1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Las mejores ideas para invertir un crédito, ¡no lo desaproveches!

Las mejores ideas para invertir un crédito, ¡no lo desaproveches!

foto invertir ideas

Cuando firmas el contrato de un crédito, te estás comprometiendo a pagar unas cuotas, o a devolverlo de una sola vez, en un plazo de tiempo y junto con los intereses acordados. De ese modo, antes de solicitar un crédito, sea cual sea la cantidad que pidas, debes tener la seguridad de que realmente es necesario. Estás comprando dinero, y debe ser para algún fin razonable. Los créditos pueden ser una tentación por la facilidad que se tiene para acceder a muchos de ellos en la actualidad.

Muchas empresas prestamistas de capital privado conceden créditos a personas que no cuentan con una nómina ni con un aval, únicamente necesitan unos ingresos suficientes para hacer frente a la deuda y percibirlos durante el tiempo que va a durar el crédito. La cantidad de dinero que les será concedida dependerá del dinero que perciban mensualmente y de los gastos fijos a los que debe hacer frente el solicitante además del pago del crédito solicitado.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Sin embargo, aunque no soliciten un aval, la persona que acepta el crédito debe ser consciente de que está avalando con bienes presentes y futuros. Así, en el caso de impago, la empresa prestamista puede llegar a juicio y, en caso de ganarlo, al deudor le podrán ser embargados sus bienes o su nómina hasta que la deuda esté saldada.

De ese modo, aunque no haya sido necesario presentar las escrituras de un inmueble, o la propiedad de algún bien, como puede ser un vehículo, de igual modo, cuando solicitas un crédito, estás poniendo estas propiedades como aval. Asimismo, tus ganancias, las presentes y las futuras, también servirán como aval en caso de impago. Si en este momento, no tienes una nómina, te podrá ser embargada una parte en el momento en el que la tengas, no importa el tiempo que pase desde que dejaste de pagar el crédito.

Teniendo claro este aspecto, es conveniente pensar muy bien qué se va a hacer con el dinero prestado y cómo se va a poder devolver, ya que al igual que son una tentación, también pueden llegar a convertirse en una espiral de deudas si no se invierte bien.

¿En qué invertir el dinero de un crédito?

Aunque solicites una cantidad de dinero pequeña, vas a tener una deuda. Entonces, ya que has adquirido un compromiso, lo mejor es que inviertas ese dinero en algo útil. Cierto es que, en ocasiones, es necesario pedir dinero prestado incluso para comprar comida, y esa es un inversión necesaria, pero hay otras circunstancias que pueden dar lugar a la idea de solicitar un crédito, y se debe hacer de manera inteligente. Es lo que se llama el endeudamiento inteligente.

  • Para iniciar un proyecto o para invertir en un proyecto en funcionamiento. Una empresa propia o el proyecto de otra persona que ya está dando resultados y necesita de una ayuda económica a cambio de unos beneficios. Si tienes la seguridad de que va a dar resultado, podrás ganar el suficiente dinero como para devolver el crédito y además conseguir unos beneficios
  • Para pagar los estudios. Invertir en conocimiento siempre es una buena inversión. Que estudies no te garantiza que vayas a encontrar un trabajo de inmediato, pero al menos, tendrás más oportunidades
  • Para comprar un vehículo, siempre que sea totalmente necesario para tu trabajo o para acudir a tus clases. De ese modo, estás invirtiendo para conseguir ganancias
  • Solicitar un crédito para invertir en bolsa o en criptomonedas es una buena idea solo si eres una persona experta y tienes el convencimiento de que obtendrás algún beneficio, y ese beneficio puede no llegar en el plazo de tiempo que tú necesitas. Debido a que este tipo de productos no son estables, ese convencimiento difícilmente lo vas a tener por completo. De ese modo, este tipo de inversiones es mejor hacerlas con un dinero que no vayas a necesitar por el momento
  • Préstamos entre particulares. Aunque no es una idea que ofrezca todas las garantías, puedes obtener unos beneficios prestando tu dinero a otras personas a través de las plataformas de crowdlending. Tú prestas una cantidad de dinero, que puede ser desde 50 euros, y te son devueltos junto a los intereses pactados. De ese modo, puedes devolver tu préstamo y obtener unos beneficios

En estas plataformas, se realizan análisis financieros de las personas que solicitan dinero, lo cual ofrece algunas garantías. Pero debes tener en cuenta que, del mismo modo que ocurre cuando una persona solicita dinero a una entidad bancaria o a una empresa prestamista de capital privado, que también realizan análisis financieros antes de conceder un crédito, puede existir el riesgo de impago.

  • Para realizar un viaje. Sin embargo, un viaje de placer puede llevarte a una deuda que tardarás un tiempo en pagar, mientras que el viaje ya habrá terminado. En cambio, realizar un viaje para encontrar otras oportunidades laborales o mejor calidad de vida en otro lugar, sí es una inversión