1. Crediteria.es
  2. >
  3. Créditos personales rápidos, ¿qué requisitos solicitan?

Créditos personales rápidos, ¿qué requisitos solicitan?

Pedir un crédito personal rápido es fácil y asequible. Por esa misma facilidad, puede convertirse en una tentación. Siempre que se pide un crédito personal es necesario tener la seguridad de que es absolutamente necesario. Endeudarse sin tener una necesidad real puede conllevar problemas, pues se entra en una espiral que, finalmente, puede terminar cuando no se tiene dinero suficiente para hacer frente a las deudas.

Muchas empresas prestamistas de capital privado ofrecen créditos rápidos sin pedir demasiados requisitos, pero sí son partidarias del endeudamiento responsable e inteligente. Si se va a pedir un crédito rápido, debe ser para pagar algo indispensable que no puede esperar o para invertir el dinero en algo que proporcione más ganancias. Es necesario tener en cuenta que este tipo de créditos se han de devolver en un corto plazo de tiempo, por lo general 30 días, dependiendo de la cantidad prestada, y que esa cantidad va a depender de los ingresos del solicitante, independientemente de que la empresa prestamista anuncie que va a prestar una cantidad de dinero determinada.

Requisitos para pedir un crédito personal rápido

Cada empresa prestamista de capital privado establece sus propios requisitos, algunas piden más y otras menos, pero, por lo general, los requisitos que se deben cumplir para pedir un crédito personal rápido son:

  • Ser mayor de edad. Algunas empresas prestamistas de capital privado consideran que la mayoría de edad financiera es a los 21 años, otras a los 18. Algunas de ellas tienen productos financieros específicos para estudiantes, concediendo créditos para estudiar.
  • Presentar DNI, NIE u otro documento que solicite la empresa prestamista para demostrar la identidad del solicitante. Se hará enviando una copia escaneada por el medio que considere la entidad, generalmente es a través de la web en la que se realiza la solicitud o a través de correo electrónico.
  • Residir en España de manera permanente. En el caso de las personas extranjeras, es probable que la empresa prestamista le solicite algún documento que lo demuestre, como puede ser el certificado de empadronamiento o recibos domiciliados a nombre del solicitante. También algunas empresas de capital privado requieren que el solicitante, de ser una persona extranjera, haga un mínimo de años que reside en España.
  • Ser titular de una cuenta bancaria perteneciente a un banco ubicado en España. En dicha cuenta, será ingresado el dinero del crédito. El tiempo que tarda en llegar dependerá de la entidad bancaria y de si se solicita en fin de semana, en vísperas de día festivo o la hora del día. Para saber cuándo llegará el dinero a la cuenta del solicitante, es necesario consultar con la empresa prestamista bien informándose en su web, por teléfono o por correo electrónico. Lo más rápido es consultar la página web.
  • Contar con ingresos suficientes para hacer frente a la deuda en el plazo de tiempo acordado. La cantidad de dinero prestada dependerá de los ingresos que perciba el solicitante y de sus gastos fijos. Algunas empresas prestamistas de capital privado no requieren que el solicitante cuente con una nómina, puede percibir el dinero de una prestación, beca, pensión, el cobro de un alquiler, etc. Sí requerirán que ese dinero se perciba durante el tiempo que va a durar el crédito.
  • Facilitar un número de teléfono móvil, algunas empresas prestamistas de capital privado también solicitan una dirección de correo electrónico. De ese modo, pueden enviar un código para confirmar la operación.
  • ASNEF. Algunas empresas prestamistas de capital privado aceptan a clientes que se encuentran incluidos en una lista de morosos. Sin embargo, cada una de ellas establece sus condiciones para hacerlo. Pueden poner un límite a la cantidad de dinero adeudada que ha dado lugar a dicha situación, y también negar la solicitud dependiendo de con quién se ha contraído la deuda. Generalmente, no aceptan a personas que tienen una deuda impagada con una entidad bancaria o con otra empresa prestamista. Se debe tener en cuenta que los datos de una persona no pueden estar en un lista de morosos durante un plazo superior a seis años.
  • Dar permiso a la empresa prestamista para conocer el historial financiero del solicitante. Algunas empresas prestamistas piden a su cliente que entre en su banca online con su usuario y contraseña, en ese momento utilizan un programa informático, como puede ser Instantor, que realiza un informe en 5-10 minutos. Aunque el cliente entre en su banca online a través de la web de la empresa, esta no tiene acceso a su cuenta y el programa borra los datos del solicitante.
  • Antes de decidirse por una empresa que conceda un crédito rápido, o por cualquier otro producto financiero, es necesario comparar siempre entre varias. También conocer todas sus condiciones, no únicamente el precio que se va a pagar. Algunas empresas prestamistas permiten la devolución del crédito antes de que venza el plazo de tiempo acordado, de esa manera, se pagan menos intereses, otras no lo aceptan. Del mismo modo, algunas de estas empresas conceden prórrogas si no es posible devolver el dinero el día acordado, otras no lo hacen y las penalizaciones pueden ser caras.