1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cuándo debo pedir una reunificación de deudas?

¿Cuándo debo pedir una reunificación de deudas?

foto reunificacion cuentas

Solicitar un crédito para pagar otro es entrar en una espiral de endeudamiento innecesario. Sin embargo, en ocasiones, es necesario solicitar varios créditos, ya sea para comprar una vivienda o para invertir en un negocio. El endeudamiento siempre debe ser responsable y absolutamente necesario, pero puede suceder que no se ha planeado bien la forma de devolver un crédito o que la vida, que es cambiante, traiga circunstancias que hacen que no sea posible afrontar una deuda o varias. Es entonces cuando se recurre a la reunificación de deudas.

¿Qué es la reunificación de deudas?

La reunificación de deudas funciona como una hipoteca, por lo que será necesario disponer de un bien a hipotecar. La entidad a la que se solicita hace un estudio de todas las deudas a las que debes hacer frente, sean hipotecarias o no. Si también se cuenta con una hipoteca, será incluida en las deudas que se deben saldar.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

La entidad se hará cargo de liquidar todas las deudas, pero solo lo hará por un importe no superior al 80% del valor del bien hipotecado. De ese modo, dependerá de la cantidad de deudas que tenga el solicitante y del valor que tenga el bien que hipoteca el poder acogerse a una reunificación de deudas, ya que no se puede elegir liquidar unas y otras no. La entidad liquidará todas las deudas, incluida la hipoteca si la hubiera, y negociará una nueva hipoteca, con un nuevo plazo de tiempo para devolver el dinero y unos nuevos intereses.

Así, el cliente solo pagará una cuota al mes, en lugar de pagar varias por los distintos préstamos e hipotecas. Esto proporcionará una mayor tranquilidad y desahogo económico, ya que dispondrá de más dinero cada mes, pero debe ser consciente de que pagará durante más tiempo y, por lo tanto, la cantidad de dinero que devolverá será mayor a las deudas que tenía.

¿Cuándo solicitar una reunificación de deudas?

Antes de solicitar una reunificación de deudas, es necesario saber con exactitud qué cantidad de dinero se debe en total, incluyendo los gastos de cancelación anticipada de los créditos e hipotecas. Todos los créditos que se puedan cancelar antes de solicitar la reunificación de deudas, serán un gasto menos en la nueva hipoteca y se ahorrará así algún dinero. Cuando se firma el contrato de un préstamo o crédito, y el de una hipoteca, existen unas cláusulas que pueden variar de una entidad a otra y de un producto financiero a otro.

Es necesario conocerlas para saber cuánto dinero se pagará exactamente por cancelar la deuda y la gestión de la operación. Así mismo, la nueva hipoteca también conllevará unos gastos de gestión, que deberán ser calculados para saber si vale la pena embarcarse en esta nueva deuda.

Aunque la cuota que se deba pagar será una única al mes y por menos dinero del que se pagaba haciendo frente a varios préstamos, también se deberá tener en cuenta que a la larga se va a pagar más dinero por todas las deudas y durante más tiempo que si se hubiesen podido cancelar algunos préstamos. Sin embargo, cuando ya no existe posibilidad de hacer frente a varios pagos mensuales, siempre es mejor recurrir a una reunificación de deudas antes que entrar en mora y perder los bienes.

Se deberá saber el valor real del bien hipotecado, ya que los bienes pierden valor con el paso de los años. Si compraste una vivienda hace diez años, en la actualidad no tendrá el mismo valor y, recordemos, la nueva hipoteca para la reunificación de deudas no será mayor al 80% del valor del bien que se hipoteca. Este bien responde como un aval, como sucede con todas las hipotecas. Si la operación se realiza a través de una agencia mediadora, ésta cobrará las tarifas que estipulen.

Requisitos para poder solicitar una reunificación de deudas

Los requisitos para solicitar una reunificación de deudas son los mismos que cuando se pide una hipoteca: tener una nómina demostrable y capacidad para hacer frente a la deuda a largo plazo. Dependiendo de la entidad, también será necesario contar con un aval. Sí es necesario, en todos los casos, contar con un inmueble, que es el que se va a hipotecar.

Del valor de ese inmueble dependerá la cantidad de dinero que la entidad esté dispuesta a prestar para liquidar todas las deudas, y no será superior al 80% de su valor.

Las entidades bancarias no concederán una reunificación de deudas a aquellas personas cuyos datos se encuentren incluidos en ASNEF. En esos casos, es posible recurrir a las empresas prestamistas de capital privado, ya que algunas de ellas sí las conceden. Sin embargo, lo harán con algunas condiciones, entre ellas se debe contar con un inmueble libre de cargas. Las condiciones dependerán de cada empresa prestamista.Cuando ya se han calculado todas las deudas y el importe que se va a pagar por ellas, es necesario comparar entre varias entidades, ya sean bancarias o de capital privado, y negociar con ellas la reunificación de deudas antes de tomar una decisión. Nunca se debe olvidar que, aunque va a ser un alivio pagar una sola cuota, es un compromiso que se adquiere durante unos años.