1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. El juicio Monitorio como instrumento para cobro de morosos

El juicio Monitorio como instrumento para cobro de morosos

juicio monitorio morosos

El juicio Monitorio es un procedimiento judicial a través del cual se requiere el pago de una deuda. A través del juicio Monitorio, se puede exigir una deuda a una persona física o jurídica y puede ser iniciado por cualquier persona que pueda demostrar que le es debida una cantidad de dinero en concreto. Para evitar este tipo de situaciones, al solicitar un crédito, es necesario tener la seguridad de que se va a poder pagar.

Para poder iniciar el juicio Monitorio, se han de dar algunas circunstancias concretas que se puedan demostrar de la manera más clara posible:

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
  • Debe tratarse de una deuda dineraria, a través del juicio Monitorio no se pueden reclamar bienes ni trabajos.
  • El plazo de pago debe haber vencido
  • La deuda debe ser exigible, es decir, no debe estar sujeta a contraprestación ni condiciones
  • Debe tratarse de una cantidad de dinero determinada

¿Cuándo se inicia el juicio Monitorio?

Una vez vencido el plazo para pagar la deuda, ya sea procedente del impago de un crédito o de cualquier otra naturaleza, el juicio Monitorio puede ser solicitado cuando se puede demostrar que realmente existe esa deuda. Para ello, será necesario aportar documentos que lo demuestren. Los documentos pueden ser:

  • Documentos firmados por el deudor o que contengan alguna señal física o electrónica que lo identifique, como puede ser su sello, impronta o cualquier otra marca
  • Facturas, albarán de entrega o cualquier otro documento que, aunque haya sido creado por el acreedor, sea el que habitualmente es utilizado para documentar las deudas y créditos entre el acreedor y su cliente
  • Es posible, en el caso de existir, aportar otros documentos, además del que acredita la deuda existente, que demuestren una relación anterior entre el acreedor y el deudor
  • En el caso de Comunidades de Propietarios o de arrendatarios, se deberá aportar documentación que certifique que existe una deuda real entre el inquilino y la Comunidad de vecinos, o entre el inquilino y el propietario del inmueble.

No existe un límite de dinero que se pueda reclamar a través de un juicio Monitorio. Sin embargo, sí existen distintas condiciones y consecuencias tanto para el deudor como para el acreedor, dependiendo de la cantidad de dinero reclamada.

¿Dónde se va a celebrar el juicio Monitorio?

Una vez presentada toda la documentación que acredite la deuda y facilitada la identidad y dirección del deudor, será el Juzgado de primera instancia perteneciente a la localidad en la que resida el deudor quien se haga cargo del juicio

Si se presenta la documentación en un juzgado y el domicilio del deudor no pertenece al término territorial del que es competente, se archivará la solicitud de la causa y el acreedor deberá solicitar el juicio Monitorio en el juzgado de primera instancia que tenga competencias en el lugar en el que reside el deudor. Es importante tener en cuenta que, de haber presentado la demanda en un juzgado que no puede actuar contra el deudor, la documentación no será remitida a otro juzgado, deberá ser el acreedor quien inicie la causa de nuevo.

Inicialmente, el Secretario Judicial requerirá al deudor el pago de la deuda en un plazo de 20 días, en esa fase se pueden dar varias circunstancias:

  • Que el deudor pague la deuda, en ese caso la causa quedará archivada.
  • Que el deudor no pague la deuda ni se persone en el Juzgado durante los veinte días que se le han dado como plazo para demostrar que no tiene la obligación de pagar esa deuda. En esos casos, el proceso se dará por terminado y el acreedor podrá solicitar el embargo de bienes, nóminas, cuentas corrientes u otras formas de cobrar la cantidad que le es debida.
  • Que no sea posible localizar al deudor. Si no es posible en la dirección facilitada o si se desconoce, el acreedor puede solicitar al Juzgado que localice al deudor. Si no es posible su localización, el juicio Monitorio quedará archivado.
  • Que el deudor se oponga a pagar la deuda. En ese caso, y si la deuda es superior a los 2.000 euros, deberá presentar un escrito de oposición firmado por un abogado y procurador. Una vez presentado el escrito e informado el acreedor, si la deuda es superior a 6.000 euros, éste último tendrá un plazo de un mes para interponer una nueva demanda. En caso de no hacerlo, se archivará la demanda y el acreedor deberá pagar los costes del procedimiento.
  • En el caso de que el deudor cambie de domicilio mientras se está llevando a cabo el procedimiento, este continuará en el mismo juzgado en el que ha sido iniciado, por lo que será el deudor quien deba dirigirse a la localidad en la que ha sido iniciado.
  • Si la deuda reclamada en el juicio Monitorio no es superior a 6.000 euros y el deudor ha presentado el escrito de oposición, el monitorio desembocará en un juicio verbal. En el caso de tratarse de una deuda superior a 6.000, lo hará en un juicio ordinario.