1. Crediteria.es
  2. >
  3. ¿Pueden dar mis datos a la policía por no devolver un minicrédito?

¿Pueden dar mis datos a la policía por no devolver un minicrédito?

Si, por alguna razón, te han notificado que por no pagar un minicrédito, tus datos van a ser transferidos a la policía, es importante que sepas que esto no es así.

La policía no tiene ninguna relación directa por el impago de un minicrédito u otro producto financiero. Por tanto, si una compañía crediticia te reclama alguna deuda, las vías son la comunicación directa contigo y, en último lugar, un trámite judicial, pero nunca a través de la policía.

Qué hacer si no puedo devolver un minicrédito

Si, por el motivo que fuese, no pudieras pagar una cuota a tiempo en el día acordado en el contrato cuando formalizaste el minicrédito, lo más aconsejable será avisar al prestamista antes de que llegue dicho día.

La compañía crediticia suele ser comprensiva ante los imprevistos de sus clientes y, siempre y cuando se avisen y se hablen las cosas, ellos podrán negociar un plan de pagos alternativo, tal como: otorgarte un “mes de respiro” o aplazar el día de pago. Avisar a la entidad evita también el tener que pagar intereses de demora, los cuales pueden oscilar entre los 20 y los 40 euros.

¿Qué pasa si no puedo devolver un minicrédito?

En la mayoría de los casos, las compañías crediticias ponen en marcha su plan de impagos cuando un cliente no puede o no quiere devolver su minicrédito, y no les ha avisado de su imprevisto para poder negociar:

  1. Cuando hay impago de una mensualidad: se cobrarán los intereses de demora, los cuales oscilan entre los 20 y los 40 euros.
  2. Después del segundo impago: la entidad te contactará de nuevo para reclamar los impagos Esto conllevará una nueva comisión por reclamo de posiciones deudoras. En este punto, la compañía crediticia tiene pleno derecho de inscribirte en un fichero de impagos como ASNEF, con previo aviso hacia ti.
  3. Tras tres cuotas impagadas: llega el proceso in extremis por parte de la compañía crediticia, la vía judicial.

¿Qué pasa si me han notificado un trámite judicial por no devolver un minicrédito?

Para empezar, te llegará una carta certificada con la notificación de una denuncia por incumplimiento de contrato, por el que reclaman el pago de la deuda. Esto conllevará acudir a una citación judicial, en la fecha reflejada en la carta, llamada juicio de faltas.

En este caso, podrás reclamar previamente si existen disconformidades. Para este proceso judicial se te adjudicará un abogado de oficio, en el caso de que no tengas o no puedas permitirte tu propio abogado. El juez podrá sentenciar un embargo de tus bienes para saldar la deuda y el pago de los costes del juicio.

Consejos para evitar los impagos

  • Es vital que, antes de pedir un minicrédito u otro producto financiero, hay que cerciorarse bien de que se podría devolver a tiempo, para evitar estos males mayores que sólo le perjudican a uno mismo. Hacer bien las cuentas, de los ingresos y gastos que hay en la económica familiar. No contar con un dinero que no está en tus manos en estos momentos, como: la venta de un mueble o inmueble, el préstamo de dinero que alguien te ha prometido, aunque sea una persona cercana, un trabajo apalabrado pero no firmado su contrato, etc. Muchos proyectos no acordados legalmente pueden trastocarse y echarse para atrás, metiéndote en problemas financieros y encaminarte a los impagos junto con problemas mayores.
  • Una vez hechas bien las cuentas, es vital también que se pida sólo la cantidad de dinero que realmente se necesita. Es decir, si vamos a pedir el dinero para pagar una reparación, multa o reforma, no pedir de más para un capricho. Es mejor ajustarse a lo que se necesita y poder devolverlo para evitar endeudarte.
  • No pedir el dinero para saldar otras deudas. Esto sólo lleva al sobre-endeudamiento, cúmulo de problemas financieros mayores: una espiral viciosa difícil de salir.
  • Comparar muy bien entre varios productos financieros. Es aconsejable acudir a la ayuda de compradores de créditos, como Crediteria. Aquí, en un momento, podrás visualizar la cantidad final que deberás pagar cuando pase el plazo de devolución, es decir, la cantidad que pediste junto con los intereses y otros costes. Esto tiene la vital ventaja de que no hay sorpresas desagradables al final, y podrás hacer muy bien tus cuentas.
  • A la hora de hacer cuentas, contar con los imprevistos. Es normal que, yendo bien en los pagos, ocurran imprevistos como: la rotura de la lavadora, un golpe con el coche, la rotura de las gafas del niño, etc. es siempre recomendable contar con un “colchón” para cubrir este tipo de imprevistos, para evitar tener que coger el dieron destinado a devolver el minicrédito o el pago de algún suministro o hipoteca. Si el tener este “colchón”, conlleva a no tener caprichos, pues no se tienen, hay que ser responsable.
  • Si no salen las cuentas, no meterse en productos financieros. Sin más, mejor pedir ayuda a algún familiar o amigo.
  • Solicitar un seguro de impago. Aunque se deba pagar un poco más cada mes, valdrá la pena si surgen imprevistos y no puedas pagar tu cuota.