1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿En qué casos te cobrará Hacienda intereses de demora?

¿En qué casos te cobrará Hacienda intereses de demora?

intereses de demora Hacienda

Todos sabemos que con el paso del tiempo, el dinero gana y pierde valor. En este sentido, el impago de una deuda acarrea un perjuicio para el acreedor, y es cuando se generan los intereses de demora. Para estos casos, el Gobierno establece por ley un porcentaje que puede usarse para reclamar en algunos supuestos. Es decir, si tu contrato no marca nada diferente, es este interés el que entra en juego.

Pero, ¿exactamente qué son los intereses de demora?

Se trata de un recargo que se cobra en base a una deuda pendiente. Para darse esta situación, debe haber circunstancias que justifiquen ‘su exigibilidad’. Este interés responde al interés legal del dinero vigente en el período en el que resulte exigible, incrementado en un 25%. El tipo de interés se fija de manera anual en los Presupuestos Generales del Estado para el ejercicio entrante.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

¿Cuándo Hacienda cobra los intereses de demora?

Según el artículo 26 de la Ley General Tributaria, Hacienda cobra los intereses de demora en los siguientes casos:

  • Pago de una deuda o de una sanción fuera de plazo. Si ha finalizado el pago de un impuesto sin haberse solicitado un aplazamiento, o si el aplazamiento ha sido negado, Hacienda cobrará intereses de demora. De igual manera ocurre si hay una sanción y el plazo termina sin que se haya sufragado el pago exigid
  • Cuando se presenta una autoliquidación o declaración de la que resulte una cantidad a ingresar, una vez finalizado el plazo establecido al efecto en la normativa tributaria. Al presentar un impuesto positivo fuera del plazo, a la cantidad a pagar le serán aplicados intereses de demora. Lo mismo ocurre cuando se dejan cantidades sin ingresar por hacer cálculos incorrectos
  • Cuando hay un cobro de una devolución improcedente
  • Por la suspensión de un acto, exceptuando en el supuesto de recursos y reclamaciones contra sanciones, durante el tiempo en que transcurra este proceso, hasta que finalice el plazo de pago en el período voluntario abierto por la notificación de la resolución y que detenga la vía administrativa
  • En el inicio del período ejecutivo, salvo lo que disponga el apartado 5 del artículo 28 de la Ley General Tributaria referente a los intereses de demora, cuando se exija el recargo ejecutivo o el recargo de apremio reducido

En todas las anteriores situaciones, la exigencia de los intereses de demora es automática. No será necesaria la intimación de Hacienda, ya que los intereses de demora tienen una naturaleza indemnizatoria, no sancionadora. Esto hay que tenerlo en cuenta.

Si es Hacienda la que incumple los plazos fijados para resolver el procedimiento, no serán exigidos intereses de demora. Se puede tratar de resolución de solicitudes de compensación, un acto de liquidación, o la resolución de los recursos administrativos. Lo anterior no se aplicará cuando se incumple el plazo para resolver solicitudes de aplazamiento o fraccionamiento del pago.

Por regla general, los intereses de demora que cobra Hacienda se aplican sobre la cantidad no ingresada en el plazo. Cuando se trata de devoluciones improcedentes, estos intereses se calculan sobre la cantidad de la devolución cobrada indebidamente.

¿Cómo son calculados los intereses de demora?

En el momento de contabilizar los intereses de demora, se tiene en cuenta un plazo de 12 meses. Si el retraso en inferior a este tiempo, estos intereses serán calculados proporcionalmente. Para entenderlo, podemos usar como ejemplo la devolución del IRPF.

La Agencia Estatal de Administración Tributaria está obligada a incluir los intereses de demora si no se ingresa la devolución de la renta antes del 31 de diciembre. Si Hacienda tuviera que devolvernos 100 euros y lo hiciese en febrero, el interés que aplique será proporcional a enero y febrero.

En general, ¿cuándo se habla de intereses de demora abusivos?

Los intereses de demora fijados por los Presupuestos Generales del Estado solo se aplicarán si el contrato firmado no estipula un interés concreto, lo que no suele ser habitual. En la mayoría de las transacciones, se establece el tipo de interés a pagar en caso de retrasarse en la devolución de la deuda.

El caso es que hay muchas entidades que cobran intereses de demora excesivos. Pero… ¿cuándo comienzan a ser abusivos? ¿Hay algún límite en estos casos? Sí. La Ley de Usura que data de 1908, establece que “será nulo todo contrato de préstamo en el que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero”.

En el 2015, el Tribunal Supremo en su sentencia dictada el 8 de septiembre de 2015, confirma que los intereses de demora no pueden ser superiores a dos puntos sobre el interés remuneratorio.

Asimismo, el artículo 20 de la Ley 16/2011 de Contratos y Créditos al Consumo, acota que el interés moratorio para descubiertos en cuenta podrá superar en 2,5 puntos el interés legal del dinero.