1. Crediteria.es
  2. >
  3. En caso de fallecimiento, ¿cómo se pagará el préstamo?

En caso de fallecimiento, ¿cómo se pagará el préstamo?

La vida es hermosa y nos ofrece oportunidades todos los días, aunque no siempre las veamos. Sin embargo, la vida también puede terminar en un momento, la muerte está fuera de nuestro control. Entonces, cuando se tienen deudas pendientes, también se ha de tener en cuenta qué ocurrirá con ellas cuando no estemos aquí para hacerles frente. En un momento dado, puede ser absolutamente necesario solicitar un préstamo, pero también debemos pensar en las personas que se quedan cuando nos marchamos.

Cuando una persona fallece, empieza un período de tristeza, desazón y trámites. A todo ello deben hacer frente sus herederos, y no siempre se heredan bienes. Lo cierto es que las deudas también se heredan, y es necesario hacer frente a ellas. Pero el Código Civil establece que la herencia no es una obligación, sino que se trata de un derecho.

¿Qué hacer cuando una persona fallece y tiene deudas?

Siendo que la herencia es un derecho y no una obligación, los herederos de la persona fallecida, lo primero que tienen que hacer es informar a la entidad del fallecimiento de la persona que tiene la deuda. Tras ello, pueden tomar una decisión sobre su herencia:

  • Aceptar la herencia, en ella van incluidas las deudas.
  • Rechazar la herencia.
  • Aceptar que a la herencia se le reste la cantidad de dinero adeudada por la persona fallecida.

¿Qué documentación es necesaria para informar al deudor del fallecimiento del titular?

Cada entidad bancaria o empresa prestamista de capital privado informará a los familiares del fallecido los pasos que deben seguir. En el caso de los bancos, por lo general la documentación que piden para demostrar la muerte del titular del préstamo son estos, aunque dependiendo del producto financiero pueden pedir más documentos:

  • Certificado de defunción.
  • Testamento o declaración de herederos.
  • Certificado de últimas voluntades
  • Escritura de adjudicación de la herencia.
  • Escritura pública de renuncia en el caso de no aceptar la herencia uno o varios de los herederos.
  • El banco entregará una serie de certificados que servirán para hacer el pago del impuesto de sucesiones, una vez abonado también se deberá entregar al banco el documento que certifica dicho pago.

Cuando se ha entregado toda la documentación, el banco entregará a los herederos las cuentas del fallecido, depósitos, planes de pensiones y todos los productos relacionados con él.

¿Cuáles son las consecuencias para el avalista?

Cuando se firma un préstamo contando con una persona que avale el mismo, también se ha de tener en cuenta las consecuencias para el avalista del fallecimiento del titular. La función de la persona que avala no desaparece tras la muerte del titular del préstamo, sigue igual en el caso de que los herederos acepten la deuda. En el caso de que no la acepten, las consecuencias para el avalista dependerán de las cláusulas que se hayan acordado en el contrato del préstamo con respecto a su responsabilidad. Por ese motivo, siempre es muy importante leer todo el contrato antes de firmarlo, incluyendo las condiciones adicionales y los supuestos.

Si existen dos titulares en el préstamo y los herederos aceptan la deuda, estos tendrán que pagar el 50% y el co-titular la otra mitad del préstamo. En el caso de que los herederos no acepten la deuda, será el co-titular quien deba asumirla en su totalidad.

¿Qué son los seguros de pagos de un préstamo?

Para que no se den estas situaciones, y otras que pueden acontecer, como la pérdida del empleo, una enfermedad grave que impide trabajar durante algún tiempo o algún tipo de incapacidad, cuando se va a contratar un préstamo personal cuya duración va a ser larga, como pueden los créditos para vivienda, es habitual que los bancos pongan como condición a sus clientes que contraten un seguro de protección de pago del préstamo. Es un gasto adicional, pero que proporciona tranquilidad al banco, al cliente y a sus herederos.

Muchas empresas de capital privado no ponen como condición la contratación de este tipo de seguros; sin embargo, es el titular del préstamo quien debe plantearse las consecuencias de su muerte para sus familiares o las que puede tener él mismo en el caso de no poder hacer frente a la deuda. Los seguros de protección de pago de los préstamos sirven para asumir una parte del préstamo o la totalidad de sus cuotas durante un tiempo acordado y para liquidar el préstamo en caso de fallecimiento. Cada compañía tiene unas coberturas con respecto a los préstamos y unas condiciones para hacerse cargo de la deuda; del mismo modo que ocurre con los préstamos y créditos, siempre es necesario comparar entre varias de ellas.

Cuando se contrata un seguro de protección de pago, es muy importante leer todo el contrato y comprenderlo, ya que hay situaciones que no están cubiertas, así como un tiempo establecido entre la contratación del seguro y la situación que ha dado lugar a que este sea utilizado.