1. Crediteria.es
  2. >
  3. Si no pago mi crédito inmediato, ¿mi familia puede verse afectada?

Si no pago mi crédito inmediato, ¿mi familia puede verse afectada?

En algunas ocasiones, es necesario solicitar un crédito inmediato, y también, algunas veces, no es posible devolver el dinero en el plazo de tiempo acordado. Cuando esto ocurre, empiezan los verdaderos problemas, y es que no pagar un crédito inmediato, o un préstamo personal, tiene consecuencias. La primera es que se deberán pagar unos intereses más elevados, después llegarán los intereses por demora y, finalmente, puede llegar a darse una orden de embargo sobre bienes y nóminas.

Cuando no es posible pagar un crédito inmediato, la mejor opción es dirigirse a la empresa prestamista o a la entidad bancaria que ha concedido el crédito y hacer frente a la situación. Los bancos y las empresas de capital privado no quieren llegar a un juicio, no es beneficioso para ninguna de las partes, y siempre están dispuestos a negociar otra solución.

¿Cómo afecta a mi familia el impago de un crédito inmediato?

Cuando se contrae una deuda por un crédito inmediato, o por cualquier otro producto financiero, la familia se ve afectada en varios sentidos. En principio, cuando se acepta un crédito inmediato en muchas ocasiones no es necesario contar con una persona que avale al solicitante, pero el beneficiario del crédito está poniendo como aval todos sus bienes presentes y futuros, y en esos bienes también se incluye la nómina que pueda estar percibiendo o que perciba más adelante. Así, la economía familiar se verá seriamente afectada, pues cuando no se paga una deuda, esta se hace más grande con el paso de los días.

Las deudas se heredan

Nunca sabemos qué puede ocurrir dentro de cinco minutos, por lo que es necesario tener arreglados siempre nuestros asuntos para que no afecten a nuestros familiares. Algo muy importante a tener en cuenta es no tener deudas, pues, en caso de fallecimiento, los familiares las heredan. Algunas personas piensan que solo puede haber problemas en el caso de algunos tipos de deudas, pero lo cierto es que las deudas derivadas de créditos y préstamos también se heredan.

Cuando una persona fallece, son sus sucesores quienes deben hacer frente a sus deudas, tenga el fallecido propiedades o no. Por lo general, solicitar dinero a una entidad bancaria conlleva aceptar un seguro de vida para cubrir la deuda en caso de fallecimiento, las empresas de capital privado no obliga a hacerlo en todos los casos. Sin embargo, si el titular del crédito o préstamo fallece antes de saldar la deuda con la entidad, son sus sucesores quienes deberán pagarla.

En el caso de que el fallecido tenga propiedades, al aceptar la herencia también se está aceptando la deuda, pues no pagar conlleva el embargo de los bienes. En el caso de que una herencia conlleve deudas, es posible optar por rechazar la herencia, en ese caso, pasaría a los siguientes sucesores, que podrán aceptarla junto a la deuda y hacer frente a ella, o aceptar lo que quede de la herencia una vez que los bienes hayan cubierto el pago de la misma.

Consecuencias de no pagar un crédito inmediato

Cuando se acepta un crédito inmediato, o un préstamo, sea cual sea la cantidad concedida por la entidad, se ha de asumir que el dinero se debe devolver, junto con los intereses pactados, en el plazo de tiempo acordado. Sin embargo, en ocasiones no es posible hacerlo, la vida y las circunstancias son cambiantes. En ese caso, la mejor opción es dirigirse a la entidad prestamista y exponer la imposibilidad de hacer frente a la deuda en ese momento, siempre antes de que llegue el día en el que se debe realizar el pago. De esa manera, se podrá negociar otra forma de realizar los pagos, esto saldrá un poco más caro y conllevará otras condiciones, pero siempre es mejor que entrar en mora.

Cuando no se paga un crédito inmediato, la entidad financiera empezará a cobrar intereses por demora desde el primer mes o día en el que ha vencido la deuda, lo cual la encarecerá mucho más. Posteriormente, la entidad puede solicitar a un juez el embargo de los bienes del deudor, en ellos se incluye la nómina. Además, el deudor será incluido en una lista de morosos, lo que hará que no pueda solicitar dinero prestado ni a las empresas de capital privado ni a las entidades bancarias. Es necesario tener en cuenta que, si bien existen empresas de capital privado que conceden créditos a personas que se encuentran incluidas en la lista ASNEF, deniegan las solicitudes a aquellas personas cuya deuda ha sido contraída a causa de un producto financiero.

Así, cuando se solicita un crédito inmediato se ha de considerar como gasto prioritario la devolución del mismo, de esa forma, no habrá problemas, y en el futuro, ante una necesidad, se podrá solicitar más dinero. Por ese motivo, se debe llevar a cabo un endeudamiento inteligente y no solicitar dinero a ninguna entidad si no es totalmente necesario.