1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Me pueden demandar si no hago frente a préstamos personales?

¿Me pueden demandar si no hago frente a préstamos personales?

posible demanda por impago

Solicitar un préstamo es la solución para que se aclare el panorama de nuestra situación financiera. Pero antes, toca evaluar si un préstamo personal resultará un instrumento de beneficio para resolver nuestra dificultad financiera o una decisión mal planeada que conduzca al impago.  

Una vez obtenido el crédito, la siguiente preocupación es mantenerse solventes con cada uno de los pagos; de lo contrario, habrá consecuencias severas ante la falta de pago.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Te pueden demandar si no haces frente al pago de los préstamos personales? Antes de contestar a esta pregunta, recuerda que no pagar no es una solución, más bien es una acción conducirá a una deuda mayor.

¿Por qué no debemos dejar de pagar una cuota?

Ante una dificultad económica, la primera reacción es dejar de pagar la cuota del préstamo o crédito para usarlo en otras necesidades. Sin embargo, esta acción desencadenará una serie de eventos que lo único que conseguirá es incrementar la deuda original.

¿Cuáles son los procesos posteriores ante el incumplimiento de un pago?

Posterior al incumplimiento de un pago, de acuerdo a la ley, existe un período de tiempo en el cual el acreedor deberá realizar la notificación oportuna a la persona deudora.

PRIMERA CUOTA INCUMPLIDA: Ante la primera falta, se empezarán a generar intereses por el retraso, los cuales tienen un coste mayor que el establecido originalmente en el crédito. También habrá un pago que se debe realizar y que corresponde a la comisión por reclamación de posiciones deudoras, el cual oscila entre los 30 y 40 euros.

SEGUNDA CUOTA INCUMPLIDA: Si el pago no es realizado por segundo mes consecutivo, es probable que la entidad acreedora del préstamo registre tus datos en los ficheros de la ASNEF. Una vez inscritos en estos ficheros, la probabilidad de obtener algún otro tipo de financiamiento será mucho menor.

TERCERA CUOTA INCUMPLIDA: En caso de fallar por tercer mes consecutivo con el pago de la deuda, es posible que la entidad bancaria introduzca una reclamación a través de medios judiciales para recuperar el dinero del crédito.

¿Cuáles son las consecuencias legales?

  Estas van a depender del tipo de crédito que te haya sido otorgado, y además, del tipo de importe.

  • MINI PRÉSTAMO (no superior a 1000 euros): en estos casos, es muy probable que el incumplimiento se resuelva con un ingreso de los datos de la persona morosa en la lista de la ASNEF hasta que cumpla con la deuda. Es por esta razón por la que este tipo de créditos tienen altos intereses, para evitar que se produzca una elevada tasa de morosidad.
  • PRÉSTAMOS PERSONALES: en caso de incumplir con un préstamo personal obtenido a través de una entidad privada o de un banco, las cosas podrían complicarse. Ante una falta de este tipo, los bancos  se reservan el derecho de iniciar un proceso legal contra la persona morosa.

Además, teniendo en cuenta que la garantía a la hora de solicitar el préstamo son nuestros bienes presentes y futuros, un juez podría ordenar el embargo de los mismos, pudiendo perder nuestra casa, coche, cuentas bancarias o cualquier otro bien que ayude a saldar la deuda.

¿Es recomendable solicitar un préstamo para pagar otro?

En la actualidad, muchos sostienen la creencia popular de que ‘un clavo saca a otro clavo’; sin embargo, puede haber grandes complicaciones con este tipo de acción financiera que, a todas luces, es un paso arriesgado.

Solicitar un préstamo para cancelar una deuda pendiente es el resultado de una mala administración del dinero, y un nulo presupuesto mensual. El consumo impulsivo te hará más propenso a tener un endeudamiento constante. Por esta razón, un préstamo para pagar otro no es el paso más recomendable a la hora de saldar una deuda pendiente.  

¿Qué es lo más aconsejable para evitar caer en procesos legales?

Cuando solicitamos un préstamo, es importante realizar una planificación mensual de nuestros gastos, teniendo como objetivo priorizar el pago de las deudas antes que otros gastos, debido a las consecuencias que podría acarrear el impago de la misma.

Ante una posible falta inminente del pago de los préstamos personales, lo más recomendable es anticiparte al problema. Es necesario solicitar ayuda, dirigiéndote a la entidad bancaria y comunicarles el problema. En este encuentro, puede plantearse una solución que beneficie a ambas partes.

Pocos saben que hay diversas opciones que la entidad bancaria pondrá a tu disposición para que puedas cumplir con los pagos. Entre algunas de estas alternativas, te podemos mencionar la refinanciación de la deuda, alargar el plazo para la solvencia, para que podamos tener cuotas más reducidas, o solicitar un periodo de carencia.

Estas opciones, aunque representan un aumento de la deuda final, te puede ayudar a evitar todas las complicaciones legales por la falta de pago y tener mayores dolores de cabeza por no cumplir con tu obligación.