1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Los intereses de demora en los préstamos personales

Los intereses de demora en los préstamos personales

intereses de demora prestamos personales

Económica, jurídica y fiscalmente, los intereses de demora es la cifra expresada en porcentaje que se acuerda pagar en caso de que no se cumplan los plazos fijados para la devolución de un préstamo personal. Este interés se establece en el contrato del préstamo entre una entidad financiera o banco y el solicitante.

Los intereses de demora son aplicados en función del tipo de préstamo, de la cantidad y de los días de retraso en la devolución del mismo. En los años 2000, las entidades financieras aplicaban unos 8 puntos porcentuales por encima de la remuneración del crédito, hasta que el Tribunal Supremo dictó una sentencia el 8 de septiembre de 2015, que confirma que los intereses de demora no pueden ser superiores a dos puntos sobre el interés remuneratorio.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Desde cuándo empiezan a correr los intereses de demora?

De acuerdo a lo que se establece en el contrato de un préstamo personal, los intereses de demora deben pagarse desde el momento que se hace efectivo el retraso de una cuota. Estos intereses se calculan de acuerdo a los días de atraso, por lo tanto, comienzan desde el día siguiente al vencimiento de un pago.

Hay que tener en cuenta que, si solicitas un crédito rápido con plazos de devolución muy cortos, los intereses de demora se comenzarán a pagar al día siguiente de la fecha del vencimiento del préstamo.

Los intereses de demora son entendidos como una compensación por el perjuicio que le provoca a la entidad financiera y solo están establecidos en los contratos con deudas de dinero.

Su carácter legal y fiscal quedan establecidos en una cláusula del contrato que se establece entre las partes. Si se llegara el caso de que no se haya pactado una cantidad por intereses de demora, el interés que se deberá pagar será el interés legal establecido junto con la deuda contraída.

No pagar un préstamo personal a tiempo implica tener que sufragar los intereses de demora y un mal historial crediticio, lo que representará un inconveniente para poder acceder a créditos y préstamos de otras entidades financieras, ya sean de capital privado o de banca.

Si una deuda debe ser reclamada judicialmente, el deudor deberá abonar, además de los intereses moratorios, los gastos o intereses procesales.

¿Qué debes tener en cuenta si te atrasas en una cuota de un préstamo personal?

Si tienes suscrito un préstamo personal o un crédito rápido con una entidad financiera, y no tienes la capacidad de sufragar la cuota correspondiente, es posible que la entidad, al momento de producirse el impago, exija una comisión por reclamación de posiciones deudoras, y a esta comisión se le sumen los intereses de demora, que deben ser calculados en función de los días de atraso en el pago.

Al momento de normalizar el pago, si el interés de demora supera los dos puntos de interés en el préstamo, se puede exigir a la entidad financiera que elimine estos intereses por la nulidad de la cláusula.

El proceso para hacer este reclamo es el siguiente:

  • Se debe hacer esta solicitud por escrito donde se reclame la nulidad de los intereses de demora, según la sentencia del Tribunal Supremo del 8 de septiembre de 2015. Si la entidad hace caso omiso, se procede a:
  • realizar la reclamación ante del defensor del cliente de la entidad financiera. Si la respuesta es desfavorable:
  • Se debe dirigir el reclamo al Departamento de Conducta de Mercado y Reclamaciones del Banco de España.
  • La última opción es acudir a los tribunales.

Es muy importante no confundir los intereses de demora con el interés remuneratorio. Este último es fijado sobre la deuda y es equivalente al precio que se paga por el dinero junto con el interés de demora.

Si la cláusula de intereses de demora es declarada nula por abusividad, implica que debe ser suprimida del contrato de préstamo y el capital que queda pendiente por pagar solo devengará interés remuneratorio u ordinario.

¿No puedes pagar la cuota de tu préstamo personal? Haz uso de la cláusula de prórroga

Cuando se solicita un préstamo personal o un crédito rápido y por una u otra causa no se puede pagar en el plazo acordado, la mayoría de las entidades financieras tienen como opción la solicitud de una prórroga, que debe pedirse antes de que termine el plazo establecido.

Para solicitarla, se debe sufragar una cantidad establecida que el cliente acepta para no entrar en mora. Si la prórroga no es solicitada, se empiezan a calcular los intereses de demora, e incluso también se le pueden sumar los costes por reclamación.

El precio de la prórroga no tiene nada que ver con los intereses de demora, pero para no incurrir en morosidad y ver incrementada la deuda, lo más recomendable es sufragar esta cantidad y regularizar la situación con la entidad financiera.