1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Créditos fáciles: qué cosas a tener en cuenta para conseguir un préstamo de forma sencilla

Créditos fáciles: qué cosas a tener en cuenta para conseguir un préstamo de forma sencilla

Todos los días miles de búsquedas en Internet apuntan hacia una misma dirección: ¿cómo conseguir un crédito fácil?

No obstante, el término “fácil” siempre es una cuestión bastante subjetiva que va ligada a varias variables: ¿un crédito es fácil porque sus condiciones son favorables? ¿O porque es relativamente sencillo que nos lo acepten en la entidad en cuestión?

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Desde un primer momento, ya te adelantamos que los tipos de crédito más fáciles de conseguir que existen hoy en día en el mercado son los micropréstamos rápidos, y lo son debido a varias cuestiones.

Sin embargo, como todo en este mundo, este tipo de producto financiero también cuenta con algunas luces y sombras. En otras palabras, es necesario tener varios puntos claros antes de decantarse por un préstamo de este tipo.

En el artículo de hoy no solo te contaremos cuáles son los créditos fáciles, sino que además, te explicaremos toda su letra pequeña para que lo tengas todo bien claro antes de solicitar uno de estos préstamos.

  • Aceptación: una de las métricas que más determina que un crédito sea fácil es precisamente su ratio de aceptación. Es decir, si de cada 10 personas que solicitan un préstamo, 9 lo consiguen, estaremos de hablando de un ratio de aceptación del 90%, que por cierto, es bastante alto. Los microcréditos rápidos cuentan con un ratio de aceptación muy alto en comparación a los préstamos tradicionales de los bancos por una sencilla razón: sus condiciones y requisitos son mucho menos estrictos. Muchas de estas entidades de crédito aceptan a usuarios con deudas, sin importar si se encuentran dentro de una lista de morosos. Por otra parte, no es necesario justificar la razón del préstamo, a diferencia de lo que ocurre en los bancos. En los préstamos tradicionales se suele hacer un estudio de la liquidez y viabilidad del cliente, consultando en historiales de morosos y estudiando la relación de ingresos y gastos que tiene la persona para valorar si va a ser capaz de devolver el préstamo en el tiempo estipulado. Esto añade bastante tiempo a todo el proceso, además de bajar el ratio de aceptación de las solicitudes.
  • Trámite: cuando un trámite es rápido, es también más fácil y sencillo para el cliente. En el caso de los microcréditos, estaremos hablando de procedimientos de tan solo unos pocos minutos. Por otra parte, no se suele requerir demasiado papeleo para este tipo de préstamos, tan solo con una foto del DNI/NIE, un comprobante del banco para demostrar un ingreso recurrente y un número de una cuenta corriente nacional será más que suficiente. En el caso de un préstamo bancario, estaríamos hablando de horas y más horas de rellenar formularios y solicitudes, lo que obviamente, hace que los trámites sean tediosos y mucho más largos.
  • Ingreso del dinero: por último, está el factor de tiempo en el que se tarda en ingresar el dinero. Para un microcrédito rápido, lo normal es que si pertenecemos al mismo banco que la propia entidad, en poco más de 10 minutos lo tengamos en nuestra cuenta corriente. Cuando se trata de bancos distintos, el proceso de ingreso puede alargarse hasta las 48 horas, aunque sigue siendo muchísimo más rápido que en los créditos y préstamos de los bancos.

¿Por qué son tan fáciles de solicitar los micropréstamos rápidos?

Llegados a este punto, la duda principal de los clientes es, ¿dónde está el truco? ¿Cómo puede ser que una entidad de Internet me acepte un crédito en 10 minutos y me lo ingrese al instante en mi cuenta corriente sin pedirme explicaciones de ningún tipo? La respuesta es muy sencilla: sus condiciones e intereses no son tan favorables como en el caso de un banco. Además de este factor tan importante, estas son las otras razones principales:

  • Créditos de pequeñas cantidades: el importe máximo de solicitud de este tipo de producto financiero ronda los 800 euros. A diferencia de los bancos, que el mínimo suele empezar en 1.000 euros para un préstamo de razón personal. Es decir, cuanto menos dinero se preste, menos riesgo existe para la entidad. Además, una cantidad de esas características es fácilmente reembolsable y no compromete la economía del individuo.
  • Intereses mucho más altos: al ofrecer este tipo de créditos sin aval ni prácticamente garantías, la entidad de micropréstamos se asegurará de que el intercambio de servicios merezca la pena, aplicando unos intereses bastante más altos que los de los bancos.
  • Pagos únicos y en muy poco margen: la mayoría de los préstamos suelen devolverse a plazos. Esto no ocurre con los microcréditos, los cuales deben amortizarse en un solo pago y en un escaso margen de un mes.

Como verás, un micropréstamo rápido puede ser una buena solución si necesitamos dinero de forma urgente en un momento puntual. No obstante, a pesar de sus muchas facilidades, también cuenta con varias limitaciones e inconvenientes.