobación, nos permiten disponer del dinero urgente en nuestra cuenta a los pocos minutos de haber realizado la solicitud.

No obstante, existen ocasiones en las que el dinero rápido puede tardar hasta dos días hábiles en llegar a nuestra cuenta. Esto se debe al tiempo en el que el traspaso se hace efectivo. Aunque las transferencias entre los mismos bancos son inmediatas, las que se realizan entre cuentas de bancos diferentes tardan más tiempo.

Debemos saber que los mini créditos rápidos no son bancos, por lo que se valen de las entidades bancarias para poder operar y transferir el dinero fácil y rápido a sus clientes. Pero como no tienen cuentas abiertas en todos los bancos, puede ocurrir que si nuestra cuenta y la cuenta del prestamista no son de la misma entidad, el dinero tardará más tiempo en llegar.

Para conseguir el dinero rápido y sin demoras lo mejor es acudir a las entidades que tienen cuentas en nuestro mismo banco, así las transferencias serás inmediatas.

¡Cuidado! Los préstamos sin intereses no son gratis

Antes de acudir a la primera oferta de préstamos sin intereses que nos crucemos es importante tener en cuenta que no todos los préstamos sin intereses son gratis. Esto se debe a que, aunque dicha oferta de financiación no nos cobre intereses, nos cobrará comisiones o costes por vincularnos que no lo harán completamente gratuito. Para que un préstamo sea completamente gratis no debe tener intereses, comisiones ni vinculaciones. Una buena forma de verlo es que la TAE sea del 0 %

Pedir un préstamo de 300 euros debe ser una solución puntual

Existen muchas maneras de hacerse con un crédito de 300 euros, lo que hace que muchos consumidores los pidan con demasiada frecuencia y acaben seriamente sobre endeudados. Si no queremos correr la misma suerte, es fundamental que seamos responsables y que solicitemos financiación únicamente cuando la necesitemos.

En ese sentido, también es importante que nos aseguremos de poder devolver esos 300 euros sin ningún problema, especialmente si el prestamista nos exige realizar el reembolso mediante un único pago de capital más intereses. Si no abonamos la cuota el día acordado, se generarán intereses y comisiones de demora que aumentarán la deuda pendiente y, en el peor de los casos, podríamos acabar en ficheros de morosos o incluso con las cuentas y los ingresos embargados hasta devolver todo el dinero.