1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cuándo puedo pedir un anticipo urgente?

¿Cuándo puedo pedir un anticipo urgente?

Según la Ley de los Estatutos de los trabajadores, un empleado puede solicitar un anticipo de su nómina a la empresa por la que está contratado. Sin embargo, la cantidad solicitada tiene limitaciones y es probable que no se reciba en el momento que se ha solicitado. Un trabajador puede solicitar a su empresa que le pague por adelantado el 90% de la cantidad que debería percibir el día de la solicitud por el trabajo ya realizado, no puede pedir todo el sueldo del mes por adelantado antes de haber realizado su trabajo.

Es decir, si el trabajador cobra una cantidad de dinero mensual y solicita un anticipo el día 20, por lo general solo podrá percibir el 90% de la cantidad que corresponde a los 20 días trabajados, aunque la cantidad que la empresa va a prestar vendrá estipulada en el Convenio de los Trabajadores; si no es así es la empresa quien decidirá cuánto dinero va a adelantar a su trabajador. El dinero prestado será descontado de la nómina, no se trata de un préstamo en el que se pagan intereses a la empresa empleadora.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Pero conceder un anticipo de la nómina supone un reajuste en la economía de la empresa, por lo que esta puede poner objeciones y dilatar en el tiempo la concesión de dicho anticipo; si se trata de una necesidad económica urgente puede no ser una solución. También la empresa tiene en cuenta, para dar dinero por adelantado a sus trabajadores, la trayectoria de los mismos en la empresa, la duración de su contrato y el motivo para el cual necesita ese dinero. Los anticipos de nómina que concede una empresa a sus trabajadores siempre serán por la nómina, nunca la parte proporcional de las pagas extra.

Entonces, para conseguir un anticipo urgente, muchas personas recurren a las empresas de capital privado, las cuales pueden anticipar una gran parte de la nómina. Lo hacen de inmediato y no es necesario dar explicaciones sobre el destino del dinero.

¿Quién puede solicitar un anticipo urgente?

Los trabajadores con contrato pueden solicitar un anticipo de la nómina a su empresa, también las personas que deben percibir una pensión de alimentos para sus hijos y no la perciben, pueden solicitar un anticipo al Estado a través del Fondo de Garantía de Alimentos, siempre y cuando presenten la solicitud y reúnan los requisitos exigidos. También las personas que cobran una pensión podrán pedir un anticipo, generalmente a los bancos y las cajas de ahorros aunque, dependiendo del colectivo al que pertenezcan, pueden tener otras vías para solicitar un anticipo.

Sin embargo, estos anticipos, aunque resultan más baratos, no se recibirán el mismo día de la solicitud, por lo que si se trata de una situación urgente lo mejor es recurrir a las empresas de capital privado. Siempre se ha de tener en cuenta que recurrir a un prestamista privado es una solución puntual, que se han de comprender todas las cláusulas del acuerdo que se acepta y que el dinero deberá ser devuelto el día acordado pues, de lo contrario, la solución puede volverse un problema. También es necesario informarse de si la empresa de capital privado a la que se le solicita una cantidad determinada de dinero permite que sea devuelto antes de la fecha de vencimiento, pues este tipo de créditos ha de devolverse en pocos días, por lo que los intereses se contabilizan por días, cuanto menos días menos intereses se pagarán.

Tipos de anticipos de nómina o pensión

Las entidades financieras ofrecen a sus clientes distintos tipos de anticipos de nómina o pensión, por lo general, para solicitarlo en una entidad bancaria será necesario domiciliar dicha nómina o pensión en la entidad, o algún recibo. Existen varias soluciones para solicitar un anticipo urgente:

  • Anticipo de nómina o pensión.

La cantidad concedida puede ser la equivalente a 1 nómina o más, el plazo de devolución no suele ser superior a 6 meses, dependiendo de la cantidad. Para concederlo, por lo general la nómina o pensión deberá estar domiciliada en la entidad bancaria unos meses antes. No se paga interés, pero sí comisión de apertura, que puede ser de hasta el 3% de la cantidad solicitada. En el caso de retrasarse en los pagos, los intereses serán muy elevados.

  • Préstamo nómina

Es posible solicitar una cantidad más elevada y el plazo de devolución es más amplio. Se pagan intereses y comisiones de apertura.

  • Crédito nómina

Se puede solicitar el equivalente a entre 3 y 6 nóminas, el plazo de devolución es hasta 12 meses y el tipo de interés es más bajo que el de un préstamo personal.

  • Microcréditos con nómina o pensión

Por lo general, y dependiendo de la empresa prestamista, son los más rápidos en ser concedidos. Algunas de ellas lo aprueban en 10 minutos y el dinero será recibido el mismo día, dependiendo de la entidad bancaria con la que trabaja la empresa y el solicitante. Los intereses son más elevados que los que cobra una entidad bancaria, pero también ofrecen más facilidades para acceder a sus productos.

Además de no ser necesario cambiar de banco, muchas empresas de capital privado conceden créditos, préstamos y microcréditos a personas que se encuentran incluidas en una lista de morosos, algo que las entidades bancarias no hacen. Tampoco es necesario dar explicaciones sobre el destino del dinero y con la mayoría de ellas se puede negociar una prórroga en la devolución del dinero, siempre y cuando se informe a la empresa de capital privado de la necesidad de esa prórroga antes de que venza el plazo de devolución.