1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Las principales utilidades de los créditos personales rápidos

Las principales utilidades de los créditos personales rápidos

Las principales utilidades de los créditos personales rápidos son salvar una situación puntual. Un recibo, el pago del alquiler o hipoteca, hacer frente a una enfermedad, comprar el material escolar o, en fechas señaladas, hacer un regalo a un niño.

Los créditos personales rápidos suelen ser por un importe más o menos pequeño, entre 50 y 1.000 euros y se deben devolver en un plazo de días o meses dependiendo de la cantidad, la entidad prestataria y el acuerdo al que se llegue. Es muy importante tener en cuenta que los intereses, si los hay, serán más elevados que los que estipule una entidad bancaria. En contrapartida, muchas entidades financieras de capital privado ofrecen el primer préstamo sin interés pero será por una cantidad, en muchas ocasiones, no superior a los 300 euros y deberá ser devuelta al mes siguiente.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.5 (Número de puntuaciones: 16)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 1)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Entonces, para solicitar créditos rápidos personales se ha de tener la seguridad de que al mes siguiente se va a disponer de ese dinero más el importe de los intereses si los hubiese. Los créditos personales rápidos se conceden a personas que necesitan ese dinero en un momento puntual, que disponen de unos ingresos mensuales que pueden demostrar y que pueden hacer frente a la deuda en el plazo de tiempo establecido. Así mismo, la mayoría de las veces, es posible devolver el dinero antes de tiempo y pagar solo los intereses correspondientes a los días en los que se ha disfrutado del dinero antes de proceder a su devolución.

Los requisitos para solicitar un préstamo de este tipo no suelen ser muy estrictos, en muchas ocasiones solo es necesario ser mayor de edad, ser titular de una cuenta bancaria en España, acreditar unos ingresos mensuales ya sea a través de nómina, prestación por desempleo, jubilación o cualquier otra procedencia. En el caso de estar incluidos en una lista de morosos es posible acceder a un crédito personal rápido dependiendo de las condiciones que requiera cada empresa de capital privado. Aunque, la mayoría de las veces, la inclusión en una de estas listas no debe ser por una deuda bancaria ni por un importe elevado. Aunque los créditos sean concedidos de manera rápida las empresas de crédito sí comprueban las listas de morosos y los motivos por los que una persona está incluida en ella; ello se puede hacer de una forma muy rápida gracias al scoring, un programa informático que aprueba o deniega una operación de crédito.

¿Cuánto se paga por un crédito personal rápido?

El precio de un crédito personal rápido suele ser más elevado que el que se pagaría por un crédito solicitado a un banco o por un crédito en el que el tiempo de devolución fuese mayor. El motivo es que el dinero de las entidades de capital privado proviene de prestamistas privados que cobran una comisión por dejar ese dinero, además su concesión es inmediata en muchos casos y, debido a los pocos requisitos que se necesitan para ello, no pueden tener una garantía de que el dinero les será devuelto como la podría tener un banco, quien además de estar más cubierto en caso de impago solicita una mayor seguridad antes de conceder un crédito.

¿A quién pedir un crédito personal rápido?

Aunque los prestamistas privados no están obligados a registrarse en los correspondientes archivos ni están regulados por ley si no prestan dinero más de una o dos veces al año, es recomendable tener unas referencias claras antes de acudir a uno. El prestamista puede ser una persona honesta pero, en caso de problemas, será más difícil solucionarlos.

Las empresas de capital privado están reguladas por ley, a través de ellas muchos prestamistas privados ofrecen su dinero en forma de créditos de la misma manera que lo harían sin la empresa intermediaria. Este hecho hace que tanto el prestamista como el cliente tengan unas mayores garantías sobre el dinero de uno y de otro. En todos los casos se ha de leer bien el contrato obligatorio que se establece en cualquier crédito y comprender a la perfección, antes de aceptarlo, las condiciones del mismo, tanto del dinero que finalmente se va a pagar como de los plazos de devolución y de las consecuencias de incurrir en un impago.

Diferencia entre crédito y préstamo

Aunque muchas veces se utilice el mismo término, antes de firmar cualquier documento es importante saber que no son el mismo producto. Si nos fijamos bien en los anuncios de las empresas de capital privado, muchas de ellas ofrecen créditos pero, al leer las condiciones, se refieren a ellos como préstamos.

  • Crédito. Cantidad de dinero que una entidad pone a disposición de su cliente y que no es utilizada por completo. La entidad pondrá a disposición de su cliente ciertas cantidades de dinero hasta llegar al tope del dinero concedido y el cliente pagará por el dinero utilizado. En algunos casos, también paga una pequeña cantidad por el dinero concedido pero no retirado.
  • Préstamo. La entidad presta a su cliente una cantidad de dinero concreta que es entregada en su totalidad. El cliente devolverá esa cantidad junto con los gastos e intereses estipulados en el plazo de tiempo acordado.