1. Crediteria.es
  2. >
  3. ¿Por qué han denegado mi solicitud de préstamo si no estoy en ASNEF?

¿Por qué han denegado mi solicitud de préstamo si no estoy en ASNEF?

Optar por un crédito ha sido una de las actividades financieras de mayor demanda en los últimos tiempos. A todos nos interesa este instrumento de financiación, bien sea para invertir en un proyecto personal o, simplemente, para salir de ciertos contratiempos.

Si estás leyendo estas líneas es porque en algún momento decidiste solicitar un préstamo y obtuviste una respuesta negativa. ¿Por qué me han denegado mi solicitud de préstamo si no estoy en ASNEF?

Veamos algunos factores que pudieron haber provocado una respuesta negativa de la entidad financiera.

Edad permitida

Una solicitud de préstamo implica una responsabilidad y tener conocimiento expreso de las características que se derivan de este proceso. Por esta razón, la mayoría de las entidades financieras fijan una edad mínima para gestionar dicho trámite, entre 18 años a 21 años.

Las instituciones querrán asegurarse de que la persona goce de ingresos reales para honrar sus compromisos y esto debe ser comprobable.

En el caso de la tercera edad, las entidades financieras pueden permitir que personas entre 65 años y 70 años puedan realizar la solicitud de créditos, pero más allá de estas edades es difícil optar por un préstamo, a no ser que sea con un aval.

Provincia no admitida

Las entidades que ofrecen préstamos a los usuarios se encargan de verificar sus datos, tal es el caso de su dirección, por lo que algunas organizaciones bancarias no admiten ciertas provincias, ya que el sistema bancario describe dichas provincias con más tendencia a la morosidad por sus habitantes, esta información es totalmente considerada para que pueden aceptar o rechazar una solicitud de crédito. Una de las formas que la entidad financiera puede saberlo es mediante el listado de morosidad de ASNEF.

No se produjo contacto vía telefónica

Las entidades bancarias se aseguran en todo momento de verificar cada dato aportado por el solicitante. Algunas establecen como mecanismo de verificación el contacto vía telefónica con el solicitante. Si por alguna razón la persona no es contactada, puede ser interpretado como un elemento de no verificación y, por ende, un motivo para que la entidad financiera rechace el crédito.

Por eso, te recomendamos guardar los números telefónicos de la entidad en caso en que seas contactado y tu móvil no lo registre como desconocido.

Ingresos insuficientes

Una persona que no perciba ingresos suficientes y comprobables al mes es una razón por las que las organizaciones financieras pueden rechazar las solicitudes de créditos. Hay una conexión importante entre los ingresos generados durante el mes con la cantidad que deseas solicitar para el crédito. De esta combinación, dependerá la capacidad de respuesta del usuario y de la entidad financiera para aceptar dicha solicitud.

Situación laboral

Este es un factor primordial que las entidades bancarias verifican con detalle. Si el solicitante presenta una situación laboral irregular, donde no haya evidencia de ingresos estables, esto representa un riesgo para la organización financiera. Si por el contrario, se está en paro, pero se percibe ingresos de prestaciones o pensiones, no  debería haber mayor complicación para un trámite con éxito.

Otro factor a considerar es la antigüedad en el trabajo, ya que muchas entidades financieras no admiten personas con contratos en vigor de tres meses a seis meses. Lo ideal es que la persona goce de un contrato indefinido, aunque son pocos los que tienen en la actualidad este tipo de relación de trabajo.

Estado civil

Generalmente, dentro de las políticas bancarias se da prioridad a aquellos perfiles que garanticen estabilidad. Cuando se trata de una persona casada, para muchos es sinónimo de que existe un nivel de responsabilidad compartida, por lo que si la persona que solicita el crédito por alguna razón no puede cumplir con sus compromisos, de forma temporal o permanente, por esta condición civil, habría alguien que se podría hacer cargo de la responsabilidad financiera.

Datos personales incorrectos

Solicitar un crédito es sinónimo de establecer una relación de confianza y responsabilidad con la entidad financiera, por lo que aportar datos personales incorrectos puede dar lugar a que sea rechazada la solicitud de crédito. Por la seguridad de institución prestamista, deben ser comprobados todos y cada uno de los datos aportados.

Documentos no visibles

Tanto la información verídica como los documentos aportados son importantes para otorgar un préstamo. Las entidades financieras han dado facilidades en el proceso y muchas de estas verifican vía online la documentación. En el caso de que la documentación no pueda ser legible, aparecerá un error en la verificación de la información y supondrá el rechazo de la entidad bancaria.

Los factores mencionados pueden influir para que una organización financiera decida rechazar tu solicitud de crédito, por lo que te recomendamos que tengas en regla toda la información y documentación que aportes, incluyendo tus ingresos y demás aspectos.  Haciendo esto, no correrás el riesgo de que tu trámite no sea aceptado.