1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Diferencias entre préstamos gratis y préstamos sin intereses

Diferencias entre préstamos gratis y préstamos sin intereses

Cuando alguien necesita financiación de manera urgente, con el fin de solventar un imprevisto de última hora, podrá comprobar que en el mercado se oferta tanto préstamos gratis como préstamos sin intereses. Ahora bien, aunque puedan parecer lo mismo, realmente no son los mismos productos. A continuación, te indicamos cuales son sus diferencias para que puedas salir de dudas y elegir el producto financiero más adecuado a tus necesidades.

Principales diferencias entre préstamos gratis y préstamos sin intereses

Para poder distinguir entre uno u otro producto financiero que se anuncia básicamente sin coste, las diferencias más claras son:

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Cada uno lo ofrece diferente entidad

  • Los denominados préstamos sin intereses son ofertados por entidades financieras que son supervisadas bajo el Banco de España. Dichas entidades financieras son reguladas por el Ministerio de Economía y se fija bajo sus propias normativas.
  • Por contra, los denominados préstamos gratis son ofertados por compañías crediticias con capital privado. Aunque no están controladas por el Banco de España, si el Ministerio de Economía se encarga de supervisarlas y regular su funcionamiento bajo la Ley sobre comercialización a distancia de servicios financieros del año 2007. Entre otras regulaciones, indica cómo dichas compañías crediticias deben informar a sus clientes de sus productos financieros y evitar a toda costa el fraude.

Cada uno tiene una forma de indicar sus intereses

  • Los préstamos sin intereses que ofertan los bancos tienen dos formas de indicar a sus clientes el coste, aunque parezcan que no tengan. El Banco de España les obliga a indicarlos bien mediante:
  1. El TIN (Tipo de Interés Nominal: interés que se cobra al dejar dinero). En estos casos, suelen ser del 0%.
  2. O bien mediante el TAE (Tasa Anual Equivalente: en la que se contabiliza la media del coste total del préstamo, y cuyo valor es el más real para verificar si un producto crediticio es o no barato o gratuito).
  • Los préstamos gratis de las compañías crediticias privadas no tienen la obligación de indicar estos costes. Además, si cobraran algún tipo de honorarios, serán por una cifra fija, no por la cantidad de dinero que pida el cliente. En algunos casos, ni esta comisión la cobran, como es el caso de Vivus.

Cada uno es ofertado a un tipo de cliente u otro

  • Los préstamos sin intereses de los bancos son ofertados a todo tipo de cliente.
  • Por contra, los préstamos gratis de las compañías crediticias privadas, son solo ofertados a nuevos clientes, con el fin de captarlos y que se vuelvan en clientes habituales en posteriores créditos o préstamos.

Cada uno tiene o no comisiones de apertura

  • Los préstamos sin intereses de los bancos suelen tener una comisión de apertura de en torno al 6% de media. Aunque no tenga intereses, hay que tener en cuenta que, dependiendo de la cifra que se pida, se pagará un tanto por ciento por dicha comisión.
  • Por su parte, los denominados préstamos gratis que ofertan las compañías crediticias privadas no tienen este tipo de comisiones de apertura, ni de estudio ni de formalización.

Cada uno tiene o no elevadas comisiones por prorrogar la devolución

  • Los préstamos sin intereses de los bancos no tienen o disponen de una comisión adicional por si el cliente desea prorrogar alguna cuota por un imprevisto.
  • Por contra, los denominados préstamos gratis que ofertan las compañías crediticias privadas, sí suelen tener, en la mayoría de los casos, unas elevadas comisiones por pedir prórrogas, y peor aún, por impagos.

Cada uno tiene una cantidad máxima para poder solicitar

  • En los denominados préstamos sin intereses de los bancos, aunque se pueden pedir menos cantidad que un préstamo convencional, suelen ofrecer una cantidad máxima en torno a los 3.000-5.000 €.
  • Por contra, los préstamos gratis que ofertan las compañías crediticias privadas, solo ofrecen hasta 300-500 €.

Cada uno tiene un plazo máximo para devolver el dinero

  • En los préstamos sin intereses de los bancos, se puede devolver el dinero hasta en 10-12 meses como máximo, como es el caso de Caixabank y Banco Sabadell.
  • Por su parte, los préstamos gratis que ofertan las compañías crediticias privadas, tienen un plazo máximo de uno o dos meses solamente, como es el caso de Vivus, Creditomás, Dineo y Ferratum Bank.

Cada uno cobra un interés u otro por demora

  • Los préstamos sin intereses de los bancos suelen cobrar un interés por demora en el pago de alguna cuota, pero dicho interés está regulado. Dicha normativa indica que los bancos nunca podrán cobrar más de dos puntos por encima del interés que cobran. Es decir, si el cliente paga un interés por su préstamo del 5%, el interés por demora nunca podrá ser superior al 7%.
  • Por su parte, los denominados préstamos gratis que ofertan las compañías crediticias privadas cobran el interés por demora que consideran oportuno.