1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Date ese capricho que estabas deseando con los minicréditos rápidos

Date ese capricho que estabas deseando con los minicréditos rápidos

minicréditos

Los minicréditos online son préstamos con los que podemos obtener hasta 1.000 euros en 15 minutos para solucionar imprevistos, con una solicitud 100% online, sin papeleos y sin cambiar de banco.

Estos productos financieros suelen ir dirigidos a aquellas personas que tratan de cubrir necesidades de capital urgente y, por lo general, la cantidad habitual concedida por los minicréditos online es entre 300 y 500 euros.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Los minicréditos aterrizaron en España durante 2008. Su demanda creciente atiende al hecho de que puede beneficiarse cualquier persona, sea cual sea su situación, desde quienes no tienen trabajo hasta los que figuran en alguna lista de morosos, como ASNEF o RAI. Su función es la de aportar un extra de solvencia a aquellas personas que no tienen ahorros o no quieren recurrir a ellos para afrontar rápidamente un pago que no tenían previsto.

Uno de los aspectos más destacados de estos préstamos es la velocidad con la que podemos obtener el dinero (15 minutos e incluso menos) y su proceso de contratación, que se ha simplificado enormemente en comparación con los préstamos bancarios tradicionales. El plazo de reembolso de los minicréditos suele ser de un máximo de 30 días, aunque hay algunas entidades que permiten devolver el dinero en un período mayor sin imponen comisiones a los clientes. 

No obstante, hay ciertos aspectos de estos préstamos a tener en cuenta y que requieren solicitarlos de una manera más responsable que otros créditos.

¿En qué situación es recomendable pedir un minicrédito rápido?

Los mini préstamos son productos diseñados específicamente para solventar una situación que requiera una actuación urgente, dado que se nos concede el dinero en cuestión de 10-15 minutos. Si no contamos con solvencia para afrontar un pago imprevisto pero podemos amortizar el pago del minicrédito en los próximos 30 días, estos mini préstamos resultarán una herramienta financiera muy útil. Es importante tener en cuenta que estos productos son una fuente de financiación esporádica y que no se debe recurrir a ellos periódicamente.

Por el contrario, no resulta aconsejable pedir un minicrédito si no estamos seguros de que podremos reembolsarlo en el plazo acordado con el prestamista (un máximo de 30 días en la mayoría de los casos). Además de su corto período de reembolso, los minicréditos tienen un coste muy elevado que ronda el 1,1% diario, por lo que es importante recurrir a ellos sabiendo que se trata de una situación puntual, ya que utilizarlos como vía de financiación habitual puede hacer que desemboquemos en una espiral de deudas.
En definitiva, siempre que recurramos a un minicrédito de manera puntual, con el fin de obtener un extra de dinero para un imprevisto económico y con la seguridad de que podremos devolverlo en el plazo de un mes, la utilidad de estos productos será elevada.

Sin obligación de proporcionar garantías

El proceso para solicitar créditos rápidos es simple y fácil. Simplemente, basta con completar un formulario online con el importe que se desea pedir prestado, elegir el tiempo de pago y hacer clic en enviar o solicitar.

Al tratarse de microcréditos online, se puede realizar el proceso durante las 24 horas del día, es decir, no es necesario esperar hasta el día siguiente a que abra el banco. La gran ventaja de los microcréditos online en relación con los préstamos bancarios ordinarios es que el cliente no se ve obligado a proporcionar una garantía para poder solicitar el préstamo. Esto permite solicitar créditos rápidos sin tener que avalar con inmuebles u otros bienes ni tampoco es necesario hacer tantos trámites ni presentar una gran cantidad de documentos.

Los micropréstamos son perfectos si se necesita financiación aquí y ahora y se quieren evitar complicaciones con un largo período de pago. Se trata de una solución excelente si no deseamos aportar gran cantidad de documentos o responder a preguntas sobre nuestra economía privada y el propósito del préstamo online.

También hay que tener en cuenta que el vencimiento no es el mismo para todos los proveedores de préstamos, que puede variar de 3 a 12 meses hasta de 1 a 10 años.

En el caso de que un imprevisto nos impida pagar el crédito en el plazo acordado con la entidad de mini préstamos, tendremos varias opciones para gestionar el reembolso. Lo principal es contactar con el prestamista e informarle de que no podremos cumplir con el pago en la fecha que figura en el contrato, lo que hará que negociemos con ellos un método de pago adaptado.

La mayoría de compañías están abiertas a este tipo de tratos y una de las opciones más ofertadas por las empresas de capital privado es una prórroga para darnos un tiempo extra. Pedir una prórroga de un minicrédito supone, básicamente, alargar el plazo de reembolso durante una serie de días o semanas para que podamos volver a equilibrar nuestra economía y pagar el préstamo. La extensión del plazo ha de solicitarse antes de que este se extinga el minicrédito, de modo que podamos dejar fijados los términos del contrato antes caer en un impago  supondrá un coste adicional.