1. Crediteria.es
  2. >
  3. Tengo 18 años, ¿puedo solicitar un crédito?

Tengo 18 años, ¿puedo solicitar un crédito?

En la cabeza de los jóvenes hay muchas ilusiones, como independizarse, viajar, comprarse el último artículo de moda, estudiar un máster para completar los estudios o convertirse en un emprendedor como salida laboral.

Para todo ello, hace falta dinero y los jóvenes no suelen tener una economía que les permita hacer realidad sus sueños. Muchas veces se ven obligados a solicitar alguno de los préstamos para jóvenes que ofrecen las diferentes sociedades financieras, pero si para una persona adulta, que normalmente tiene una relativa estabilidad económica, puede resultar complicado encontrar financiación, para los jóvenes lo es aún más. En su contra juega que no suelen tener una nómina fija (por la precariedad de los contratos laborales) o bienes que sirvan de aval, por lo que muchos jóvenes experimentan ser rechazados por los bancos a la hora de solicitar un préstamo, lo que resulta muy frustrante.

No todos los prestamistas ni todas las sociedades privadas crediticias ofrecen préstamos a jóvenes de 18 años. Muchas entidades solicitan que el cliente tenga como mínimo 21 años.

En nuestro comparador de Crediteria, encontrarás los mejores créditos para jóvenes a partir de 18 años.

Desde pequeñas cantidades hasta 5.000 euros

Los prestamistas de capital privado que ofrecen préstamos o minicréditos online no exigen ningún requisito especial o diferente a los jóvenes que tengan entre 18 y 21 años. Las condiciones de un préstamo para jóvenes son las mismas que las de una persona de 40 años:

  • Tener residencia en España
  • Disponer de teléfono móvil
  • Ser titular de una cuenta bancaria
  • Tener suficiente solvencia económica para poder devolver la deuda: es posible que soliciten la copia de alguna fuente de ingresos regular (si tus ingresos superan los 400 euros no tendrás muchos inconvenientes)

Como vemos, la edad a veces nos juega malas pasadas cuando queremos acceder a financiación, ya sea para realizar proyectos o para hacer frente a una situación de emergencia. En el caso de los préstamos personales rápidos, muchas empresas nos exigen ser mayores de 21 o 25 años para poder solicitarlos. Sin embargo, existen otros prestamistas que también aceptan a clientes de entre 18 y 21 años. Si nos encontramos en este grupo de edad y necesitamos dinero urgente, podemos conseguir desde pequeñas cantidades hasta 5.000 euros.

¿Cuándo solicitar el préstamo si eres joven y tienes 18 años?

Si tienes 18 años y eres estudiante, puede resultar muy tentador la idea de solicitar un préstamo para poder llegar mejor a fin de mes. Los primeros sueldos nunca suelen ser altos y se puede estar muy apurado.

Los préstamos rápidos online pueden resultar una buena inyección económica en el caso de afrontar gastos extra, planes de ocio o compras necesarias. En estos casos, se pueden solicitar los minicréditos rápidos online, pero es muy importante asegurarse de que podrás devolver el dinero del préstamo en la fecha acordada.

Cuando hayas cumplido los 18 años, si necesitas financiación, puedes acudir a empresas de préstamos online donde cualquier persona mayor de edad, rellenando un sencillo formulario, puede acceder a un préstamo. Hay una gran variedad de ofertas en un corto espacio de tiempo y sin trámites complicados. Tú decides cuánto necesitas y en cuánto tiempo quieres pagarlo, con la flexibilidad de poder elegir lo que quieres pagar al mes y el día que prefieres que te pasen el recibo.

Se puede tardar en recibir el ingreso entre 10 minutos y 48 horas. El tiempo que emplean las empresas en aprobar y conceder créditos personales rápidos depende básicamente de dos factores: del horario laboral del prestamista (si hacemos la solicitud y la confirmamos dentro del horario laboral de la empresa, la aprobación y concesión del crédito se hará en cuestión de 10 minutos. En caso contrario, no recibiremos ninguna respuesta hasta el siguiente día hábil); del banco en el que tengamos nuestra cuenta (para recibir el dinero rápidamente debemos tener una cuenta en alguno de los bancos con los que trabaja nuestro prestamista, sino el ingreso puede tardar hasta 48 horas en hacerse).

Por otro lado están los créditos para estudiantes que otorgan la mayoría de los bancos, cajas y varias empresas de capital privado. Se trata de una cantidad de dinero que se presta para hacer frente a los costes de una carrera, máster, postgrados u otros cursos, y también es posible solicitar a una entidad financiera el anticipo de una beca que todavía está por cobrar.

Con ese dinero, es posible pagar la matrícula de la universidad, el material necesario para estudiar, el viaje para estudiar fuera del país u otros gastos relacionados con los estudios que se necesite cubrir.

Cuando se trata de un crédito para estudios, es habitual que se solicite un justificante de proyecto, lo que significa que se deberá presentar una fotocopia de la matrícula o cualquier otro documento justificativo para demostrar que el dinero va destinado a los estudios.