1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¡Minicréditos rápidos sin preguntas!

¡Minicréditos rápidos sin preguntas!

miniprestamos

Los minicréditos son pequeños préstamos de entidades privadas con los que podemos conseguir dinero de forma urgente en 10-15 minutos, sin preguntas ni papeleos.

Las cantidades que se conceden oscilan entre 50 y 900 euros y son créditos a corto plazo. Al tratarse de cantidades pequeñas, los requisitos para conseguir dinero rápido con un minicrédito son muy pocos y son diversas las empresas que prestan este servicio en nuestro país.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Hay que destacar que estas financieras suelen poner un tope de entre 200 y 300 euros para los nuevos clientes. El motivo es que los requisitos y las comprobaciones que realizan son muy pocas y basan su negocio en la confianza, así que cuando un cliente ha devuelto su primer minicrédito “confían” en él y las cantidades aumentan automáticamente.

En nuestro comparador de Crediteria recogemos todos los minipréstamos online que se pueden pedir en España con información detallada de cada uno de ellos para poder comparar y elegir entre las ofertas. Hay minicréditos con ASNEF, sin nómina e incluso gratis, y no tendremos que justificar a qué vamos a destinar el dinero.

Desde que se inicia la solicitud hasta que el cliente tiene el dinero en su poder, pasa muy poco tiempo, incluso hay empresas con sistemas automatizados, como Vivus, Kredito24 o Wonga, que dan respuesta a cualquier hora del día, cualquier día del año, ya sea fin de semana o festivo.
La principal característica de los minipréstamos online es que se consiguen de forma muy rápida y fácil a través de Internet, no hay preguntas ni papeleos. Se puede acceder a estos créditos con tan sólo el DNI y en la mayor parte de los casos se comprueba la identidad con un sistema automático para que no haya que enviar ni un sólo papel.

Gestión totalmente online

Generalmente, los créditos rápidos se gestionan totalmente online, lo que permite que no haga falta pedirle al cliente documentación y que el trámite se agilice enormemente al hacerse todo por la web, app, teléfono o email.

Los créditos rápidos suelen denominarse minicréditos, ya que al conceder poca cantidad de dinero, no es necesario hacer un estudio de viabilidad del préstamo tan a fondo.

Además, los gestores de la compañía crediticia tienen acceso directo a todos los datos del cliente que necesita averiguar. Para ello, emplean aplicaciones o empresas de verificación asociadas a ellas que muestran datos personales, historiales crediticios, morosidad y solvencia.
Hay que dejar claro que estos préstamos son a corto plazo, generalmente 30 días, y por tanto están pensados para afrontar un imprevisto hasta que nos llegue la nómina, pensión u otro ingreso que tengamos. Por este motivo, las cantidades suelen ser pequeñas, de media se pueden pedir unos 500 euros.

¿Cuánto dinero puedo pedir en un minicrédito?

Es habitual leer muchas opiniones negativas en Internet de los minicréditos online de personas que no han pagado a tiempo, conviene tener muy claro de antemano los costes y las consecuencias de no pagar en plazo.

Antes de pedir un minicrédito rápido online hay que tener muy claro que es un producto para lograr pequeñas cantidades de dinero rápido a corto plazo y que no deben usarse nunca para pagar otro crédito, para financiar compras ni caprichos.

El mal uso de estos créditos al final puede acarrear consecuencias muy negativas, como mayores costes y un sobreendeudamiento. Solamente deben usarse para solucionar problemas de pequeño importe que no puedan retrasarse y sabiendo que hay que devolver el dinero a tiempo. Para ello, debemos leer las condiciones del contrato detalladamente y atenernos a las consecuencias del impago o del retraso en el pago.

Independientemente de los ingresos que exija la empresa elegida para pedir un minicrédito debe imperar el sentido común y no solicitar una cantidad que difícilmente podamos devolver pasados los días de plazo, puesto que podemos entrar en una espiral de deuda que nos complicará la vida pidiendo prórrogas u otros créditos para pagar el anterior.

Cada día extra vale dinero

El precio de los minicréditos es diferente en cada empresa. Al entrar en cualquiera de las páginas web de las entidades que los conceden y marcar la cantidad de dinero y el plazo de devolución sabremos el importe total que deberemos devolver. El cliente es quien elige si acepta esos costes y la entidad financiera es responsable de mostrarlos sin equívocos, sin costes ocultos y de forma totalmente transparente.

Aunque cada empresa tiene sus propias tarifas, como media se suele aplicar un tipo de interés del 1% por cada día que dispongamos del dinero. Así, por ejemplo, por cada 100 euros a 30 días se pagarán de media 30 euros. Por este motivo, a la hora de pedir un minicrédito es importante solicitarlo por los días que realmente se necesiten, ya que cada día extra vale dinero.