1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿En qué consiste una reunificación de deudas?

¿En qué consiste una reunificación de deudas?

Cuando se debe hacer frente a varios pagos cada mes, destinados a liquidar créditos, préstamos y posiblemente la hipoteca, se puede llegar a una situación difícil de resolver. Por lo general, la mejor opción es no endeudarse con un crédito o préstamo antes de liquidar el que está en vigor; sin embargo, no siempre es posible, más si se cuenta con una hipoteca. A lo largo de los años, es normal que en algún otro momento sea necesario pedir dinero prestado para otros fines.

Cuando se llega a esta situación, es cuando se opta por una reunificación de deudas, en ocasiones incluso son las entidades bancarias quienes proponen esta solución a sus clientes. La reunificación de deudas consiste en que una entidad, bancaria o de capital privado, asume todas las deudas del cliente y las liquida, el dinero que ha utilizado para hacerlo deberá ser devuelto con un nuevo plazo de tiempo y otros intereses. Se trata de un nuevo préstamo que producirá alivio pues las cuotas a pagar será solo una al mes o el tiempo que se acuerde con el prestamista.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Qué tener en cuenta al solicitar una reunificación de deudas?

Si bien la reunificación de deudas puede ser un alivio, pues las cuotas a pagar se reducen y además funciona como una hipoteca, pudiendo hacer amortizaciones y, por lo tanto, reduciendo el capital pendiente cuando la economía lo permita; también hay que tener en cuenta algunos aspectos de la nueva situación antes de decidirse por esta opción.

  • Para solicitar una reunificación de deudas es necesario tener un inmueble en propiedad, aunque se trate del inmueble por el que se está pagando una hipoteca.
  • Si se está incluido en una lista de morosos, ningún banco va a conceder una reunificación de deudas, ya que se trata de un nuevo préstamo. En ese caso será necesario recurrir a las empresas de capital privado.
  • La reunificación de deudas es concedida como una nueva hipoteca, por lo que se pueden tardar muchos años en devolverla.
  • El nuevo préstamo, destinado a la reunificación de deudas, durará un tiempo establecido, puede ser más largo que el que se tenía para pagar las deudas por separado.
  • Cuánto más tiempo se tarda en liquidar un préstamo, más intereses se pagan.
  • Lo intereses del préstamo destinado a la reunificación de deudas son más elevados que los de un préstamo personal.
  • Al liquidar las deudas, también se han de pagar los gastos de cancelación que se hubieran acordado.
  • No todas las entidades bancarias están dispuestas a conceder la reunificación de deudas, por lo que será necesario buscar y comparar entre varias entidades o empresas de capital privado que estén dispuestas a asumir todas las deudas. En todo caso, aunque la entidad bancaria con la que se trabaja sí esté dispuesta a conceder una reunificación de deudas, siempre es aconsejable comparar las ofertas de otras entidades y elegir la que proponga mejores condiciones para cada caso en concreto.
  • Se deberán pagar los gastos de cancelación de las deudas, en el caso de las hipotecas suele ser el 0,50% si se realiza durante los cinco primeros años y del 0,25% a partir de los cinco años.
  • También se deberán pagar los gastos de notaría, gestoría, registro de la propiedad y otros gastos si los hubiera, derivados de la cancelación de las deudas.
  • La comisión de apertura de la reunificación de deudas conlleva un coste.

Ventajas de la reunificación de deudas

Una vez se han tenido en cuenta todas las cuestiones que conlleva la reunificación de deudas antes de decidirse por esta solución, también se ha de tener en cuenta que esta operación aporta varias ventajas.

Si se tiene una hipoteca, un préstamo personal y quizás un crédito, se pagan intereses cada mes por cada uno de estos productos. Una vez sumados, vemos que los intereses juntos son muy elevados. Al solicitar una reunificación de deudas, se pagará un único interés, aunque es cierto que el plazo de tiempo de la devolución puede ser muy elevado, por lo que se pagará mucho más finalmente, aunque el interés de la reunificación de deudas suele ser más bajo que el de una hipoteca.

Algunas personas optan por contratar a un bróker para que busque la mejor oferta en reunificación de deudas. Es una buena elección si no se está seguro de poderlo hacer por uno mismo, pero cobran una comisión que corresponde a un tanto por ciento del valor total de la nueva hipoteca.

En cualquier caso, tomar la decisión de contratar una consolidación de deudas no se debe hacer a la ligera, es necesario analizar todas las opciones del mercado, calcular cuánto dinero se va a pagar finalmente y pensar si la solución va a ser un alivio a corto o largo plazo. Es posible que en un momento dado sea difícil hacer frente a varias deudas, pero también se ha de tener en cuenta que en algún momento se podrá liquidar alguna de las deudas, como son un crédito o un préstamo personal, y que entonces habrá menos gastos que afrontar.