1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. ¿Cuál es el significado de minicréditos nuevos?

¿Cuál es el significado de minicréditos nuevos?

Los tiempos han cambiado, con ellos las necesidades de la población y a ellas se han adaptado las entidades de crédito, tanto las bancarias como las de prestamistas de capital privado pasando por las financieras. Cada una de ellas tiene unas características distintas y exigen un tipo de requisitos para acceder a sus minicréditos, desde una tarjeta bancaria a un crédito rápido que en ocasiones y dependiendo de la entidad que nos presta el dinero puede ser devuelto sin intereses.

¿Qué son los minicréditos?

Se trata de créditos de pequeñas cantidades de dinero, generalmente no superan los 1.000 euros, que se conceden de manera rápida y muchas veces aportando poca documentación. Para muchas personas es la única manera de conseguir dinero en un momento puntual; sin embargo, se ha de tener en cuenta que los intereses de estos minicréditos suelen ser más elevados que los que se conceden en una entidad bancaria. No devolver un minicrédito, aunque se trate de un crédito sin intereses, hará que el solicitante se endeude considerablemente.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

En España, los minicréditos, hasta no hace mucho, eran concedidos a personas que querían empezar un nuevo negocio, en su mayoría se trataba de mujeres e inmigrantes que necesitaban ese dinero para empezar su emprendimiento. Con el tiempo y debido a los tiempos convulsos económicamente, este tipo de créditos se ha extendido a la población general, siendo un producto al que acuden tanto trabajadores como jubilados, personas en desempleo o emprendedores.

Para adaptarse a los nuevos tiempos y a la nueva economía de la población se han creado varios tipos de minicréditos nuevos, estos pueden ser concedidos por distintas entidades.

Entidades que conceden minicréditos

  • Entidades bancarias. Conceden minicréditos a través de sus productos como pueden ser una financiación, una tarjeta de crédito o un adelanto de la nómina.
  • Entidades de capital privado. Prestamistas que conceden pequeños créditos generalmente a personas que tienen dificultades para acceder a los productos bancarios.
  • Entidades sociales. El dinero procede de otras personas físicas o jurídicas.
  • Entidades sociales cuyos préstamos proceden de donaciones y subvenciones.

Tipos de minicréditos nuevos

Muchos minicréditos nuevos se ofrecen sin intereses. Sin embargo, se ha de tener en cuenta y comprender perfectamente la letra pequeña de estos contratos. En algunos casos se concede un mincrédito sin intereses cuando se es un nuevo cliente de una entidad privada de crédito. Estos créditos deben ser devueltos en un plazo corto de tiempo y, en el caso de no ser así, la deuda adquirida puede superar mucho al crédito inicial. En cuanto a otros créditos y préstamos que son ofrecidos sin intereses, efectivamente, no se pagarán intereses, pero sí las comisiones. Así, en el mercado financiero de España encontramos varios productos:

  • Minicréditos sin intereses. Se trata de créditos pequeños en los que no se pagan ni intereses ni comisiones si se cumple la condición de ser cliente nuevo de la entidad. Se pueden solicitar entre 50 y 1.000 euros pero deberán ser devueltos en el plazo de un mes. La mayoría de las entidades que ofrecen estos créditos no prestan un importe superior a los 300 euros la primera vez ya que, debido al riesgo que corren en caso de impago, deben asegurarse de no arriesgar demasiado.
  • Créditos al consumo. Los conceden los grandes almacenes, concesionarios o compañías de teléfonos. Su finalidad es que el cliente adquiera sus productos, de modo que el importe del crédito está destinado íntegramente a una compra determinada. Muchos de estos créditos no conllevan el pago de intereses y han de ser devueltos entre 3 y 24 meses.
  • Tarjetas de crédito. Mayoritariamente las conceden las entidades bancarias, el importe del dinero del que se puede disponer queda acordado con el banco. En algunos casos el dinero se devuelve al mes siguiente y en otros se puede fraccionar la deuda. Depende de la entidad y de los ingresos del solicitante.

Cuánto voy a pagar por un minicrédito

Cuando se comparan mincréditos entre distintas entidades lo normal es que nos fijemos en la cuota a pagar cada mes y nos decantemos por el que nos va a salir más barato. Sin embargo, ¿realmente sabemos qué estamos pagando y si es más barato? De ahí deriva la importancia de estar totalmente informados antes de firmar el contrato de un minicrédito, o de cualquier tipo de préstamo, y asegurarnos que lo comprendemos.

El TIN y la TAE

  • El TIN, Tipo de Interés Nominal, es el precio que nos van a cobrar por prestarnos el dinero. Se trata de una valoración general que no tiene en cuenta la comisión, el tiempo estipulado para devolver la cantidad prestada ni cada cuánto vamos a pagar, tampoco otros gastos derivados de la operación. De ese modo, el TIN puede ser calculado en base a lo que nos costaría un crédito durante un año, pero no calcula la posibilidad de devolverlo en algunos meses o de una sola vez. Si la cantidad que señala el TIN se refiere a un interés nominal anual, es necesario dividir esa cantidad por 12. Aún así, siguen sin estar incluidos los otros gastos.
  • La TAE, Tasa Anual Equivalente, calcula incluyendo las comisiones, la frecuencia de los pagos, las comisiones por cancelación o amortización y otros gastos que pudiesen haber. En el caso de préstamos más elevados, como puede ser una hipoteca, la TAE no incluye gastos de notaría o impuestos.

En el caso de los minicréditos, debido a la inmediatez de su concesión y la rápida devolución, el tipo de interés suele ser más elevado que el de los créditos concedidos por los bancos o los créditos que se pueden devolver en más tiempo.