1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Crédito ya con las apps de préstamos rápidos

Crédito ya con las apps de préstamos rápidos

Consigue tu crédito al instante a través del móvil

Si desde hace ya algún tiempo solicitar un crédito online era rápido, fácil y seguro, en la actualidad, y desde hace unos años, ya se puede hacer incluso desde el teléfono móvil gracias a las apps de préstamos rápidos. Y es que las empresas de capital privado y los bancos se han dado cuenta de que muchas de las personas que solicitan créditos rápidos tienen menos de 35 años, por lo que están habituadas, y forma parte de sus vidas, a realizar muchas acciones a través de sus teléfonos móviles.

Es evidente que la gente demanda rapidez, facilidad y comodidad para realizar todo tipo de trámites, y también para solicitar un crédito o un préstamo.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 4 (Número de puntuaciones: 20)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.6 (Número de puntuaciones: 17)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Luna Credit
Puntuación: 4.5 (Número de puntuaciones: 2)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Cada vez más, tanto los bancos como las empresas de capital privado ofrecen mayores facilidades a sus clientes para solicitar un crédito o un préstamo en cualquier momento y lugar en el que se encuentren. Si cuentas con un smartphone que tenga iOS o Android, puedes descargarte las aplicaciones que tienen disponibles para sus clientes o posibles clientes.

¿Cómo funcionan las apps de préstamos rápidos?

Su funcionamiento es sencillo, no se tienen que enviar documentos y la respuesta en rápida, del mismo modo que ocurre cuando se solicita un préstamo rápido a través del ordenador. El programa irá guiando al cliente indicándole qué datos necesita introducir, las condiciones son las mismas que fija la empresa para un crédito solicitado por otro medio y el cliente recibirá la respuesta en cualquier lugar en el que se encuentre.

Por lo general, estas apps están disponibles por las empresas de forma gratuita. También existen apps para comparar distintos productos financieros, algo que es muy recomendable hacer antes de decidirse por una empresa de capital privado o banco. También hay páginas que permiten esto.

En el caso de las entidades financieras, a través de la app ofrecen sus créditos y préstamos a personas que no son clientes del banco, lo que da más oportunidades tanto al banco como a las personas que necesitan este tipo de productos financieros.

A través de la aplicación, el cliente sabrá el estado de su préstamo o crédito. También tendrá la opción de ampliar el plazo de devolución, para lo cual deberá consultar cuánto más va a pagar por dicho aplazamiento. Podrá solicitar una cantidad adicional, dependiendo de la empresa prestamista y de la cantidad que se le haya concedido, y automatizar el pago. Todo ello, depende de a qué empresa se le haya solicitado el dinero a través de una aplicación, pero, en general, son las acciones que se pueden realizar.

Requisitos para solicitar un crédito rápido

Los términos crédito y préstamo suelen utilizarse por igual, sin embargo, no se trata del mismo producto financiero y es necesario tenerlo en cuenta en el momento de solicitar uno de los dos.

El crédito es una cantidad de dinero pequeña que se concede para que el cliente pueda hacer frente a un imprevisto puntual, el préstamo es una cantidad de dinero más elevada que se concede para llevar a cabo algún proyecto, realizar un viaje, adquirir un bien o cualquier otra cosa que requiera una cierta cantidad de dinero.

Los créditos son de más fácil acceso, en el caso de los créditos rápidos se pueden solicitar cantidades pequeñas, desde los 50 euros, dependiendo de la empresa prestamista, hasta el límite que fije la misma.

Los requisitos para solicitar un crédito rápido son:

  • Ser mayor de edad. Si se tiene menos de 21 años, se deberá consultar la edad que fija como mayoría de edad financiera la empresa
  • No exceder el límite de edad estipulado por la empresa prestamista. Para algunas empresas, ese límite de edad es de 75 años
  • Contar con un DNI o NIE que certifique la residencia permanente en España
  • Contar con unos ingresos mensuales que permitan hacer frente a la deuda. La empresa prestataria solicitará saber cuáles son los ingresos y cuáles los gastos fijos del solicitante. Para muchas empresas de capital privado, esos ingresos no tienen que provenir necesariamente de una nómina, para otras sí
  • Tener una cuenta bancaria en un banco de España a nombre del solicitante. Si se tiene acceso a la cuenta a través de la banca online, los trámites se agilizarán rápidamente si la empresa prestamista trabaja con Instantor
  • En el caso de estar incluidos en una lista de morosos, se deberá consultar qué empresas prestamistas aceptan esta condición, pues no todas la aceptan. En el caso de permitir solicitar un crédito estando incluido en el Asnef, se ha de tener en cuenta que, aunque acepten clientes con deudas, cada empresa tiene sus condiciones para hacerlo.

Algunas fijan el límite de la deuda en 1.000 euros, otras por un capital más alto. Generalmente, no aceptan a clientes que tengan una deuda impagada a causa de un producto financiero, ya sea a un banco o a una empresa de capital privado.

  • Ser responsable. Aunque se dan muchas facilidades para acceder a los créditos rápidos, es necesario hacerlo de manera responsable. Estos productos están creados para casos puntuales en los que se necesita dinero, no como una forma de financiación mensual.