1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Créditos sin nómina ni aval: ¡una absoluta maravilla!

Créditos sin nómina ni aval: ¡una absoluta maravilla!

creditos sin nomina ni aval

El no disponer de una nómina o no tener un aval, no tienen que ser necesariamente grandes impedimentos. ¡Todo lo contrario! ¡Los créditos sin nómina ni aval son una absoluta maravilla!

Primera ventaja: sin nómina

No trabajar por cuenta ajena y no tener una nómina, no tiene que ser necesariamente un requisito para poder optar por este producto financiero. Muchas personas perciben unos ingresos regulares y fijos sin trabajar. Por ejemplo: un pensionista, una persona que se encuentre en paro y cobre por desempleo, un autónomo que facture, una persona que tenga uno o varios inmuebles alquilados, etc.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Si tienes ingresos por otra vía que no sea una nómina, ¡los créditos sin nómina ni aval son tu solución!

Segunda ventaja: sin aval

El tener que disponer de una tercera persona (padres, familia, amigos…) que te avalen para poder solicitar un crédito, ahora no es problema. ¡Deja atrás serios compromisos con el aval y no des explicaciones!

¿Tienen requisitos especiales los créditos sin nómina ni aval?

Aunque no se pida una nómina como fuente principal de ingresos, o un aval (tercera persona) para que se nos conceda el crédito, sí debes tener unos ingresos periódicos, alargados con el tiempo, justificables y suficientes para hacer frente a la devolución del crédito. Además de que los ingresos cumplan todos estos requisitos, deberás ser mayor de edad, disponer de una cuenta bancaria a tu nombre, y residir en España de forma permanente.

¿Quiénes pueden optar por los créditos sin nómina ni aval?

Los créditos sin nómina ni aval están dirigidos a toda clase de clientes, pero los que más optan por este producto financiero son: los autónomos, los pensionistas, los propietarios de inmuebles alquilados, y las personas que se encuentran en paro y cobran una prestación por desempleo.

¿Cuáles son mayoritariamente los denominados créditos sin nómina ni aval?

Existen varios tipos de créditos que tienen como ventajas principales que los clientes no tienen que tener necesariamente una nómina como fuente principal de ingresos, o que dispongan de un aval como tercera persona.

Estos pueden ser: minicréditos (hasta 750 € a devolver entre 1 mes a 2 meses); créditos rápidos (hasta 15.000 € a devolver en máximo 6 años), y los préstamos personales (hasta 300.000 € a devolver en máximo 20 años). También existen préstamos con garantía hipotecaria, en el que el requisito principal es que el inmueble de garantía esté libre de cargas. Este producto financiero se ofrece a los clientes que solicitan una gran cantidad de dinero.

Créditos sin nómina ni aval indicados especialmente a los autónomos, pensionistas y personas que cobren prestación por desempleo

  • Minicrédito Vivus: conceden entre 50 € a 300 €, a devolver en máximo 1 mes, y con un TAE máximo del 2.229,80%.
  • Minicrédito QuéBueno: conceden hasta 300 €, a devolver en máximo 1 mes, y con un TAE máximo del 2.424,60%.
  • Minicrédito Wonga: conceden entre 50 € a 300 €, a devolver en máximo 2 meses, y con un TAE máximo del 439%.
  • Minicréditos MoneyMan: conceden entre 50 € a 400 €, a devolver en máximo 2 meses, y con un TAE máximo del 3.112,64%.
  • Minicrédito Kredito24: conceden entre 75 € a 750 €, a devolver en máximo 1 mes, y con un TAE máximo del 3.752,37%.
  • Minicrédito PepeDinero: conceden entre 50 € a 250 €, a devolver en máximo 1 mes, y con un TAE máximo del 9.241%.
  • Crédito Proyecto Cofidis: conceden entre 4.000 € a 15.000 €, a devolver en máximo 6 años, y con un TAE máximo del 18,43%.
  • Crédito Directo Cofidis: conceden entre 500 € a 4.000 €, a devolver en máximo 3 años y 5 meses, y con un TAE máximo del 24,51%.
  • Crédito rápido Zaplo: conceden entre 300 € a 800 €, a devolver en máximo 24 meses, y con un TAE máximo del 127,80%.
  • Crédito rápido Creditea: conceden entre 100 € a 3.000 €, a devolver en máximo 3 años, y con un TAE máximo del 381,88%.
  • Préstamo Personal Cetelem: conceden entre 3.000 € a 50.000 €, a devolver en máximo 8 años, y con un TAE máximo del 14,92%.
  • Préstamo con garantía hipotecaria SuizaInvest: conceden entre 5.000 € a 300.000 €, a devolver en máximo 20 años, y con un TAE máximo del 17,23%.
  • Préstamo P2P Younited Credit: conceden entre 1.000 € a 40.000 €, a devolver en máximo 6 años, y con un TAE máximo del 15,62%.
  • Préstamo personal EVO Finance: conceden entre 3.000 € a 30.000 €, a devolver en máximo 8 años, y con un TAE máximo del 19,56%.

¿Cómo se solicitan los créditos sin nómina ni aval?

De una forma muy sencilla y cómoda: por Internet. Dependiendo de la cantidad de dinero que necesitemos, y siempre y cuando cumplamos con los requisitos establecidos e indicados arriba, deberemos solicitar un tipo u otro de crédito sin nómina ni aval.

Es conveniente comparar y hacer una simulación de nuestro crédito en la página web de cada compañía crediticia, para valorar y escoger el más indicado a nuestras necesidades.

Una vez elegido el mejor, podremos hacer una solicitud del crédito, normalmente a través de un formulario online en la web privada de la compañía.

El gestor analizará nuestro caso, entrando en ficheros de datos como los de morosidad y  comportamiento de devolución de otros préstamos anteriores, para aceptar o rechazar nuestra solicitud.

Tras la recepción del contrato y devolución de éste firmado, en pocos minutos se tendrá el dinero en la cuenta bancaria. ¡Así de fácil!