1. Crediteria.es
  2. >
  3. >
  4. Consejos para cobrar facturas impagadas

Consejos para cobrar facturas impagadas

cómo cobrar facturas impagadas

La morosidad es uno de los grandes males de las empresas españolas. Los impagos suponen riesgos de operatividad para empresas, PYMES y autónomos, que en el peor de los casos, puede provocar un cierre de puertas por la falta de liquidez.

El problema se agrava en España al no existir una ley de recobro extrajudicial de deudas, como sí la hay en otros países europeos. Entonces, ¿cuáles son las opciones que tienen las PYMES y los autónomos para cobrar esas facturas? Una de las soluciones es contratar empresas de cobro de impagados, que se encargan de toda la gestión de recobro.

¿Por qué solicitar préstamos con Vivus?
Puntuación: 3.9 (Número de puntuaciones: 19)
Cantidad: 200 € / 1000 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 200 €
Coste del préstamo: 0 € TAE 0%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Olvídate de los problemas financieros con Qué bueno
Puntuación: 2.3 (Número de puntuaciones: 15)
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 259 €
Coste del préstamo: 59 € TAE 2266%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional
Cantidad: 200 € / 300 €
Plazo del préstamo: 30 / 30 días
Importe a devolver: 266 €
Coste del préstamo: 66 € TAE 3113%
Aplazamiento de la fecha de pago
Costes por demora
Información adicional

Otra de las opciones es tener un seguro de crédito. Se trata de una póliza de seguro que se hace cargo de un alto porcentaje de la deuda. Entre sus servicios, se encuentra el análisis del riesgo del cliente para así disminuir la incidencia de deudas futuras. La parte negativa de este servicio es el coste que conlleva contratar un seguro de crédito, en ocasiones inalcanzable para pequeñas empresas.

Recomendaciones a la hora de cobrar facturas impagadas

Hay algunas recomendaciones para cobrar las facturas impagadas:

  1. Dale a tu factura un aspecto profesional

No dejes que el aspecto de tu factura sea poco profesional. Hazla vistosamente importante y diferenciada, para que en el momento de pagar, inconscientemente le den prioridad sobre otras facturas pendientes en la cola.

  1. No dejes pasar el tiempo de la deuda

No debes descuidar el cobro de facturas impagadas. En estos casos, el tiempo es tu peor enemigo pues, mientras más días transcurren, mayores son las probabilidades de que esa factura no se cobre. Es muy importante hacer un seguimiento de los impagos, vigilar las facturas que están por vencer y, si llegan a impago, iniciar de inmediato las acciones de recobro.

  1. Reclama amistosamente las facturas impagadas

Hay que tener en cuenta que, antes de realizar la reclamación de una factura por vía judicial, se deben agotar todas las instancias posibles por la vía amistosa. Además, se debe revisar que la deuda existe y es fiel para poder reclamarla porque, de lo contrario, podría llegarse a un cobro ilegal.

Contacta con el deudor y ofrécele opciones de pago y plazos flexibles para la devolución del dinero. En estos casos, a veces es necesario negociar con el deudor directamente una solución práctica y que satisfaga a todos. Incluso, para llegar a un acuerdo amistoso, es necesario hacer muchos intentos y ofrecer esta alternativa de pago a plazos de acuerdo a la capacidad de pago del deudor.

Si, finalmente, has intentado todas las vías amistosas y no ha sido posible llegar a unacuerdo, hay dos métodos a través de notario que ayudan a aumentar la presión sobre el deudor, sin que sea necesario llegar a la vía judicial:

  1. El requerimiento notarial: es un acta notariada donde el acreedor le notifica al deudor la existencia efectiva y real de una deuda y le insta a pagarla.
  2. El procedimiento monitorio notarial: además del acta, se añade la potestad para iniciar una demanda judicial ejecutiva para proceder a solicitar el embargo de los bienes del deudor.
  3. Envía cartas de cobro

Las cartas o notificaciones de cobro son una excelente herramienta para invitar amistosamente al cliente a pagar. Estas notificaciones deben estar acompañadas con una estrategia de llamadas donde se le informe al deudor la deuda y las opciones de pago que tiene.

  1. Flexibilidad de pago

Ofrecer soluciones al deudor siempre ayuda a cobrar facturas impagadas. En las llamadas, se le pueden ofrecer alternativas o soluciones para que el deudor vea la facilidad en el pago y pueda saldar la deuda.

  1. No acosar a los clientes

Es imperativo conocer si el cliente moroso quiere pagar la deuda y no puede por dificultades económicas o si no la quiere pagar bajo ningún concepto. Si es por el primer caso, se deben realizar llamadas de cobro donde se le informen de sus alternativas y facilidades para pagar, pero, en ningún caso, se le debe agobiar porque puede resultar contraproducente a cuanto a su voluntad de pago.

De cualquier manera, se debe averiguar el motivo real del impago y después realizar un estudio de la viabilidad para cobrar la factura impagada, como mencionamos antes, mediante un acuerdo amistoso. Para lograrlo, es importante examinar cinco puntos clave:

Causas reales del impago

  • Si el deudor tiene voluntad para pagar
  • Qué comportamiento ha tenido con los pagos en el pasado

  • La solvencia económica real del deudor

  • Cuál es su liquidez y la capacidad que tiene para pagar

  1. Deja constancia de la reclamación de tu factura

Cuando se reclama un impago, es muy importante que quede constancia de ello mediante un proceso monitorio para el cobro de deudas o mediante vía judicial.

  1. Contrata una empresa de cobro de impagos

Si no tienes idea de cómo cobrar una factura impagada, contrata una empresa de cobro de impagos. Estas empresas conocen la ley y las mejores formas de reclamar un impago, además tienen la experiencia necesaria en el tema y cuentan con varias modalidades para cobrar una factura.