1. Crediteria.es
  2. >
  3. Lo más preguntado
  4. >
  5. ¿Cuánto cuesta un préstamo urgente?

¿Cuánto cuesta un préstamo urgente?

prestamo rapido

Un préstamo urgente es una cantidad de dinero que se solicita a una entidad y es ingresado en la cuenta del cliente a los 10-15 minutos de ser aprobada la solicitud. Aunque algunas entidades bancarias ofrecen préstamos urgentes, por lo general son las empresas prestamistas de capital privado quienes conceden una determinada cantidad de dinero en el mismo día de la solicitud.

Las entidades bancarias suelen tardar más tiempo en responder, aunque el dinero también es ingresado el mismo día en que han tomado una decisión. La diferencia está en el tiempo que emplean para estudiar la solicitud y en los requisitos que piden cada una de ellas, siendo las empresas prestamistas más permisivas, dando así más oportunidades a muchas personas para acceder a sus productos financieros.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 21)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Requisitos, condiciones, opiniones… ¡Todo sobre Sol Crédito!
Puntuación: 4.2 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Wandoo: su transparencia es su mayor fuerza
Puntuación: 4.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Un préstamo urgente puede ser de una cantidad de dinero pequeña, algunas empresas pueden prestar menos de 50 euros y hasta un límite de 750, dependiendo de la solvencia del solicitante, y otras prestan cantidades más elevadas a través de sus préstamos personales, pudiendo llegar algunas hasta 60.000 euros o más.

La rapidez con la que se puede contar con el dinero en la cuenta depende de si la cuenta del solicitante pertenece a la misma entidad bancaria con la que trabaja la empresa prestamista de capital privado, del día en el que se ha hecho la solicitud, pues puede haber días festivos, y de la cantidad solicitada. Si se trata de una cantidad menor de 5.000 euros, se puede disfrutar del dinero el mismo día o en 24 horas si son días hábiles, para cantidades superiores a 5.000 euros la empresa tardará un poco más en responder a la solicitud y pedirá más documentación, pero una vez aprobada, también realizará el ingreso en la cuenta de su cliente el mismo día en el que le ha dado una respuesta.

¿Cuánto voy a pagar por un préstamo urgente?

Existen muchas empresas prestamistas de capital privado, cada una de ellas establece el precio de sus préstamos urgentes. Pero, precisamente porque son muchas, no pueden excederse mucho en la diferencia de los intereses que cobran unas y otras, s por lo general en préstamos urgentes pequeños se pagará una media de 30 euros por cada 100 euros a un plazo de 30 días. Esto supone que se pagaría un euro por día, siendo que algunas empresas de capital privado permiten liquidar la deuda antes del plazo acordado, así el precio del préstamo urgente será menor.

En el caso de los préstamos urgentes por un importe más elevado, hasta 6.000 euros y que se pueden devolver hasta en tres años, la media que suelen cobrar las empresas prestamistas de capital privado es de un 3% mensual.

Para importes superiores que se devuelven a través de cuotas durante varios años, al calcular el precio del préstamo se deberá tener en cuenta la TAE que aplica cada entidad, la tasa anual equivalente. Esta tasa determina el precio real del préstamo, en ella están incluidos los gastos de apertura, el interés que se va a pagar cada mes y otros gastos derivados del préstamo. Sin embargo, no incluye los gastos de notaría si los hubiera.

Requisitos para solicitar un préstamo urgente

Cada empresa de capital privado y cada entidad bancaria establece los requisitos que van a solicitar a su cliente para poderle conceder un préstamo urgente. Las entidades bancarias, entre otros requisitos, exigirán que el solicitante cuente con una nómina y que no esté incluido en una lista de morosos. Algunas empresas de capital privado son más permisivas, y no requieren una nómina ni tienen en cuenta la inclusión en ASNEF, dependiendo del motivo. Por lo general, los requisitos que solicitan las empresas prestamistas de capital privado son:

  • Ser mayor de edad y no exceder el límite de edad que cada una de las empresas establece. Para algunas empresas de capital privado la mayoría de edad financiera es a los 21 años, para otras a los 18 y algunas incluso tienen préstamos especiales para estudiantes. En cuanto al límite de edad máximo para acceder a sus productos, cada una de ellas establece sus criterios.
  • Residir en España de manera permanente. En el caso de las personas extranjeras, deberán demostrarlo con la documentación que les requiera el prestamista.
  • Ser titular de una cuenta bancaria perteneciente a un banco situado en territorio español.
  • Contar con unos ingresos regulares suficientes para hacer frente al pago de la deuda sin superar el límite de la capacidad de endeudamiento tras haber hecho frente a los gastos fijos mensuales. Para algunas empresas prestamistas, no es necesario que esos ingresos provengan de una nómina, especialmente si el préstamo rápido es por una cantidad de dinero pequeña, pero sí han de ser regulares y percibirse durante todo el tiempo que dure la vigencia del préstamo.
  • Si se está incluido en ASNEF, se pueden encontrar algunas empresas prestamistas que concederán un préstamo rápido a personas en esta situación. Sin embargo, cada una de ellas establece el importe máximo de la deuda y el motivo, siendo que algunas de ellas solo aceptan personas cuya deuda no supera los 500 euros y otras hasta 2.500 euros. Por lo general, ninguna empresa de capital privado prestará dinero a una persona que se encuentre en ASNEF cuya deuda ha sido contraída por un impago relacionado con un producto financiero.